Cargando...
Archivo. Luis Arce, presidente de Bolivia, durante un acto por el Día de la Bandera el 17 de agosto

Mundo > Conflicto

Cinco departamentos de Bolivia lanzaron medidas de fuerza por la postergación del Censo 2023

Los comités cívicos de Tarija, Cochabamba, La Paz y Trinidad adhirieron con cortes de rutas y paros a la protesta que mantiene desde hace 16 días Santa Cruz, un bastión electoral de la derecha

Tiempo de lectura: -'

08 de noviembre de 2022 a las 15:38

Los departamentos de Tarija, Cochabamba, La Paz y Trinidad se sumaron en las últimas horas a la posición de Santa Cruz en rechazo a la decisión anunciada por el gobierno del presidente Luis Arce de postergar hasta 2024 el Censo Nacional de Población 2023 y cuyos resultados definen los recursos económicos que recibe de cada jurisdicción y la representación proporcional de los distritos en el Congreso Nacional.

Tras el paro por tiempo indeterminado lanzado desde hace dos semanas en Santa Cruz por el Comité Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE) con bloqueos de rutas y ceses de actividades, centenares de persona marcharon en los distritos de Tarija, La Paz, Cochabamba y Trinidad reclamando que el Instituto Nacional de Estadísticas realice el operativo censal antes de fin de año.

Las protesta son impulsadas por los comités cívicos de las cuatro jurisdicciones que, de esta forma, apoyaron a la CONADE, el espacio de derecha que tiene entre sus principales referentes al gobernador cruceño Luis Fernando Camacho, quien argumenta que conocer cuántos habitantes tiene la jurisdicción le permitirá acceder a más recursos públicos y ampliar la representación en el Congreso de un distrito que es considerado la locomotora económica del país y bastión de la oposición al gobierno nacional.

Según los medios locales, las protestas se materializaron con marchas y vigilias con consecuente el riesgo de provocar enfrentamientos entre las bases políticas del oficialismo y la oposición, en un contexto todavía marcado por el golpe de Estado de noviembre de 2019, que derivó en la obligada renuncia del entonces presidente Evo Morales y en una represión que dejó un saldo de al menos 35 muertos, un millar de heridos y un mínimo de 1.500 detenidos entre los simpatizantes del mandatario depuesto.

El gobierno nacional, por su parte, en un intento por descomprimir la situación amplió los grupos de trabajo de la llamada mesa técnica que sesiona desde hace días para definir la fecha del censo en la Universidad Autónoma del Beni José Ballivián, en Trinidad, con la participación de entidades de todo el país, además de representantes del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa) y del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (Celade).

En este escenario, en el cual ya se registraron algunos incidentes menores, el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui, quien participó de la sesión del lunes, señaló que es muy difícil dar una fecha aproximada del censo y agregó que "es necesario que el debate fluya, que tome el tiempo que sea necesario y de esa manera tener un intercambio de criterios profundo que permita tomar una decisión objetiva".

Un debate al que también se sumó Morales, quien pidió "a los responsables y participantes de la mesa técnica pensar y considerar la situación desesperante por la que atraviesan nuestras hermanas y hermanos que se ven impedidos de trabajar normalmente desde hace tantos días". El mensaje, difundido por Twitter, llama además a "dejar el cálculo político y la mezquindad a un lado" para entender que "el daño a la economía del país puede ser irreversible si no encuentran soluciones ni asumen decisiones".

Por lo pronto, y mientras siguen las negociaciones, en Cochabamba, cuatro personas iniciaron una huelga de hambre en la Iglesia San Francisco, y el titular del Comité Cívico local, Apolinar Rivera, advirtió sobre la posible radicalización de las medidas, aunque descartó la chance de un paro como en Santa Cruz. Según el sitio de noticias Fides, el transporte pesado bloqueó la ruta que une Cochabamba, Oruro y La Paz en apoyo a las protestas.

En La Paz, los diputados opositores de Comunidad Ciudadana (CC) Lissa Claros, Miguel Roca y María José Salazar también comenzaron en huelga de hambre, en este caso en la planta baja de la Cámara de Diputados. En Trinidad, en tanto, algunos miembros del Comité Cívico instalaron una vigilia en las puertas del campus de la Universidad Autónoma del Beni, donde se desarrolla la reunión técnica convocada por Arce.

Por su parte, el Gobierno nacional reiteró que no están dadas las condiciones técnicas para un censo en 2023 y acusó al movimiento cívico de intentar derrocar al presidente Arce. Panorama conflictivo que se completó con la declaración de Morales, quien descartó que detrás de las protestas por la postergación del censo haya una intención destituyente, aunque evaluó que sí puede existir un plan para debilitar al oficialismo y dañar la economía, intención a la que vinculó incluso a "algún sector del gobierno aliado con los golpistas".

Los medios locales, en tanto, destacaron que el paro de actividades en Santa Cruz, sumado al corte de la vital ruta que vincula Cochabamba, Oruro y La Paz, está provocando el desabastecimiento de bienes esenciales, como alimentos y combustibles, además de repercutir en el resto del país en las actividades comerciales y dificultar las exportaciones.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...