Cargando...
Carolina Ache dará explicaciones a la bancada de Ciudadanos

Nacional > CANCILLERÍA

Carolina Ache en la cuerda floja: Ciudadanos escuchará sus explicaciones para definir si la respalda

El presidente Luis Lacalle Pou habló del tema con el ministro de Ambiente, Adrián Peña; respuestas de Ache sobre reunión con Balbi serán importantes

Tiempo de lectura: -'

14 de diciembre de 2022 a las 05:00

“Hay que analizar bien todo. Cada declaración, cada hecho, y los tiempos de cada hecho. Y que la bancada tenga una instancia con ella”, decía el lunes, casi de madrugada, un dirigente de Ciudadanos acerca de la situación de la vicecanciller Carolina Ache.

Los legisladores acababan de terminar la reunión clásica de bancada de los lunes, que esta vez había sido un asado en lo del diputado Juan Moreno, y aunque el tema no formaba parte del orden del día, se había colado hasta ocupar un rol protagónico.

Todos estaban sorprendidos por el contenido de los mensajes que Ache había intercambiado con el subsecretario del Interior, Guillermo Maciel, a propósito de la situación de Sebastián Marset, y algunos estaban molestos porque la jerarca nunca les dijo que en esos chats hubo una advertencia explícita de que el uruguayo que había sido detenido en Dubái por tener un pasaporte paraguayo falso era un “narcotraficante muy peligroso y pesado” cuya liberación “sería terrible”.

Por eso, como primera medida, decidieron convocarla a una reunión con la bancada para que explique con lujo de detalles cómo se dieron esas conversaciones, si ocupó algún rol en la entrega del pasaporte uruguayo, y que sincere el alcance de su diálogo con Alejandro Balbi, el abogado de Marset.

Ese encuentro, coordinado para el jueves a las 9 de la mañana, será crucial para definir su futuro político, ya que en el sector entienden que en caso que las respuestas no sean satisfactorias, será necesario pedirle que dé un paso al costado porque se habrá quedado sin respaldo

Marset sigue prófugo

Este lunes, una vez que se divulgaron los chats, se sucedieron una serie de llamadas y reuniones para calibrar el alcance de lo que estaba ocurriendo.

Según reconstruyó El Observador, el presidente Luis Lacalle Pou habló con el ministro de Ambiente, Adrián Peña, acerca del tema. Peña ya había hablado varias veces con Ache. En los diálogos se entendió importante que la vicecanciller diera explicaciones políticas, más allá de las públicas que pensaba hacer en dos instancias: una publicación en Twitter y una entrevista con El País.

Ache no piensa renunciar, asegura que la advertencia que le hicieron vino del Ministerio del Interior, el organismo que se encarga de dar los pasaportes por lo que hay –al menos– responsabilidades compartidas, y que actuó con transparencia sin ocultarle nada a nadie.

Esta última parte de su declaración es la que, por estas horas, está en entredicho, debido a tres razones que ocurrieron por separado pero están encadenadas.

Días antes de la interpelación, los legisladores de la coalición se reunieron en una casona del Prado con los jerarcas de Interior y de la Cancillería para preparar la sesión. En ese encuentro, que se mantuvo en reserva, supieron que a pedido de la brigada antidrogas Maciel le había consultado por Marset a Ache en dos ocasiones.

Marset obtuvo el pasaporte a fines de noviembre

De acuerdo con dirigentes que participaron de la reunión, allí ninguno de los dos manifestó que sabía del prontuario de Marset. Lo que dijeron ahí fue lo que repitieron en el Senado cuando revelaron la conversación. 

De los dos diálogos entre ambos, el más importante –por el contenido– es el que se registró el 3 de noviembre de 2021, dado que incluye la advertencia. En ese momento, y hasta pocos días antes de la interpelación de agosto de 2022, Ache no le comunicó al canciller Francisco Bustillo el intercambio que había mantenido con Maciel.

Fumando un cigarrillo electrónico, en la reunión de coordinación, Ache explicó –a partir de la consulta de dos legisladores– que su diálogo con Balbi se limitó a la consulta de cuándo salía la valija diplomática hacia Emiratos Árabes Unidos.

Como no contó que Maciel le había hablado de Marset como un narcotraficante peligroso, dieron por válido que no supiera las dimensiones del personaje, un aspecto que ahora, con las cartas arriba de la mesa, le cuestionan.

Por eso, su explicación acerca de cómo fue posible que cuando Balbi la contactó no le haya mencionado al narcotraficante uruguayo, ni que estaba gestionando un pasaporte, será decisiva para su futuro, ya que algunos entienden que puede haber cometido una omisión política grave.

De acuerdo con los mails que el abogado envió a embajadores y diplomáticos de la Cancillería en todo el proceso, siempre mencionó que estaba representando a Marset, aunque según Ache esto no ocurrió en el caso de su reunión, que fue el 24 de noviembre, más de tres semanas después del mensaje de Maciel. “En esa reunión él me hace una consulta sobre la valija diplomática para Emiratos Árabes Unidos, acerca de cuándo salía, a lo que yo le contesto que esa valija ya había salido y que esas valijas salen una vez al mes. Ese es el contenido de lo hablado en esa reunión”, dijo en la interpelación, según consta en la versión taquigráfica de esa sesión.

La posición de Ache quedó debilitada tras la interpelación pero fue respaldada por Ciudadanos. “De acuerdo a lo que se conoce públicamente no hay elementos para retirarle la confianza”, declaró entonces Peña.

Este martes, en una rueda de prensa, el senador Pablo Lanz –que ofició como vocero del grupo– reconoció que estaban en una “posición incómoda”, mientras que Lacalle Pou, desde Colonia, se limitó a señalar que “por ahora” no pensaba cambios en el gabinete.

Al defenderse de las críticas, la vicecanciller apuntó contra Maciel señalando que tenía responsabilidad porque está en el organismo “donde se terminó imprimiendo el pasaporte”.

Lacalle Pou dijo que "por ahora" no habrá cambios en el gabinete

Estos comentarios le abrieron un frente con el Ministerio del Interior, que deslindó responsabilidades, aseguró que Maciel nunca supo que se tramitó un pasaporte, y que el reglamento para la emisión de estos documentos establece que es la Cancillería el organismo “competente” cuando se piden en el exterior.

En la rueda de prensa, Lacalle Pou también aseguró que el gobierno no mintió ni faltó a la verdad en el Parlamento. “No hubo ocultamiento”, agregó y enfatizó que “lamentablemente” no podían actuar de otra manera, y que la oposición –“que le pega a todo lo que se mueve”– sabe que se actuó “a derecho y como debía ser”.

En el gobierno destacan que Marset no tenía antecedentes ni una requisitoria internacional por lo que estaba habilitado para obtener el documento. Pese a esto, el consulado en EAU advirtió “salvo opinión en contrario de la superioridad” que como tenía un proceso judicial en curso por usar un pasaporte falso era “prudente” aguardar a que finalizara esa instancia para oportunamente tramitar el documento de viaje, algo que no fue tomado en cuenta.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...