Cargando...

Nacional > POLÍTICA EXTERIOR

Bustillo instruyó no copatrocinar resolución del Consejo de Seguridad presentada por 82 países y vetada por Rusia

Junto a Uruguay tampoco adhirieron Argentina, Brasil, China, Cuba, Nicaragua y Venezuela, entre otros; la delegación ante la ONU luego copatrocinó proyecto de resolución de la Asamblea General, donde intervino expresando su "enérgica condena a la invasión rusa"

Tiempo de lectura: -'

01 de marzo de 2022 a las 05:00

Por Martín Natalevich y Martín Tocar

Con instrucciones similares a las que inicialmente llevaron a Uruguay a no adherir a una declaración contra Rusia en la Organización de Estados Americanos (OEA), y por orden procedente del canciller Francisco Bustillo, la delegación uruguaya en la Organización de Naciones Unidas (ONU) no copatrocinó el proyecto de resolución firmado por 82 países que el viernes pasado se sometió a consideración del Consejo de Seguridad y fue vetado por Rusia.

Pese a que Uruguay no integra el Consejo de Seguridad de la ONU –conformado por China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos como miembros permanentes y otros diez miembros no permanentes–, los estados pueden copatrocinar iniciativas que entiendan pertinentes, y así lo hicieron 76 países que no están dentro del selecto grupo encargado de mantener la paz y la seguridad internacional. 

Con su no adherencia al borrador, Uruguay quedó alineado en ese aspecto con países como Arabia Saudita, Argentina, Brasil, Bolivia, China, Cuba, México, Nicaragua, Israel, Iraq, Irán, Palestina, Qatar, Rusia, Siria y Venezuela.

Los países que copatrocinaron el proyecto de resolución fueron: Albania, Alemania, Andorra, Antigua y Barbuda, Australia, Austria, Bahamas, Barbados, Bélgica, Belice, Bosnia y Herzegovina, Botswana, Bulgaria, Canadá, Chequia, Chile, Chipre, Colombia, Costa Rica, Croacia, Dinamarca, Ecuador, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estados Unidos de América, Estonia, Fiji, Finlandia, Francia, Gambia, Georgia, Granada, Grecia, Guatemala, Haití, Hungría, Irlanda, Islandia, Islas Marshall, Italia, Jamaica, Japón, Kiribati, Kuwait, Lesotho, Letonia, Liberia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Macedonia del Norte, Malta, Micronesia (Estados Federados de), Mónaco, Montenegro, Níger, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Palau, Panamá, Papua Nueva Guinea, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, República de Corea, República de Moldova, República Dominicana, Rumania, Samoa, San Marino, Singapur, Suecia, Suiza, Suriname, Timor-Leste, Trinidad y Tobago, Turquía y Ucrania, según consta en el documento al que accedió El Observador.

El proyecto de resolución decía que se “deplora en los términos más enérgicos la agresión cometida por la Federación de Rusia contra Ucrania”, así como su reconocimiento de la independencia de “las regiones ucranianas de Donetsk y Luhansk” y disponía al gobierno de Vladimir Putin a poner “fin de inmediato al uso de la fuerza contra Ucrania” y a “retirar de inmediato, por completo y sin condiciones todas sus fuerzas militares del territorio de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente”. 

Las consultas: un caso idéntico al de la OEA

Fuentes diplomáticas dijeron que un país que es miembro permanente del Consejo de Seguridad le consultó a Uruguay la semana pasada si copatrocinaría el proyecto. La consulta se trasladó a Montevideo.

La orden de cancillería mandatando a quedar por fuera de la iniciativa llegó a la delegación en Nueva York el mismo día que la instrucción dada a la delegación ante la OEA en Washington, y siguiendo la jerarquía prevista para ello.

Los motivos esgrimidos fueron también similares a los de la declaración de la OEA: por un lado, en la cancillería estaban atentos a las adhesiones de otros países, en particular sus vecinos Argentina y Brasil; por otra parte, se prefería dejar los pronunciamientos y los alineamientos para la Asamblea General.

