Cargando...
Andrea Panini, la mujer desaparecida en Neptunia el 10 de junio de 2021

Nacional > Entrevista a Paula Panini

“Campechana”, “buena mamá” y “hostigada”: el relato de la hermana de Andrea Panini, la mujer desaparecida en Neptunia

No sabía que la mujer planeaba un viaje a Buenos Aires ni que tomaba antidepresivos, pero Paula Panini asegura que su hermana nunca abandonaría a su hijo y pide una búsqueda "un poco más rápida" en medio de "mucha angustia"

Tiempo de lectura: -'

15 de junio de 2021 a las 05:01

Por Paula Ojeda.

Los vecinos de Neptunia se concentraron este lunes a las 13 horas frente al Juzgado de Atlántida. Tres horas después, aunque más hacia el este del país, hicieron lo mismo un grupo de rochenses frente al Juzgado de Paz de La Paloma. A media tarde, la fiscal Mirna Busich dio las últimas novedades oficiales sobre la desaparición de la ciudadana argentina Andrea Panini (43). "Pandy", como le dicen a la mujer, salió el jueves a las 11:30 horas de su casa en Neptunia y no volvió. 

Según expuso la fiscal, la desaparecida fue a Atlántida a realizar una diligencia por el juicio que mantenía con su expareja. Se suponía que iría al Juzgado, pero fue a la Defensoría de Oficio del balneario porque estaba en los trámites para cambiar su defensor público por uno privado

La desaparecida tenía "denuncias cruzadas" -según definió Busich- con el padre de su hijo. Ella lo había denunciado por violencia de género y, a raíz de la orden de restricción que había solicitado contra su expareja, el hombre llevaba una tobillera electrónica. A ella se le había dado un rastreador de la Dirección de Monitoreo Electrónico (Dimoe) del Ministerio del Interior por si acaso. El hombre reside en Rocha y nunca se movió del lugar. 

Tras haber salido de la Defensoría, Panini fue en bicicleta hasta el peaje de Pando, dejó el vehículo allí y se subió a un ómnibus que tenía como destino Parque del Plata (sentido contrario a su casa). La Fiscalía aún no pudo determinar en qué parada se bajó, pero citará al chofer del ómnibus para consultarlo. 

La mujer había dejado a su hijo al cuidado de un vecino al que le dijo que retornaría alrededor de las 15 horas. Cinco días después, su paradero es desconocido. 

Cuando ya casi se termina el cuarto día en busca de "Pandy", su hermana Paula Panini atiende por teléfono a El Observador y advierte que casi no duerme y que no pudo escuchar lo que dijo la fiscal. Según relató, está todo el día haciendo notas. "Eso creo que ayuda", dice antes de suspirar. 

En Montevideo, su hermano Daniel y su cuñada se están encargando del hijo de Andrea y la relación con la Justicia. A la hora de la entrevista con Paula, Daniel estaba reunido con el embajador argentino en Uruguay, Alberto Juan Iribarne. "Nos repartimos con mi hermano las misiones", cuenta Paula. 

A continuación, un resumen de la entrevista.

¿Cuándo fue la última vez que hablaste con tu hermana? ¿Cómo la notaste?

Re normal. Hablé el miércoles y ella desapareció el jueves. Había hablado el domingo también, porque nosotras todos los domingos hacemos una mateada virtual por WhatsApp con mi mamá. Mi mamá esta en España, yo en Buenos Aires y ella en El Remanso (Neptunia, Canelones). Tomamos mate las tres, es una charla. Después hablé el martes y el miércoles, porque me pidió que le saque una foto para su Instagram de yoga. Hablamos de eso. Ella hace yoga, estaba con toda la movida de hacerse el Instagram y yo sé más de redes, entonces la iba a ayudar. 

¿Tuviste contacto con tu sobrino?

Sí, hablé con él, obvio. No sabían cómo decirle. Él quedó con un vecino, llamaban las amigas de Andrea que no sabían cómo contarle. Él veía movimiento, la mamá no había llegado. Entonces, bueno, como te conté que nosotras hacemos videollamadas, en las videollamadas aparece él, hablamos de pavadas... Entonces, como tía, las horas pasaban el viernes y le dije la verdad. Le dije 'mirá, tu mamá todavía no llegó. No sabemos qué le pasó, pero algo le pasó y ya va a volver y la vamos a ir a buscar'.

También le pregunté cómo estaba vestida, porque era muy temprano y nadie sabía cómo estaba vestida. Él me dijo que no se acordaba, pero después me dijo "un pantalón blanco y un bolso negro". Él dio ese dato. Después lo llamé otra vez y le dije que iban a ir los tíos. Cuando nos dan el permiso, ahora pasar la frontera con pandemia es un lío, ahí tengo que agradecerle al Consulado argentino en Uruguay, que hizo todos los papeles. Él está con mi hermano y con mi cuñada. Aparentemente está bien. Le explicamos, pero igual es difícil para todos.

El día que desapareció salió sin el celular y sin el rastreador que tenía por la denuncia de violencia que había hecho contra su expareja ¿Era de salir sin el celular?

Sí, (se ríe). Miles de veces porque Andrea no es muy tecnológica. Tiene celular para dar las clases por Zoom de yoga. No le da mucha bola. Ahora se iba a poner las pilas, iba a armar el Instagram de yoga. Justamente con toda esta movida de la pandemia se tuvo que actualizar un poco, pero nunca le dio mucha bola al celular. Antes de la pandemia, cuando me venía a visitar acá a Buenos Aires decía 'ay, me voy a hacer un mandado acá al super' y por ahí se olvidaba del celular. Es así Andrea, no está pendiente del celuluar. 

