Cargando...
Se abren definiciones para un proyecto que divide a la coalición de gobierno

Nacional > Parlamento

Cabildo Abierto aceptó “compás de espera” para salvar diferencias por ley forestal

El Frente Amplio pretendió votar este jueves en comisión, pero el ministro de Ganadería hará una visita de última hora al Parlamento y los liderados por Manini Ríos definen si aceptan negociar modificaciones 

Tiempo de lectura: -'

03 de diciembre de 2021 a las 05:04

A las 19:45 horas de este miércoles un correo electrónico enviado por el equipo del ministro de Ganadería, Fernando Mattos, ingresó a las casillas de los integrantes de la comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca del Senado. El jerarca pedía ser recibido por los legisladores en relación al “tema forestal”.

Era un anuncio sobre la hora.

A las 13:00 de este jueves, la comisión estaba citada para definir, justamente, qué pasaría con un proyecto de ley –ya aprobado en Diputados con los votos del Frente Amplio y Cabildo Abierto– que plantea redefinir lo relativo a los suelos de prioridad forestal

Pero el pedido de Mattos dio algo más de tiempo, y Cabildo Abierto se comprometió a abrir un "compás de espera" para analizar si acepta incorporar cambios a la polémica iniciativa que divide al oficialismo. 

Los senadores esperan ahora que el ministro de Ganadería eleve pronto una postura oficial y presente eventuales decretos o resoluciones que, por la vía de los hechos, sustituyan o por lo menos ayuden a salvar las enormes diferencias que genera el texto, elaborado por el partido de Guido Manini Ríos, y cuyo único apoyo aparece en filas de la oposición. 

La hora de resolver

El Frente Amplio pidió este jueves la votación sin más trámite. El senador comunista Óscar Andrade recordó que el proyecto lleva casi un año de discusión en el Senado y que "los puntos de vista a favor y en contra han sido expresados con absoluta claridad". "Pensamos que llegó la hora de resolver", zanjó. 

La oposición hizo el planteo sabiendo que, si suma sus votos a Cabildo Abierto, la ley estará en condiciones de ser aprobada, un hecho que podría configurar un quiebre importante dentro de la coalición de gobierno, ya que el presidente Luis Lacalle Pou dejó claro hace tiempo que vetaría la ley en caso de que prosperara en el Parlamento.

“Los plazos corren”, advirtió Charles Carrera al señalar que, si el texto recibe modificaciones, a la cámara no le quedará tiempo para laudar el tema este año. 

Ante esta situación, el senador cabildante Guillermo Domenech anunció un "compás de espera" para que su fuerza política pueda determinar si insiste en proseguir con el proyecto tal como está o acepta negociar modificaciones

En particular el polémico artículo 2, que divide aguas en el oficialismo. Allí se establece que la superficie total de bosques de rendimiento y generales en todo el país no podrá superar el 10% de la superficie nacional bajo explotación agropecuaria. Andrade, al respecto, reconoció que allí está "el corazón" del proyecto.

Domenech pidió en ese sentido postergar la definición por una semana. Su intención es clara: votar el proyecto en los próximos siete días. El senador y presidente de Cabildo Abierto reclamó la presencia inmediata del ministro en la comisión, a más tardar, el próximo lunes. “Pienso que es un tema lo suficientemente importante como para que el ministro lo meche y se haga tiempo para venir”, sostuvo.

En su primera comparecencia, el ministro Mattos cuestionó el proyecto de los cabildantes y y dijo que sería “muy dañino”, al representar un “cambio en las reglas de juego para una de las inversiones más importantes en la historia del país”. El ministro había dicho no comprender la intención de “limitar una actividad productiva sin un criterio científico válido”.

Una "guillotina" a la producción

Los dos mayores partidos de la coalición (el Partido Nacional y el Colorado), que en Diputados rechazaron el proyecto, siguen demostrando escaso interés de que se convierta en ley.  El senador colorado Pablo Lanz (del sector Ciudadanos, como el ministro de Ganadería) consideró necesario escuchar el dictamen de Mattos para “aterrizar” la nueva información que pueda existir y, de paso, ponerle “punto final” al debate. Al legislador “le consta” que el ministerio se apresta a presentar una nueva cartografía nacional. 

En diálogo con El Observador, el expresidente y secretario general del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, había mostrado su aspiración de que el proyecto ni siquiera fuera tratado en el Senado. Sanguinetti, bajo cuyo gobierno se promulgó la vigente ley forestal, había remarcado que esta actividad era “esencial para el desarrollo nacional” y representó el “cambio estructural más importante” en la historia económica del Uruguay. 

La postura más dura de rechazo al proyecto es la del nacionalista Sebastián Da Silva, quien planteó que, si se aprueba tal como está, será un texto “rengo”, dado que no está definido qué se hará con los suelos categoría 5.02b, y si serán o no de prioridad forestal. “Estaríamos poniéndole una guillotina a la producción lechera” afirmó el legislador, al señalar que están en juego más de 1,1 millones de hectáreas.

Su correligionario Sergio Botana compartió el planteo y remarcó por su parte que la exposición de Mattos difícilmente haga variar su posición. De todas formas, reconoció que, si el ministro pide ser nuevamente recibido por la comisión, “alguna cosa tiene que decir”.  Botana dijo no comprender el “apuro” en votar el proyecto. “Si se vota ahora, en esta época del año, cuando no se plantan árboles, nada cambia”, advirtió.

“Tengo tendencia a acompañar el proyecto de ley, pero si contiene la limitación del 10% votaría en contra no solo de ese artículo sino de la iniciativa en general”, adelantó. “Es un muy mal mensaje para el sector forestal”.

Silvopastoreo

El presidente de la comisión, el frenteamplista Alejandro Sánchez (MPP), advirtió que el artículo 1 del proyecto es claro: los suelos 5.02b no son de prioridad forestal. Y no lo serán, salvo que el Poder Ejecutivo, antes de promulgar la eventual ley, decida incluirlos.

La oposición anunció la presentación a corto plazo de un nuevo proyecto de ley que regule las condiciones del silvopastoreo, el sistema que permite combinar la producción forestal con las pasturas y los animales en una misma unidad de terreno.  Falta por definir, señaló el legislador, la cantidad de plantas por hectárea permitidas a incluir en la iniciativa.

A juicio del senador Andrade, el proyecto de Cabildo Abierto es necesario pero no resuelve el problema de fondo de la forestación.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...