Nacional > PARTIDO NACIONAL

Blancos celebraron victorias y ovacionaron a Moreira, que va a “evaluar” su retorno

Ganadores de la elección se reunieron en el Directorio del Partido Nacional y luego compartieron un asado con el presidente Luis Lacalle Pou

Tiempo de lectura: -'

06 de octubre de 2020 a las 05:04

Ni siquiera los tapababocas son capaces de ocultar por estos días las sonrisas que invaden los rostros de los blancos. 

A una semana de las elecciones departamentales que aumentaron el dominio territorial del Partido Nacional –pasó de comandar 12 a 15 intendencias en todo el país y redujo los gobiernos del Frente Amplio a Salto y el área metropolitana–, los dirigentes del partido que lidera la coalición de gobierno siguen viviendo horas de regocijo y celebración. 

Este lunes, ya conocido el resultado de la interna en Treinta y Tres –la única incógnita que restaba develar y que terminó con la agónica victoria de Mario Silvera sobre su correligionario Ramón Da Silva–, los 15 intendentes electos por el Partido Nacional fueron invitados a participar de la sesión del Directorio en la sede de Ciudad Vieja y luego a un almuerzo con el presidente Luis Lacalle Pou en la residencia de Suárez y Reyes. 

Ambos encuentros estuvieron más marcados por la camaradería que por la discusión política y tuvieron entre sus novedades la presencia de Carlos Moreira, quien renunció al partido a pocos días de las nacionales de 2019 debido a la difusión de unos audios que insinuaban una presunta oferta de pasantías municipales en Colonia a cambio de sexo.

Meses después, a pesar de estar formalmente afuera del partido, fue postulado a la reelección por la convención departamental del Partido Nacional y se impuso como ganador en las urnas el pasado 27 de setiembre. 

Con andar cansino pero visiblemente emocionado detrás del barbijo, el caudillo departamental volvió a subir este lunes las escaleras de la casa partidaria y fue uno de los más aplaudidos minutos después en la sesión del directorio, cuando cada uno de los intendentes electos dio un breve discurso. 

Moreira recibió la primera de varias ovaciones por parte de los presentes apenas tomó el micrófono y confesó lo mucho que significaba para él estar de nuevo en esa casa. Luego agradeció "el afecto y la confianza" recibidos, expresó su "orgullo" por el desempeño del gobierno nacional, llamó a buscar "soluciones" para las problemáticas que se acrecentaron con la pandemia y arengó a sus correligionarios a fijarse como "meta" el "ganar las 19 intendencias". 

A la salida, el intendente electo –que asumirá por cuarta vez el mando de la comuna coloniense– dijo a El Observador que se trató de "un momento muy especial". "Significa volver a la casa del partido al que, de alma, he pertenecido desde que nací y recibir el apoyo de todos mis correligionarios", sostuvo Moreira, y dijo estar "muy contento con lo que fue el veredicto popular". 

Consultado sobre si piensa reingresar al partido ahora que la ciudadanía lo respaldó en las urnas, el intendente electo contestó: "bueno, lo vamos a evaluar". 

Argimón saludó a todos menos a Moreira

La vicepresidenta Beatriz Argimón ha sido de las más críticas al accionar de Carlos Moreira en la interna nacionalista. Tras la elección del 27 de setiembre, en su cuenta de Twitter saludó personalmente a cada uno de los candidatos blancos que resultaron ganadores, pero no dedicó ningún mensaje al coloniense. Consultada por Búsqueda semanas atrás, Argimón insistió en que "hay que entender que en el siglo XXI tiene que haber otros estilos de liderazgo". De todas formas, dijo que "como demócrata" entiende que "en política manda la gente". "Y si la gente decide, la gente decide. La gente manda", señaló.

Unidad, presencia y descentralización

Tanto ante el directorio como luego en Suárez y Reyes, los dirigentes nacionalistas destacaron el momento de unidad que vive el Partido Nacional y hablaron de la importancia de trabajar en conjunto durante el quinquenio. 

Los intendentes electos, al igual que las principales figuras del gobierno, consideran que el clima de comunión y paz interna entre los blancos es un elemento crucial de la explicación de los buenos resultados electorales. 

Por eso en la sede de Ciudad Vieja, varios de los presentes enfatizaron la necesidad de mantenerse sin fisuras entre correligionarios.

Carmelo Vidalín, que ahora comenzará su cuarto período en la Intendencia de Durazno, llamó a "rodear y ponderar en público" el accionar del gobierno, y dejar los "desahogos" más críticos para el "mano a mano" en la interna. El caudillo dijo que se vienen "años muy difíciles" en los que los gobiernos departamentales deberán trabajar junto a las autoridades nacionales, sobre todo en materia de políticas sociales, sin "esconderse en los despachos".

Vidalín también se permitió unas palabras para los compañeros de Montevideo y Canelones –dos departamentos de hegemonía frenteamplista–, a los que alentó a "estar los cinco años recorriendo ferias y barrios sin miedos ni temores". "Hay que mostrarnos como lo que somos. Nosotros somos pueblo. No falseamos", dijo el dirigente duraznense. 

Mario Silvera (Treinta y Tres) y José Yurramendi (Cerro Largo) destacaron que las disputas internas en sus respectivos departamentos (donde la competencia se concentró en el Partido Nacional) se saldaron sin mayores heridas y con "tolerancia". 

En una entrevista con El Observador, el intendente electo de Paysandú, Nicolás Olivera, dijo que el partido atraviesa un momento de "tanta comunión" que "hasta asusta de a ratos". "Estamos todos a diazepam. Los blancos hemos perdido elecciones por boberías y después de tanto porrazo en algún momento comprendimos la lección", celebró. 

La jornada también tuvo alusiones a la problemática del empleo –la principal preocupación del gobierno hoy en día y una de los compromisos que más se repite entre quienes asumirán el mando de las intendencias– y a la descentralización. Participantes del asado en Suárez y Reyes dijeron que en el encuentro se renovó la "vocación descentralizadora" del Poder Ejecutivo. Horas después, en Torre Ejecutiva, el subdirector de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, José Luis Falero, quien a su vez fue dos veces intendente de San José, volvió a reunirse con los intendentes electos por el Partido Nacional para dialogar sobre esas líneas de acción.

Enrique Antía, reelecto en Maldonado, fue el único ausente en las reuniones ya que se tomó unos días para descansar. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...