Espectáculos y Cultura > Fin de la discusión

Bares y comercios pierden reclamo y deberán pagar una licencia si tienen televisor

El Consejo de Derechos de Autor le dio la derecha a Egeda después de una auditoría de dos años y la entidad seguirá regulando los derechos audiovisuales en Uruguay

Tiempo de lectura: -'

10 de julio de 2019 a las 17:36

El Consejo de Derechos de Autor (CDA), una entidad que forma parte del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), determinó que bares y demás comercios deberán pagar una licencia si tienen un televisor en el local, cerrando una disputa que lleva años entre los empresarios y los productores audiovisuales.

En Uruguay, buena parte de los bares tienen al menos un televisor para que allí se puedan ver los partidos de fútbol, y aunque la normativa no refiere a estos espectáculos deportivos, quedan englobados.

El CDA reconoció la legitimidad de Egeda –organización de gestión de derechos de autor de ficciones y documentales creada en 2012– para gestionar los derechos de retransmisión de las obras audiovisuales –uruguayas y extranjeras– en los comercios, empresas y otras organizaciones dentro del territorio. Esta decisión se produce luego de una auditoría de dos años ordenada por el Ministerio de Educación y Cultura que se pautó tras una serie de reclamos de Cambadu, Andebu y otras instituciones que pretendían no tener que pagar las licencias por tener el televisor prendido para sus clientes.

El expediente, que además retira una serie de considerandos establecidos sobre la gestión de la entidad, se emitió el pasado 3 de junio, está firmado por la presidenta del CDA y fue presentado este miércoles por la directiva de Egeda en una reunión con medios de prensa.

Los derechos audiovisuales están en discusión en Uruguay desde hace años. Algo que se mantenía en el aire y sin una normativa establecida –como sí sucede con Agadu y la música, por ejemplo– comenzó a ponerse sobre la mesa cuando Egeda comenzó con su campaña de regularización. La organización estaba habilitada para hacerlo a partir de la ley de derechos de autor de 2003, que establece que pueden reclamar una remuneración por la exhibición de obras, a excepción de trabajos sin fines de lucro o didácticos.

El propósito de Egeda fue regular las emisiones de televisión que se realizan en bares, hoteles, peluquerías y otros comercios a partir de licencias con tarifas establecidas de acuerdo a la cantidad de televisores por establecimiento. El 10% de lo recaudado se destinaría a gastos de administración, el 20% para potenciar la producción audiovisual nacional y el resto se le reintegraría a los dueños de los derechos de los contenidos que se transmiten por televisión en Uruguay.

Ante esta situación, en 2016 Cambadu (Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicistas y Afines del Uruguay), el Centro de Hoteles de Punta del Este y Andebu (Asociación Nacional de Broadcasters Uruguayos) presentaron un recurso ante el MEC y este inició una auditoría a la entidad reguladora. A partir de ese trabajo, el ministerio recomendó en 2018 que no se le cobrara a los comercios por tener televisor.

Sin embargo la recomendación fue eso: una recomendación. La cuestión –y la auditoría– debía ser zanjada por el propio Consejo de Derechos de Autor, institución que tenía la última palabra en el tema. Y eso hizo: en junio de este año le dio la derecha a Egeda.

En su resolución, el CDA reconoció que los establecimientos abiertos al público necesitan de las licencias de comunicación pública de Egeda, así como también los cableoperadores necesitan de las licencias para las retransmisiones de las obras contenidas en las señales abiertas nacionales que se incluyan en los paquetes de cable.

Si bien el fútbol no se encuentra dentro de los contenidos regulados por la entidad, aquellos bares o establecimientos que lo emitan también tendrán que pagar por una cuestión de que los contenidos que sí se regulan están indefectiblemente disponibles. Ningún servicio ofrece exclusivamente eventos deportivos (de manera tal que pudiera quedar excluido), y la posibilidad de que un inspector de Egeda se encuentre en el establecimiento cada jornada funcionando para verificar en qué canal está encendido el televisor es inviable, explicaron a la prensa los directivos de Egeda.

En marzo de este año, el MEC reconoció además ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo que Egeda en ningún momento fue objeto de imputación por conductas ilícitas, así como aseguró que la auditoría nunca revocó la autorización de la entidad para funcionar y gestionar las licencias en Uruguay, algo que de hecho se continuó haciendo.

Egeda pretende ahora seguir con el proceso que había iniciado antes de “diálogo y negociación”, de manera de seguir sumando los comercios que faltan al pago de licencia. Desde su creación y puesta en marcha, la entidad lleva otorgadas unas 2.500 licencias y tiene cinco demandas iniciadas contra cinco cableoperadores de televisión para abonados en Montevideo, informaron sus autoridades. En total, Egeda tiene la representación de más de 700 mil piezas audiovisuales de todo el mundo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...