La decisión expresa de no copatrocinar la declaración de la OEA generó hondos cuestionamientos en el propio oficialismo durante el fin de semana, y motivaron la intervención del presidente Luis Lacalle Pou, quien ordenó cambiar la posición y adherir a la iniciativa presentada. En ese caso, Bustillo asumió la responsabilidad por el error, que en el gobierno adjudicaron a falta de "sentido político" en la ocasión.

El argumento actual: apostar a la Asamblea General

En el caso del proyecto de resolución del Consejo de Seguridad, desde el ministerio se remarcó a El Observador que Uruguay priorizaba la instancia de la Asamblea General, donde se entendía que la representación diplomática podía "incidir con voz y voto" propios, y donde esta vez sí copatrocinó la resolución que se someterá a votación este martes.

"Uruguay no podía expresarse en forma alguna respecto al proyecto de decisión ni participar en la votación ni en ninguna instancia procesal vinculada con el mencionado proyecto de decisión", sostuvo una fuente de la cancillería. "Nuestro país prefirió copatrocinar y expresarse este lunes en la Asamblea General. Es copatrocinante y votante a favor del proyecto cuyo contenido coincide con el que se presentó originalmente en el Consejo de Seguridad pero que en definitiva será aprobado", agregó en alusión al poder de veto del que Rusia haría uso en el organismo.

Si bien es cierto que no había forma de que una moción contra Rusia prosperara en el Consejo de Seguridad –que paradójicamente ahora es presidido por ese país–, también es verdad que, teniendo la posibilidad, Uruguay prefirió no aparecer vinculado a una moción que luego Rusia vetó en el órgano más importante del sistema de Naciones Unidas competente en temas de paz y seguridad; un espacio de debate y toma de decisiones que Uruguay supo integrar en los años 2016-2017.

Más allá del esperable veto ruso, el Consejo de Seguridad es un órgano con mayores potestades que la Asamblea General, tanto por sus cometidos como por su posibilidad de aplicar las resoluciones que allí se votan. Si bien la Asamblea General es el principal ente, ya que todos los miembros están representados, se trata de una instancia deliberativa, cuyas resoluciones no suelen tener efectos. En cambio, las decisiones del Consejo de Seguridad son vinculantes , y a su vez tiene el poder de tomar medidas para hacerlas cumplir, siendo el único órgano que puede aprobar el uso de la fuerza.

Ante la consulta de El Observador, desde Cancillería remarcaron que se entendió que la posibilidad de veto "volvía aún más estéril el copatrocinio de un no miembro del Consejo de Seguridad" y que la Asamblea General es "el órgano donde la resolución es susceptible de aprobarse con el apoyo decidido de nuestro país, y donde Uruguay puede hablar, tal como lo hizo, e incidir en la decisión a través de su voto". "Mediante este curso de acción, Uruguay optimiza la utilización plena de los recursos de que dispone como Estado miembro de la Asamblea General en lo que será un pronunciamiento masivo y contundente por parte de la membresía de la ONU", señalaron desde el ministerio.

Este lunes, ya luego de la polémica por la postura en la OEA, el embajador uruguayo en Naciones Unidas Carlos Amorín intervino ante la Asamblea General –convocada de urgencia para analizar el conflicto–, manifestó su "enérgica condena a la invasión rusa del territorio de Ucrania", y ratificó que "Uruguay copatrocina y apoya" el proyecto de resolución que se someterá a votación en el foro.

Uruguay calificó como "completamente inaceptable que la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Ucrania sean avasalladas", y remarcó que "el reconocimiento de las entidades separatistas de Donesk y Lugansk por parte de la Federación Rusa, así como el desplazamiento de fuerzas militares hacia esas regiones, desconociendo las fronteras internacionalmente reconocidas y la comisión de actos de agresión bélica contra el territorio ucraniano son una violación grave e injustificable del derecho internacional que los miembros de las Naciones Unidas (tienen) la obligación de denunciar y condenar".

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...