¿Hace cuánto que conoce al padre de su hijo?

Ella tiene con él a mi sobrino que tiene 11 años, o sea, hace más de 11 años. Lo conoció en España. Cuando nace el niño, deciden venir a Uruguay porque el ex es uruguayo. Querían estar en Uruguay o en Argentina y se decidieron por Uruguay. Hasta que la cosa no estuvo bien; se separan, comenzó un litigio largo de pareja. Ella inició una demanda por violencia doméstica. A raíz de eso el exmarido tiene una tobillera electrónica, por pedido de la Justicia y eso le prohíbe acercarse a ella. 

¿Cuándo empezaron los problemas? ¿Cómo eran?

Hace un tiempo. Un tiempo largo hace que estaba ahí molestando. La verdad es que Andrea es una persona grande y no estoy ahí preguntándole hace cuánto. Sé que hace un tiempo largo. Por eso el miércoles ella vio al abogado, le hizo un escrito y le pidió que al otro día, el jueves, lo lleve al Juzgado. Después ahí arrancó la historia, el tema de que nunca llegó, que se fue para allá y que después le perdimos el rastro. 

La fiscal dijo hoy que ella no fue al Juzgado, fue a la Defensoría de Oficio para cambiar de un defensor público a uno privado ¿vos sabías eso?

No, no sabía. 

Después de eso, dice la fiscal, se tomó un ómnibus con destino a Parque del Plata, pero no saben en qué parada se bajó ¿tenés idea por qué se podría ido para ese lado?

No, no. 

La fiscal también informó que Andrea fue a Colonia la semana pasada y que dio dos explicaciones distintas de por qué había ido.

Yo sé que ella un fin de semana se fue a Colonia, hace poco. No sé porqué. 

A ella el año pasado se le hizo un informe y no estaba tomando ningún medicamento. Ahora su abogado dijo que tomaba antidepresivos. ¿Vos sabías?

No, no sabía que ella tomaba medicación. Yo sabía que ella iba terapia, viste que ahora todo el mundo va. Ella tenía temas que resolver. Yo he ido miles de veces a terapia también. Eso sí sabía, pero no que tomaba medicación. 

¿Por qué iba a terapia?

Estaba estresada por estos temas. Se sentía muy hostigada por su expareja. Sufría el hostigamiento. 

¿Tenía miedo?

Sí, sí. 

¿Qué pensás de lo que aseguró Interpol? Afirman que el hombre estaba en Rocha.

No quiero sacar... Eso se lo dejo a la Justicia. 

¿Nunca se fue por unos días sin previo aviso?

Me enteré que están diciendo eso, que (lo de Andrea) es una noticia falsa. 

La fiscal no descartó ninguna hipótesis.

Nunca hizo eso (Andrea). Ella es una buena mamá. Le dijo al hijo que volvía a las tres y es a las tres. Es así. Yo también soy mamá y cuando le decís a tu hijo que volvés en un rato, volvés en un rato. Andrea es buena gente. Vos la conocés y te hacés amiga de Andrea. Es una amigaza. Es campechana, todo el mundo la quiere. Las movilizaciones en el barrio las empezaron sus amigos, sus vecinos, amigos de amigos, gente que se conmueve con la causa. Andrea era... Andrea es... Ay, me confundo. Pasan los días y me voy desesperando. Es divina. Es una super mujer. 

¿Cómo ves el proceso que está haciendo la Justicia Uruguaya?

Hoy hablé con alguien y me dijo "Paula, ¿qué dijiste? ¡Nos mataste!". Yo hoy hablé con muchos medios de Uruguay y de Argentina. Yo estoy desesperada. Es una vida y es mi hermana. Es una vida que no sabemos dónde está y pasan las horas. A medida de que pasan las horas... De los casos que uno conoce de las chicas que desaparecen, por estadística, cada vez que pasa más tiempo es peor. Yo estoy desbordada, estoy preocupadísima. La quiero a mi hermana viva. Quiero que por favor se articule bien Interpol con la Fiscalía, la Policía y que accionen más rápido. Aparentemente eso no cayó muy bien, pero yo lo digo desde mi ignorancia. Yo soy una persona común, no me dedico ni a las leyes. Soy pintora, artista plástica. Hoy le hice hasta un pedido al presidente, dije "al presidente, si me está escuchando, ¡por favor que la busquen rápido!". No estoy diciendo que la buscan lento tampoco, estoy diciendo que la busquen más rápido. 

Sé que están trabajando, pero yo necesito que trabajen más rápido. Quiero que digas esto porque es lo que siento: quiero agradecer a la fiscal por la declaración que dio, a la Interpol. Les quiero agradecer, está todo bien, pero siento que tendría que ir todo un poco más rápido. El agradecimiento ponelo en letrita negra, pero que en mi desesperación, necesito que vayan un poco más rápido. 

Su abogado dijo a Fiscalía que estaba tramitando un permiso para poder viajar con su hijo a Buenos Aires ¿estabas en conocimiento de eso?

No sabía nada. 

¿Cómo estás viviendo las manifestaciones por tu hermana en ambos países?

Las veo perfectas. Eso es ayuda. Todos me están ayudando a que Andrea aparezca más rápido. Es una vida que no sabemos dónde está. Pasan los días y las horas y no sabemos dónde está. Me angustia mucho. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...