Nacional > AMBULANCIAS

ASSE se hará cargo de los traslados en el litoral

Las irregularidades y los costos marcaron el fin de las tercerizaciones

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2017 a las 05:00

Los traslados de pacientes en el litoral del país le trajeron problemas a la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). El conflicto de intereses sobre el asunto y los casos de presunta corrupción en las contrataciones determinaron que las autoridades del organismo tomarán la decisión de no tercerizar más los servicios de ambulancias a partir de enero de 2018 en esa zona del país.

Fuentes de ASSE dijeron a El Observador que el nuevo plan surgió durante la Rendición de Cuentas de este año. El organismo le tuvo que demostrar al Ministerio de Economía que tercerizar los traslados era más caro que hacerse cargo de ellos. Una vez que obtuvieron la financiación de la cartera, resolvieron que el Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME) 105 empezaría a ocuparse del eje del litoral a partir de 2018.

Las ciudades que tendrán ambulancias de ASSE serán Salto, Paysandú, Fray Bentos y Mercedes. Estas zonas se suman a Bella Unión, en donde el organismo tuvo que hacerse cargo de los traslados luego de que el Tribunal de Cuentas concluyera que la contratación de la empresa Siemm -propiedad de tres jerarcas de hospitales públicos- resultaba "inadmisible".

Un informante señaló que en ASSE hay una comisión trabajando para llevar a cabo el proyecto. La Rendición de Cuentas previó $287 millones para inversión y recursos humanos en el organismo. De ese dinero utilizarán $100 millones del rubro Funcionamiento para contratar a los funcionarios y otros $100 millones para comprar las ambulancias. La idea de las autoridades es que los llamados comiencen la próxima semana, así el servicio se pone en marcha a partir de enero.


El proyecto contempla una ambulancia por ciudad. Estos vehículos serán utilizados durante los traslados especializados, es decir, en aquellos en los que el paciente está grave. ASSE contratará médicos, enfermeros y choferes, ya que no quieren mover funcionarios de otras áreas del organismo. Si el dinero alcanza, también pretenden agregar Young a la lista de ciudades cubiertas.

De todos modos, las ambulancias del SAME 105 también estarán a disposición para las ciudades cercanas a los hospitales donde tendrán la base. Por lo tanto, si un paciente en el centro auxiliar de Guichón necesita ser trasladado, el vehículo del Hospital de Paysandú tomará la posta.

No obstante, el sistema de licitaciones seguirá en pie porque el organismo quiere tener empresas privadas como segunda opción. Por ejemplo, si una ambulancia viaja de Paysandú a Montevideo y justo llega otro enfermo en ese lapso, ASSE contratará a una empresa para que se haga cargo de ese traslado.

El proyecto significa un ahorro para el organismo, porque puede establecer un laudo por kilómetro. Actualmente, cada compañía cobra lo que quiere por los traslados y en ciertas ciudades donde no hay competencia, los precios están por encima de lo que deberían. El Observador informó que en Bella Unión la firma de traslados cobraba por viaje el doble del laudo que tienen otras empresas del norte del país.

Ciudades complicadas

Mercedes es una de las ciudades que complican a las autoridades de ASSE. El organismo constató que en el hospital de esa localidad habían contratado en 2014 a la empresa de traslados de la exdirectora de ese centro de salud Ana María Falótico. El directorio del organismo le abrió un sumario a la jerarca y resolvió suspenderla durante 180 días con retención de haberes.


Los abogados de la médica presentaron un recurso de revocación de la sanción en ASSE, porque afirman que la pena carece de proporcionalidad. Los profesionales compararon el caso de Falótico con lo que ocurrió en Bella Unión hasta diciembre de 2016.

En esa ciudad se contrató a la empresa de tres directores de centros públicos, que hasta el día de hoy se desempeñan el organismo. Federico Eguren está al frente del Hospital Pereira Rossell, Rodrigo Barcelona dirige el hospital pediátrico de ese centro, y Marcos García es el director del Hospital de Salto.

Sin embargo, solo uno de los jerarcas recibió una sanción. García fue amonestado, pero luego fue ascendido en ASSE. La contratación de esa empresa de traslados forma parte ahora de los asuntos en carpeta de la comisión investigadora de Diputados que indaga presuntas irregularidades en el organismo.

La investigadora recibe a Toriani

El exdirector del Hospital de Rivera Andrés Toriani comparecerá este jueves ante la comisión investigadora de Diputados que indaga presuntas irregularidades en ASSE. El médico deberá explicar la contratación irregular de 60 especialistas y 20 funcionarios, que fue financiada a través de la trasposición de $48 millones del rubro Estudios médicos. Si bien la calidad asistencial mejoró en ese centro durante su gestión, el jerarca fue separado del cargo por irregularidades.

Comentarios