Cargando...
Jair Bolsonaro

Mundo > Opinión

Bolsonaro apela a manifestaciones para contener el daño de la investigación sobre su manejo de la pandemia

La audiencia pública socava la reputación del presidente al calificar de inepto el manejo de la pandemia 

Tiempo de lectura: -'

19 de junio de 2021 a las 05:01

James Politi y Colby Smith

La audiencia pública socava la reputación del presidente al calificar de inepto el manejo de la pandemia

Por tercera vez en poco más de un mes, el presidente brasileño Jair Bolsonaro reunió este fin de semana a miles de sus simpatizantes conservadores en una ruidosa manifestación en motocicletas denominada "Acelera para Cristo".

A los observadores les quedaron pocas dudas sobre la motivación del líder populista: necesitaba mostrar fortaleza. En los últimos dos meses, la reputación del excapitán del ejército se ha visto empañada por una serie de revelaciones sobre el manejo de la pandemia de Covid-19 por parte de su gobierno, que han surgido en una investigación oficial del congreso conocida como CPI.

La CPI ha calificado la respuesta del gobierno brasileño de lamentablemente inepta e incluso peligrosa para la salud pública: desde el enfático apoyo del presidente a remedios desacreditados, como la cloroquina, hasta acusaciones de que el gobierno ignoró decenas de correos electrónicos sobre el suministro de vacunas de Pfizer e incluso estableció un ministerio de salud paralelo dentro de la oficina ejecutiva.

"Teníamos el tiempo, teníamos las herramientas y un sistema envidiable basado en la atención sanitaria primaria, pero insistimos ilusoriamente en los caminos equivocados", dijo Luana Araujo, especialista en enfermedades infecciosas, que testificó en las audiencias en Brasilia. "Algunos todavía lo están haciendo. Elegimos ignorar la experiencia del resto del mundo, y esta combinación de arrogancia e ignorancia es demasiado peligrosa".

Casi medio millón de brasileños ya han muerto de Covid-19, y la tasa de mortalidad diaria se mantiene por encima de los 2,000. Mientras tanto, se ha retrasado el programa de vacunación y sólo ahora está empezando a cobrar impulso. Un 26 por ciento de la población ha recibido su primera dosis hasta la fecha.

Desde que comenzó la CPI en abril, los testimonios de las salas de la comisión del senado han dominado los titulares y cautivado a los espectadores, quienes han observado por televisión o por Internet.

Entre los primeros documentos más perjudiciales que salieron a la luz se encontraba un lote de correos electrónicos que mostraban que el gobierno federal no había respondido a 53 de las 81 comunicaciones enviadas por Pfizer, lo que provocó grandes retrasos en la compra de vacunas.

La investigación también reveló que el gobierno había intentado modificar la documentación del medicamento antipalúdico cloroquina para declarar que era eficaz contra Covid-19. Algunos senadores también han afirmado que las pruebas demuestran que el gobierno creó un "gabinete paralelo" de asesores en materia de salud, muchos de los cuales propugnaron soluciones no científicas para la pandemia, en el despacho presidencial.

Actualmente se prevé que la investigación finalice en agosto, pero podría ampliarse hasta octubre. Al concluir, el relator de la investigación recomendará acciones, que pueden incluir una solicitud de destitución o procesos penales.

La pregunta ahora es qué significará para el futuro político de Bolsonaro, quien le ha restado importancia en repetidas ocasiones a la gravedad de la pandemia y se ha negado a tomar precauciones sanitarias básicas en grandes eventos. El presidente se presentará a la reelección el año que viene, y la carrera se ha abierto con el regreso a la contienda política del expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva.

"La memoria de los votantes no es tan corta, ya que las muertes afectan directamente a las personas. Conforme se ha disparado la cifra de víctimas mortales, la gente ha reconocido cuán menos severa podría haber sido esta pandemia si el gobierno hubiera tomado las medidas necesarias", dijo Maria do Socorro Braga, profesora de ciencias políticas de la Universidad de São Carlos.

Matias Spektor, profesor de relaciones internacionales en la Fundación Getúlio Vargas, dijo que las audiencias "expusieron a Bolsonaro en los noticieros de televisión todos los días, y el consenso en general es que la administración gestionó tremendamente mal la respuesta a la pandemia".

Pero advirtió que el índice de popularidad del presidente derechista se ha mantenido relativamente estable, y que su base de votantes, entre el 20 por ciento y el 30 por ciento, aún parece serle fiel. Además, las audiencias aún no han provocado que ninguno de los aliados de Bolsonaro en el congreso lo abandone, lo que significa que su poder político se mantiene firme.

"La CPI ha sido una mala noticia para Bolsonaro. Ha expuesto las atrocidades en su administración en términos del manejo de la pandemia’, añadió Spektor. “Pero no parece ser el fin de Bolsonaro".

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...