Fútbol > ELECCIONES EN PEÑAROL

"Peñarol no puede darse el lujo de no tener a Cedrés y a Pacheco trabajando en el club"

Pablo Bengoechea, quien será el próximo director deportivo de Peñarol si ganan Mario Colla o Ignacio Ruglio las elecciones, explicó en qué consiste su proyecto deportivo del Peñarol 2021-2023

Tiempo de lectura: -'

28 de noviembre de 2020 a las 05:01

Un ídolo de Peñarol trabaja en silencio desde abril para volver al club una vez más. Pablo Bengoechea fue jugador y técnico, y ahora se preparó para ser director deportivo. Si ganan Mario Colla o Ignacio Ruglio, será el encargado del fútbol del club, y le contó a Referí los detalles de su plan para desarrollar en el club en los próximos tres años.

¿Cómo surgió la idea de trabajar para Peñarol?

Peñarol es un integrante más de mi familia y uno siempre está deseando que a Peñarol le vaya bien. Lo que ocurrió durante este año es algo anormal con todo lo que vivimos con la pandemia y se sabía que a fin de año había elecciones y por abril empezamos a hablar con algunos amigos que siempre hablamos de Peñarol y todos los que estamos afuera parece que siempre tenemos la solución. Les pedí que hicieran una lista y se presentaran para intentar colaborar de alguna manera con el club. Así comenzó todo este movimiento del Chumbo (Jorge) Da Silva que terminó hace un mes más o menos con la decisión de que Mario Colla fuera el candidato a presidente. Antes de confirmar que se iban a presentar, vino Nacho Ruglio a mi casa (otro de los candidatos), me preguntó qué iba a hacer de mi futuro. Más o menos le expliqué lo que venía hablando con esta gente, y la posibilidad de que si se presentaban yo iba a ser director deportivo. Nacho me planteó que si él era presidente, si yo podía ir también en ese cargo y si lo podía hacer público. Le dije que sí, que podía hacerlo público. Tal vez ahora quedó un poquito desprolijo este tema, porque fue en pocos días. A la semana, el grupo de empresarios con Chumbo Da Silva y Colla, se decidieron presentar también.

Mario Colla dijo a Referí que su postulación nació después de su idea.

La idea era esa. Con ese grupo de empresarios amigos, intentar encontrar una persona que pudiera ser presidente de Peñarol, pero que tuviera tiempo para dedicarle a la institución. Que no fuera un presidente en el que su trabajo o su empresa le llevara mucho tiempo y no pudiera ocuparse del club. Por eso fue que se demoró un poco en encontrar a la persona hasta que llegó Mario Colla que es un empresario y él por tres años organizó su vida como para dedicarle tiempo a Peñarol. Y en esa situación estamos ahora.

Usted es parte de la historia del club, fue jugador, fue técnico y si es director deportivo, sería el tercer cargo en el club.

Bueno, el primero fue de hincha, ¿no? Ahí fue sin sueldo, pero ser hincha también lo cuento. Ahí era sin sueldo, pero ese fue mi primer cargo. Después tuve la suerte de jugar en el club durante muchos años y por un año fui el entrenador de la institución. Sería mi cuarto pasaje por Peñarol.

¿Cómo es el proyecto que tiene en mente?

Lo primero es encargarse de lo que es el tema fútbol. En eso está tomar decisiones sobre el primer equipo y de ahí para abajo, intentar hacer que Peñarol sea lo que uno tiene en mente. Y obvio que se precisa de mucha gente. Pero Peñarol tiene mucha gente muy identificada con la institución que se ha preparado para estar en algunos cargos. Después que se sepa quién va a ser el presidente, veremos en esos días siguientes si estaremos en el club y si podremos desarrollar todo lo que tenemos en mente.

Todos los candidatos sostienen que hay que apuntar a la parte deportiva. Usted también va por ese camino.

Sí, no hay ninguna duda. Peñarol es un club atlético en el que el fútbol es el deporte más importante y tiene otros deportes y las personas que entienden de ellos, son los que se tendrían que encargar. Yo pienso que el club no puede seguir teniendo problemas económicos, o no cumplir contratos, o seguir refinanciando deudas. Tiene que ir de la mano en nuestro país. Somos un fútbol exportador de futbolistas y debemos tener la capacidad para manejar lo deportivo de la mano de lo económico, porque si seguimos año tras año teniendo dificultades económicas, va a llegar un momento donde va a ser muy difícil competir internacionalmente. Hay que estar a la altura deportiva y económicamente para poder hacer mejores negocios y para que los futbolistas que vayan a venir a la institución, vengan con la tranquilidad de que el club va a cumplir con ellos.

