Nacional > INFORME

ANEP analiza eliminar la repetición en educación media y crear grupos multigrado

Un documento señala que la retención de estudiantes en el grado es un "vestigio del viejo sistema académico"

Tiempo de lectura: -'

26 de marzo de 2018 a las 05:00

Eliminar la repetición, crear grupos multigrado y sustituir los exámenes por otro tipo de "instancia reparatoria" son algunas de las medidas que considera la ANEP para mejorar el pasaje de los estudiantes por el sistema educativo, sobre todo en Secundaria y UTU.

Estas y otras medidas que están siendo evaluadas por las autoridades están incluidas en el documento "Regímenes de pasaje de grado en el marco de una educación para todos", realizado por el subdirector de Planificación Educativa, Antonio Romano, quien se refiere a la repetición como un "vestigio del viejo régimen académico".

Dicho documento, fechado el 12 de octubre de 2017, al que tuvo acceso El Observador, se enmarca dentro de la discusión que la ANEP está llevando a cabo sobre la pertinencia de la repetición en el sistema educativo. De hecho, el Consejo de Educación Inicial y Primaria anunció hace semanas que dará un partida extra de dinero a las escuelas que limiten la repetición a tercero y sexto de escuela.

Por su parte, el Consejo de Educación Secundaria (CES) activó este año un plan para reducir la repetición en el ciclo básico, por el cual, el alumno que en febrero deba todavía tres materias, podrá cursar ese año únicamente las asignaturas pendientes y el fallo de pasaje de grado quedará en suspenso.

Además de proponer alternativas a la repetición, el documento de la ANEP compara los resultados educativos de Uruguay con los de otros países de América Latina, en base a datos de la Unesco, y manifiesta su preocupación al respecto.

En este sentido, señala que el acceso a la educación media en Uruguay es semejante al de Argentina y Chile. Mientras que en Uruguay y Argentina el 89,8% de los jóvenes de entre 20 y 22 años llegaron a la educación media, en Chile lo hizo el 97,8%.

No obstante, observa que en cuanto a los egresos, Uruguay se encuentra "muy por debajo de los demás países". De hecho, mientras que en Uruguay el 38,9% de los jóvenes logra finalizar el nivel medio (sexto de liceo), en Argentina lo hace el 70% y en Chile, el 86,7%.

Se agrega incluso que los niveles de egreso de Uruguay son más bajos que en Perú (88,8%), un país con un nivel de acceso inferior a la enseñanza media (70,8%).

El informe de ANEP subraya también que en el último quinquenio la brecha en los niveles de egreso lejos de tender a reducirse "se ha mantenido o ensanchado". Apunta que si bien con respecto a Argentina esa brecha se mantuvo "relativamente estable", respecto a Chile pasó de 35,6 a 47,8 puntos porcentuales y con Perú ascendió de 41,4 a 49,9.

No más retención

El documento destaca la "discusión profunda sobre el valor pedagógico de la repetición" que en los últimos años ha emprendido el CEIP y señala que este mismo debate todavía es un debe en educación media.

Plantea que las decisiones que afectan la continuidad de la trayectoria educativa de un alumno, como es la repetición, deben ser abordadas teniendo en cuenta no solamente el nivel de conocimiento alcanzado, sino "principalmente, cuál es la mejor opción para asegurar la continuidad de una trayectoria educativa de calidad". En este sentido, recuerda que estudios recientes establecen que la repetición es uno de los principales predictores de desvinculación del sistema educativo.

Afirma que si se quiere ir hacia una educación que garantice el derecho de todos, "es necesario rever los regímenes académicos en educación media para poder generar oportunidades de conclusión del ciclo sin retención (repetición) de estudiantes por grado".

Lea también: La repetición y los fracasos en la infancia no tienen por qué generar un trauma

Manifiesta que para esto se deben aceptar los diversos "ritmos y formas" de transitar la educación obligatoria, "como una situación que las instituciones educativas deben planificar como parte de su propuesta y no como un anomalía a compensar con medidas reparatorias".

El informe propone dejar de mirar la repetición como un "producto de la inmadurez del estudiante para centrarla en la responsabilidad de la institución de ofrecer las condiciones adecuadas para que los aprendizajes se produzcan".

En ese sentido, Romano, considera que la repetición responde a una "integración vertical" del sistema educativo, donde es necesario aprobar una asignatura para quedar habilitado a cursar la siguiente, algo que no se corresponde con el currículo actual.

A modo de ejemplo, señala que en Primaria los contenidos a abordar por grado son "recursivos", es decir, se vuelven a trabajar en el año siguiente. En cuanto a educación media, expresa que salvo en matemática y alguna otra materia, "no se advierte la antecedencia de una habilidad o contenido tan crítico para impedir el cursado al grado siguiente".

Comentarios