Espectáculos y Cultura > Carnaval

Carnaval de Río: Beija-Flor ganó con su crítica a la corrupción

El espíritu reivindicativo dominó la fiesta en el Sambódromo.

Tiempo de lectura: -'

16 de febrero de 2018 a las 05:00

La tradicional escuela de samba Beija-Flor se coronó este miércoles ganadora del carnaval de Rio de Janeiro con un fuerte desfile contra la corrupción y la violencia, un reconocimiento al espíritu reivindicativo que este año dominó en el Sambódromo.

La escuela, una de las más premiadas de los últimos tiempos, se inspiró en la figura de Frankenstein -novela que cumple 200 años- para ilustrar un "monstruo" corrupto, abandonado e intolerante con el que comparó a Brasil.

Y usó imágenes fuertes para hacerlo, como ratas con maletines llenos de dinero para representar a sus políticos o niños y policías en ataúdes para exponer el recrudecimiento de la 'guerra' en las favelas de Rio de Janeiro.

Se premió "la crítica de lo que ocurre en nuestro país, la desigualdad", celebró el cantante Neguinho, un emblema de Beija-Flor, en la ceremonia de entrega del trofeo en el Sambódromo, en la que los seguidores de la escuela vestidos de azul y blanco brincaban de alegría.

Nilópolis, el suburbio al norte de Rio en el que se encuentra Beija-Flor, estaba de fiesta este miércoles después de haber dejado impactados a los brasileños con su desfile del lunes, uno de los más críticos que vieron los más de 70.000 espectadores de la "pasarela de la samba".
"Oh patria amada, ¿por dónde andarás? Tus hijos ya no aguantan más", repetía su samba, con un estribillo que evoca al del himno nacional.

El desfile de Beija-Flor ejemplificó el cambio de espíritu del "mayor espectáculo de la tierra" en estos tiempos de crisis, donde los shows patrocinados quedaron atrás para pasar a desempolvar su espíritu más reivindicativo.
En medio de estos tiempos convulsos, Beija-Flor no dejó títere con cabeza.

Dedicó un carro alegórico a la sede de Petrobras, centro del megaescándalo de corrupción en el país, criticó las deficiencias en el sistema sanitario y de educación y denunció con crudeza la ola de violencia en Rio, mostrando a traficantes armados asaltando a personas indefensas y a familias llorando la pérdida de los suyos en tiroteos.

Al tiempo que mostraba a niños de la favela abocados a vender caramelos en la calle, criticó el fanatismo religioso que amenaza al país y también tuvo como una de sus abanderadas contra la homofobia a la estrella drag queen Pabllo Vittar.

"Este fue el carnaval del 'Fora Temer' y del 'Lula allá (en la presidencia)", escribió la depuesta presidenta izquierdista Dilma Rousseff (2011-2016) el lunes.
El desfile de Beija-Flor ejemplificó el cambio de espíritu del "mayor espectáculo de la tierra" en estos tiempos de crisis, donde los shows patrocinados quedaron atrás para pasar a desempolvar su espíritu más reivindicativo.

De hecho, la escuela ganó este miércoles el 14º título de su historia después de haberse coronado campeona en 2015 con un polémico desfile en homenaje al régimen de Guinea Ecuatorial, presuntamente pagado por su presidente.

Premios a la protesta

Pero además de premiar la osadía de Beija-Flor, la Liga Independente das Escolas de Samba do Rio de Janeiro (Liesa) otorgó el segundo lugar a Paraiso de Tuiuti, cuyo desfile puso en duda que la esclavitud haya sido realmente abolida en Brasil y retrató al presidente conservador Michel Temer como un vampiro por su controvertida reforma laboral.

"Este fue el carnaval del 'Fora Temer' y del 'Lula allá (en la presidencia)", escribió la depuesta presidenta izquierdista Dilma Rousseff (2011-2016) el lunes.

Los desfiles de este año se celebraron con la mitad de las subvenciones ordenadas por el alcalde de Rio, el evangélico Marcelo Crivella, que también fue blanco de fuertes críticas por parte de Mangueira. (AFP)
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...