“No soy atrevido como para hablar acerca de si hay que mejorar más a las juveniles. Creo que conocemos a la institución, que queremos al club y vamos a trabajar a nuestra manera. Pero lo primero que tenemos que hacer, es ver todo lo que se hace bien y seguir haciéndolo. Varitas mágicas no existen. Sí existe mucha tecnología, mucha gente preparada y lo humano, a todo eso le suma algo muy importante. Nosotros tenemos una forma de ser, una forma de vivir que sería la que llevaríamos a la institución”

Justamente hablando de ese tema, hay candidatos que admitieron que Peñarol tiene una deuda de US$ 7 millones con el actual plantel, solo en sueldos y sin hablar de futuros contratos. Así no es sencillo trabajar ni para jugadores, técnicos, directores deportivos, ni funcionarios. En ese contexto, ¿se le podría exigir tanto dentro de la cancha?

Nuestro fútbol es muy especial y sabemos el compromiso que tienen los futbolistas y los entrenadores siempre con su trabajo y con cada institución. Pero obvio que no es lo adecuado. Lo adecuado es que cada profesional llegue a fin de mes y cobre lo que está acordado por su trabajo. Esas son las cosas que yo pienso que deportivamente puedo colaborar con la institución también. Obvio que no es de un día para el otro. Uno ve las instituciones que funcionan en el mundo y no contratan ocho, 10 o 12 jugadores por períodos de pase. Los planteles están formados. Claro que al ser un fútbol exportador, siempre lo ideal es poder que los futbolistas sigan creciendo deportiva y económicamente, y deportivamente, quienes trabajamos en el club, debemos estar preparados para esas ausencias. Cuando se vaya un futbolista, tenemos que estar prevenidos. Me imagino que todos nos damos cuenta cuando un futbolista joven está siendo mirado por clubes de Europa por su rendimiento. Y bueno, hay que ir previendo esas cosas, hay que adelantarse a las ausencias de los buenos futbolistas.

¿Y cómo lo haría?

Es algo que debe estar planificado de antemano. En vez de comprar tantos futbolistas, ir dándole lugar a los juveniles para que cuando lleguen, ya sepan que pueden tener las puertas abiertas del plantel principal y seguramente tener un lugar en el puesto en el que venían jugando.

“¿Si trabajaría con Damiani? Ya trabajé con él anteriormente. No tengo ni un problema con nadie en Peñarol. Solo quiero que a Peñarol le vaya bien deportiva y económicamente. Sí me da un poco de vergüenza cuando hay futbolistas que se van de la institución y no se van contentos. Eso es lo que no quiero”

¿La idea en su proyecto es no contratar a demasiados jugadores en los períodos de pases?

Peñarol debe tener un plantel formado, como hacen todos los equipos a los que deportiva y económicamente les va bien en el mundo. No veo a las instituciones que funcionan bien, en cada período de pases formando un plantel nuevo. Es imposible para un entrenador y para los propios futbolistas que cada seis meses o un año se esté formando un equipo nuevo. ¡Es imposible que eso deportivamente sea bueno! Pienso que la institución tiene que tener un plantel conformado. Siempre hubo futbolistas a los que les fue muy bien y se van a mercados más importantes y otros que el club no está conforme y resuelve hacer variantes. Pero soy de la idea de que la base, que la mayoría de un plantel debe continuar en el club, si no se hace muy difícil que un equipo funcione correctamente.

“Deseo ver un Peñarol que no reciba críticas”

¿Qué significaría para usted volver a Peñarol?

Lo que siento sobre Peñarol es que siempre estoy. Esté trabajando o no. Porque vivo pendiente de las noticias de Peñarol, vivo pendiente de intentar ayudar en lo que pueda, del resultado del fin de semana, de los futbolistas, si noto que están contentos. Vivo pendiente del club siempre. A mí me hace bien que a Peñarol le vaya bien todos los fines de semana, entonces intento desde mi lugar contagiar una energía positiva. Alentar siempre al equipo y ni bien puedo, comunicarme con la gente que está en el club para darles el apoyo o felicitarlos cuando logran un resultado positivo.

