Espectáculos y Cultura > Artes Plásticas

Así será el primer Museo de Arte Latinoamericano de Uruguay

La Fundación Atchugarry presentó el proyecto que lleva la firma de Carlos Ott y se inaugurará a finales de 2020 en Punta del Este

Tiempo de lectura: -'

28 de enero de 2019 a las 05:00

Un arquitecto observa, imagina, traza. Vuelve a observar y crea con la fluidez de quien presiente que esos dibujos son la siembra de algo excelso. Es el verano de 2018 y el destacado arquitecto uruguayo Carlos Ott recorre el predio de la Fundación Atchugarry junto a su hacedor, el artista Pablo Atchugarry. A mediados de ese año, cuando más de una treintena de obras del escultor se exponían en el Opera Gallery en Paris, Ott y Atchugarry se juntaron en Francia. Para ese entonces, lo que antes fue un dibujo, ya era un proyecto cultural bastante avanzado.

A más de un año desde aquellos primeros lineamientos y encuentros, la fundación Pablo Atchugarry presentó este sábado lo que será el Museo de Arte Latinoamericano que, se prevé, inaugurará sobre finales de 2020 detrás de su fundación en Manantiales.

El diseño arquitectónico será en sí mismo una joya cultural. El museo estará compuesto de unos 1600 metros cuadrados de extensión, dos salas de gran porte –la más alta estará prevista para las esculturas y la otra, con base más rectangular, será el espacio de las pinturas–, una suerte de mirador que hará dialogar al arte con la naturaleza del entorno y un amplísimo terreno verde que abrazará al edificio.  “Carlos Ott hizo aquí gala de toda su experiencia, creatividad y genialidad”, expresó Atchugarry. Según el artista que Uruguay cuente con una emblemática obra de Ott –reconocido y valorado mundialmente– es muy significativo porque, además, este espacio supondrá un nuevo polo de atracción para Punta del Este y, también, para el país.

Arte moderno y contemporáneo

La apuesta de Atchugarry apunta a la comunión de obras de artistas modernos y contemporáneos de América Latina. La amalgama entre el sentido de pertenencia y la amplitud que permite abarcar creaciones de todo un continente hicieron que la vocación –internacional y sin fronteras– que caracteriza a la Fundación Atchugarry estableciera esos límites geográficos.

“Se podrían generar diálogos entre un artista colombiano de determinada época con uno uruguayo y otro brasilero en el mismo período y ver, así, qué pasaba en tales años en esos países”, proyectó Atchugarry. 

Los argentinos Julio Le Parc y Horacio García Rossi, los venezolanos Jesús Soto y Carlos Cruz Diez, los uruguayos Wilfredo Díaz Valdez, Enrique Broglia, Verónica Vázquez, José Pedro Costigliolo, María Freire y Miguel Ángel Pareja son algunos de los tantos grandes nombres de  de la pintura o escultura que, según anticipó Atchugarry, pasarán por el nuevo museo.

“Va a faltar museo para todas las obras que van a estar presentes, pero también es lindo eso: que haya una circulación”, manifestó el impulsor de este proyecto. La idea es que el espacio cuente con muestras itinerantes –desde la fundación imaginan la colaboración con otros museos para fomentar el circuito– y una colección permanente. Mobile Sphere Orange, la creación cinética de Le Parc que se inauguró este verano en la Fundación Atchugarry, será una de las obras que integren la colección permanente del Museo de Arte Latinoamericano.

La obra

Pablo Atchugarry contó que desde hace unos meses afinan detalles con distintos técnicos en torno a las instalaciones eléctricas, las estructuras y el aire acondicionado. La construcción del museo, por su parte, comenzará 1º de abril, una vez finalizada la temporada de verano.

La empresa de Gastón Atchugarry –sobrino del escultor– será la encargada de llevar adelante la obra cuya inauguración se espera para diciembre de 2020. Aunque aún no hay cifras exactas que den cuenta del monto total, Pablo Atchugarry afirmó que la iniciativa supone una inversión muy importante.

Retroalimentación

Atchugarry explicó que, si bien la gestión del nuevo espacio va a ser independiente y se va a crear todo un equipo de trabajo para este lugar, el museo va a estar bajo la tutela de la fundación.

En cuanto al contenido se buscará que las instalaciones de ambos edificios dialoguen, y que la visita a uno y otro lugar sea parte de un circuito doble ineludible. De hecho, físicamente van a estar muy cerca.

El artista utilizó como ejemplo la cantidad de museos que se disponen en la costa Azul de Francia para remarcar la importancia de generar circuitos artísticos en el balneario esteño. “Hay que apuntar a que Punta del Este tenga puntos de atracción para que, más allá de los primeros 15 días de enero, la gente pueda venir fuera de temporada y se sienta cómoda y tenga más cosas para ver”, destacó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...