Nacional > INVESTIGACIÓN

Caso Lola: los detalles que dio el Cachila en la Justicia y que complicaron su situación

El único imputado por este caso dio detalles sobre la escena del hecho y ese fue "el problema", tal como él reconoció 

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2019 a las 10:26

El Cachila, el único procesado hasta el momento por el crimen de Lola Chomnalez, declaró en un momento de la investigación del caso que llegó a dialogar durante una hora con la adolescente argentina luego de cruzarse con ella en la playa a un kilómetro y medio del balneario de Aguas Dulces.

Pero el hombre declaró no menos de cuatro veces con contradicciones y vaguedades que, a criterio de la Justicia, terminaron demostrando su presunta culpabilidad porque de todo lo que dijo –que incluye una "explicación increíble"– se desprende que el imputado estuvo con la víctima en el preciso momento en que murió. Y las pericias forenses son contundentes al definir que la adolescente fue asesinada: tenía varios cortes, entre los brazos y el cuello, un golpe en la frente, además de arena en los pulmones, lo cual indica que murió por asfixia.

"Conversamos una hora, ella se fue y yo me fui. El lugar era donde la encontraron, abajo de unos árboles”, dijo el Cachila, según recoge el fallo de la jueza Rossana Ortega que difundió Subrayado este jueves, y en donde se detallan los fundamentos del procesamiento con prisión contra este hombre de 33 años como coautor de un homicidio simple agravado por alevosía.

En una de las primeras declaraciones del hombre citadas por la magistrada en su sentencia, aseguró que cuando se topó con Chomnalez en la playa, en ese instante ella se sintió mal. "Ella se siente mareada y se paró. Se tambaleó y cayó, ahí ya estábamos abajo del árbol, pero afuera de la cueva", dijo sobre el lugar donde dos días después de aquel 28 de diciembre de 2014 fue encontrado el cuerpo.

Ortega concluyó que "lo que (el Cachila) no logra explicar, o no quiere explicar por razones de conveniencia personal, es cómo murió la víctima", porque que el propio imputado estuvo cuando murió Chomnalez fue algo que él mismo se encargó de dejar en evidencia al aportar detalles minuciosos de la vestimenta de la adolescente o del lugar en que fue encontrado su cuerpo, tal como también fundamentó el fiscal del caso, Jorge Vaz, cuando pidió que el hombre fuera procesado.

"Donde ella estaba había una casa de madera, estaban formando al lado una casa de madera en la playa, las que hacen para las ventas, en las tierras que van así", dijo en su momento el Cachila, e hizo señas para indicar ondulación. El fiscal Vaz había citado en su petitorio otros detalles peculiares que el imputado recordaba del lugar, como por ejemplo que había caballos pastando en las inmediaciones o que el cuerpo de la víctima quedó tendido arriba del pasto en una zona donde predomina la arena.

Y dijo también: "Estaba así como en la foto con esa ropa que tiene (...) con un pantalón como el de la foto y esa mochila estaba al lado de ella, la mochila negra". Y hasta contó que ella llevaba "chinelas claras", todo lo cual quedó registrado en las fotografías de la policía.

Lo increíble

Su versión es que cuando Lola le dijo que se sentía mal, la acompañó hasta los médanos, donde había una arbolada. Le dijo que se hidratara de la "botella chica de agua sin gas" que ella llevaba –otro detalle que prueba que estuvo con la víctima, según la jueza y el fiscal– y que entonces dio la "explicación increíble", según la propia magistrada: dijo que la adolescente "se desmayó” y que “cayó de rodillas” y se golpeó "de costado".

El cuerpo de Lola Chomnalez tenía un moretón en la parte izquierda de la frente, pero las pericias definieron que fue resultado de un golpe y no de una caída, y la ciencia también fue determinante al concluir que "por la dirección en que corría la sangre desde el cuello hacia las piernas, la víctima debió encontrarse arrodillada”. El imputado contó que llegó a tomarle el pulso y que cuando comprobó que estaba muerta se asustó y huyó. Se volvió adonde vivía, en Barros Blancos (Canelones), en donde un vecino escuchó que hablaba de "un problema con una muchacha", por lo que esa persona hizo una denuncia anónima que permitió que el Cachila fuera detenido a comienzos de 2015.

¿Por qué, si las cosas ocurrieron como él dice, no avisó a nadie de la situación? Lo que respondió a esa pregunta fue: "Porque avisaba yo y me iban a culpar porque solo estaba yo ahí”.

Para él, lo que ocurrió fue sencillo: "La mataron en otro lado, la violaron y después la tiraron allí”. O, como especuló más adelante en el expediente: "Capaz que había otra persona que estaba ahí y esperó que yo me fuera y viniera, algún artesano, no sé".

Pero en determinado momento, aunque sigue defendiendo su inocencia y su defensora sostiene que si le cabe alguna responsabilidad es la de omisión de asistencia –porque para ella no hay pruebas de que él haya participado del homicidio–, el Cachila resumió por qué no tenía escapatoria: “Ahí está el problema, yo estuve con ella".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...