Pero el hecho de volver implicaría una responsabilidad extra a eso que usted habla.

Sí, claro. No hay lugar a dudas que es muchísima responsabilidad. Pero este tiempo en pandemia me hizo pensar o razonar un poco más y muchas horas en casa deseando ver un Peñarol que no reciba críticas. Eso es lo que deseo y si puedo colaborar en algo, bienvenido sea. Podría quedarme de brazos cruzados en casa sin hacer nada, o yéndome a trabajar en enero a otro país, pero voy a intentar hacer el esfuerzo para colaborar en lo que pueda y después de las elecciones, veremos dónde estamos parados.

“Hace mucho tiempo siempre que me cruzo con algún dirigente de Peñarol o siempre que puedo en alguna reunión, les manifiesto que Cedrés hace muchos años que tiene que ser el gerente deportivo de Peñarol”

Recién decía que hay gente idónea para trabajar en Peñarol, que se preparó para eso. En el caso de que sea director deportivo, ¿existe la posibilidad de que Gabriel Cedrés sea su gerente deportivo? ¿Qué significaría para usted trabajar con él?

Hace muchos años siempre que me cruzo con algún dirigente de Peñarol o siempre que puedo en alguna reunión, les manifiesto que Cedrés hace muchos años que tiene que ser el gerente deportivo de Peñarol. Es un exfutbolista que le fue muy bien en la institución, que tiene una gran carrera, jugó en equipos importantes –que siempre es bueno para ese cargo– y está totalmente identificado con el club, estudió y se preparó para ser gerente deportivo de Peñarol y lamentablemente nunca le tocó la oportunidad. Más allá de que me toque estar como director deportivo en el club o no luego de las elecciones, pienso con todo respeto hacia todos, que Gabriel tiene todas las condiciones para hacer un gran desempeño en esa función. Ojalá que algún día tenga esa posibilidad. Me gusta mucho verlo, charlar con él y siempre me gustó trabajar junto con él, pero eso va a depender de las autoridades del club.

“Peñarol debe tener un plantel formado, como hacen todos los equipos a los que deportiva y económicamente les va bien en el mundo. No veo a las instituciones que funcionan bien, en cada período de pases formando un plantel nuevo. Es imposible para un entrenador y para los propios futbolistas que cada seis meses o un año se esté formando un equipo nuevo”

Si bien Antonio Pacheco hace un tiempo que trabaja en Náutico, ¿tiene cabida en su proyecto?

Es otro de los casos que pienso que ya tendría que estar dentro del club en algún momento. Es muy buena persona, muy buen profesional y quiere mucho a Peñarol y su hombría de bien también está totalmente comprobada. Desde mi punto de vista, Peñarol no se puede dar el lujo de no contar con esas personas como Cedrés y Pacheco. Gabriel se fue en 2005 o 2006 de Peñarol y nunca más tuvo la suerte de volver. Tony jugó en 2015 por última vez y creo que estamos perdiendo tiempo, que la institución no puede darse ese lujo de no contar con esos exfutbolistas que se prepararon para otros cargos dentro del club y ojalá en algún día tengan la suerte de volver a Peñarol.

“Cuando se vaya un futbolista, tenemos que estar prevenidos. Me imagino que todos nos damos cuenta cuando un futbolista joven está siendo mirado por clubes de Europa por su rendimiento. Y bueno, hay que ir previendo esas cosas, hay que adelantarse a las ausencias de los buenos futbolistas”

Cedrés volvería como gerente deportivo. ¿Pacheco en qué puesto podría hacerlo?

(Piensa). Creo que con la respuesta anterior, ya está. Pacheco y Cedrés hace muchos años, se fueron de Peñarol y ya tendrían que haberse acordado de ellos muchas directivas de Peñarol. Gabriel se preparó para ser gerente deportivo y es lo que le gusta. Pacheco tiene más opciones porque se preparó para más cargos todavía. Pero no comparto que ellos estén afuera del club, creo que son personas muy valiosas para Peñarol y veo en otros equipos de América que exfutbolistas trabajan en sus clubes, y yo considero que ellos se criaron en Peñarol: Tony desde niño y Gabriel desde adolescente, y están totalmente identificados con el club que aman y se prepararon, pero lamentablemente no tuvieron esa oportunidad.

“Lo adecuado es que cada profesional llegue a fin de mes y cobre lo que está acordado por su trabajo. Esas son las cosas que yo pienso que deportivamente puedo colaborar con la institución también. Obvio que no es de un día para el otro”

¿Su proyecto incluye trabajar en divisiones menores?

Si ocupo ese cargo, voy a supervisar todo. No es una unipersonal. Es un grupo de gente que tiene que trabajar en la institución por el bien del club y después habrá que controlar que el proyecto se desarrolle de buena forma. En Peñarol trabaja muchísima gente y eso tiene que continuar de esa manera. En los cuerpos técnicos hay cada vez más personas, el fútbol de hoy en día requiere de mucha gente.

Las juveniles han mejorado en los últimos años. ¿Piensa que hay que mejorarlas más aún?

No soy atrevido como para hablar así. Creo que conocemos a la institución, que queremos al club y vamos a trabajar a nuestra manera. Pero lo primero que tenemos que hacer, es ver todo lo que se hace bien y seguir haciéndolo. Varitas mágicas no existen. Sí existe mucha tecnología, mucha gente preparada y lo humano, a todo eso le suma algo muy importante. Nosotros tenemos una forma de ser, una forma de vivir que sería la que llevaríamos a la institución.

“Hay que estar a la altura deportiva y económicamente para poder hacer mejores negocios y para que los futbolistas que vayan a venir a la institución, vengan con la tranquilidad de que el club va a cumplir con ellos”

¿Trabajaría con Juan Pedro Damiani si él es el presidente?

Ya trabajé con él anteriormente. No tengo ni un problema con nadie en Peñarol. Solo quiero que a Peñarol le vaya bien deportiva y económicamente. Sí me da un poco de vergüenza cuando hay futbolistas que se van de la institución y no se van contentos. Eso es lo que no quiero. Que se vayan porque llegó el momento de irse por lo deportivo, pero que el club cumpla con sus obligaciones, que los futbolistas también, lo mismo para los entrenadores, que tengan la calma para poder trabajar. Que el trabajo de alguien se analice cuando termine la temporada. Lo normal, lo sencillo del fútbol llevarlo a cabo. Lo que uno estaba acostumbrado en Peñarol. Yo estuve 11 años como jugador en el club y todos los entrenadores que empezaron el año, lo terminaron. O sea, se los juzgaba cuando terminaba la temporada. Todos sabemos que en el club con tanta obligación por títulos, es obvio que al que le toca ganar tiene más posibilidades de seguir y el que no sale campeón a fin de año, es más difícil que se mantenga en el cargo. Eso ocurre en casi todos los equipos grandes del mundo y Peñarol no es una excepción. Pero bueno, hay que darle tiempo para que pueda desempeñar su trabajo, como cualquier ser humano.

“Somos un fútbol exportador de futbolistas y debemos tener la capacidad para manejar lo deportivo de la mano de lo económico, porque si seguimos año tras año teniendo dificultades económicas, va a llegar un momento donde va a ser muy difícil competir internacionalmente”

¿Lo nota muy dividido al club?

No. Mi participación es intentar solo sumar. Lo que siempre le digo a los dirigentes es que ojalá se puedan llevar de la mejor manera y que desempeñen su cargo de la mejor manera. Y que en la parte fútbol, hagan contrataciones, se tomen decisiones y que respalden el trabajo de los profesionales que eligen. Eso es lo único que deseo.

“El club no puede seguir teniendo problemas económicos, o no cumplir contratos, o seguir refinanciando deudas. Tiene que ir de la mano en nuestro país”

¿Habló con amigos como Sergio Markarian y Gregorio Pérez sobre esta posibilidad de volver a Peñarol?

Con mis amigos del fútbol, no precisa que haya una posibilidad de trabajo para hablar. Hablamos permanentemente. Hablé hace poco con Sergio, con Gregorio hablé permanentemente porque tenemos una relación familiar muy cercana. Ahora lo molesto un poco menos porque está trabajando y queremos que se dedique de lleno a eso y le vaya de la mejor manera.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...