Cargando...

Espectáculos y Cultura > VOLVER A ENCONTRARSE

Cine, café y libros en un mismo lugar: tres nuevos espacios culturales para descubrir en Montevideo

En los últimos meses la capital le ha dado la bienvenida a algunos espacios que pretenden promover actividades y conversaciones en torno al arte y la cultura

Tiempo de lectura: -'

28 de mayo de 2022 a las 05:04

Un espacio cultural puede ser un refugio y al mismo tiempo el centro de una revolución. Es, en esencia, un lugar de encuentro e intercambio social donde detener por un momento la exigencia frenética de la vida cotidiana o empujarse hacia los límites de lo que llaman zona de confort con la esperanza de llevar las fronteras un poco más allá.

En los últimos meses la ciudad le ha dado la bienvenida a espacios que pretenden ser un lugar en el que diferentes expresiones culturales puedan servir de motivo y excusa para volver a vernos y reconocernos.

Cultural Alfabeta

Llueve. Hace horas que no deja de caer agua y Montevideo parece más gris que de costumbre. La esquina de Barreiro y Berro se ve distinta, pero no se trata únicamente de un cambio espacial sino de propósito: ahora es Cultural Alfabeta. Un clásico renovado que ahora combina su propuesta cinematográfica con libros y una experiencia gastronómica. Mientas se ve la lluvia resbalar sobre la ventana y el olor a café tostado resulta embriagador parece que no hay mejor lugar para ganarle al tiempo.

Las primeras conversaciones se dieron hace tres años y el proyecto avanzó en medio de una pandemia que mantuvo las salas de cine vacías. Su concreción coincidió con la reapertura de una sociedad ávida por reencontrarse y un barrio que lo recibió con los brazos abiertos. “Fueron ganas de mostrar una propuesta de cara al barrio y a esta altura de cara a la ciudad, porque creo que estamos excediendo los límites barriales. Era algo que nos gustaba: hacer una conjunción de cine, libros, un espacio de café y gastronomía. Parece que hace falta, de hecho por la respuesta de la gente hacía falta”, sostiene Mariana Chango, gerenta general de Life Cinemas. Desde su apertura, hace poco más de 20 días, circulan por las instalaciones del nuevo espacio cultural miles de personas.

Varios socios se sumaron al proyecto para hacer andar la renovación y recuperar un espacio donde se ponga la cultura en primer lugar, en un esfuerzo para reactivar la zona y devolverle a los vecinos una oferta tan ambiciosa como seductora.

La transformación del espacio estuvo a cargo del arquitecto Alexis Anderson e Inés San Martín tuvo en sus manos el diseño del interiorismo, ambos se enfrentaron al desafío de reapropiarse de un lugar con historia. El resultado es un edificio con una energía circular, en el que no hay divisiones entre la cafetería, el cine o la librería, con un patio en el centro y un olivo de más de 20 años como punto gravitatorio. Desde cualquier espacio se puede ver la influencia de las otras áreas y esa dinámica de transparencias que permite la estructura está vinculada con el concepto central de Cultural Alfabeta: todo funciona como una unidad. “Somos un colectivo que trabaja junto. Si bien cada uno sabe de algo específico también participamos en la opinión estratégica y de diferentes cosas en el todo. Eso también se ve en su arquitectura”, indica Álvaro Planzo, responsable del café de especialidad.

Entrando por la ochava de la esquina lo primero es el aroma del café en torno a una cafetería que se plantea como una propuesta de especialidad sin volverse "snob". "Es más terrenal, más de barrio y volver a la cafetería tradicional italiana que es de donde todo salió", puntualiza Planzo.

La comida se presenta de dos formas: en la tienda y en el servicio a la mesa. La propuesta gastronómica se concentra en productos frescos y de estación, con platos de elaboración propia, manteniendo el toque de especialidad "de ir a lo mejor del producto, elaborarlo, pensarlo y sacar lo mejor de cada uno". A su vez, la propuesta de la pastelería está a cargo de Florencia Courreges.

“El Uruguay se construyó en los boliches", dice Alejandro Lagazeta, librero y uno de los gestores del espacio. Esa es la idea: motivar el encuentro que ha estado en la base cultural del país con una propuesta más contemporánea. "Estos formatos son los mismos de antes con un planteo aggiornado en el tiempo”.

En el marco de este espacio de circulación y encuentro era necesario crear una librería acorde a las características del barrio. La propuesta de Cultural Alfabeta dialoga con el resto: con el cine, con la gastronomía, con el arte y el diseño desde una perspectiva contemporánea que no es habitual en las estanterías. Una alternativa fresca con un corte transversal. Una zambullida entre las páginas puede llevar desde literatura nacional e internacional, con nombres jóvenes y femeninos a la vista, pasando por ensayos, poesía, narrativa y literatura infantil. La librería de Cultural Alfabeta es una invitación a perderse y encontrarse en algún giro seductor e inesperado. Pero, es también, una vidriera para los escritores uruguayos. “Yo me siento incómodo cuando vamos a las librerías en Uruguay y no encontrás los libros de los autores nacionales en las mesas o en las estanterías porque no son best sellers”, dice Lagazeta.

Pasaron 37 años desde aquel 11 de julio de 1985 en que se proyectó la primera película en la esquina de Pocitos que con el tiempo se convirtió en un ícono del cine de autor. "Siempre dimos la película que no era comercial, siempre buscamos la película que tenía algo para decir. Tenemos una visión muy afinada, compartida, de que hay cosas para decir que no están por ahí y que le gente te agradece que las pongas sobre la mesa. Sea cine o sea libros. Me parece que eso también fue lo que propició la unión en este proyecto", sostiene Chango. Actualmente se exhibe en las salas un ciclo de cine documental nacional que incluye títulos como Delia, Bosco y Mirador.

En este alineamiento de objetivos y valores entre todas las partes de la maquinaria la gerenta del cine indica que mantendrá el perfil que han construido en casi 40 años, pero que también habrá flexibilidad ante las oportunidades que presenta este nuevo espacio. "Vamos a incursionar con alguna película de niños los fines de semana porque los chicos vienen por los libros y está bueno que también tengan una propuesta de cine. Vamos a ir explorando esos territorios que todavía no tenemos colonizados".

"El barrio está contento", destaca Planzo y señala que la reacción de los vecinos y los colegas del barrio ha sido positiva ante la esperada reapertura. "Me parece que eso es muy interesante. Interactuar con la gente, con la zona y con otros colegas potenciándonos".

“La cultura es una excusa linda para socializar. Películas podés ver en tu casa, libros podés leer en tu casa, comés en tu casa, pero acá hay un vínculo, una interacción y es un lugar de encuentro de gente con los mismos intereses”, concluye Chango. 

Cultural Alfabeta abre de martes a domingos entre las 9:00 y las 23:00.

Charco Club Cultural

No es un centro cultural, es un club. Un espacio de intercambio donde se potencian discusiones sobre la cultura que hace a la sociedad uruguaya y al mismo tiempo una red de intereses compartidos. La casa de Maldonado 1477 no se esconde: un ventanal a la calle hace de vidriera y llamador que atrae a los curiosos a resguardarse en el interior del club.

Adentro ocurre todo al mismo tiempo. Los libros se ordenan en una estantería de madera mientras el café humea y las paredes exhiben Los fondos, la primera muestra de la artista Mariana Viñoles con la curaduría de Magela Ferrero. Sin embargo predomina la calma.

Cinco treintañeros se pusieron el proyecto al hombro: Francisco Astori, Juan Cohen, Carolina Ermida, Diego Fraga y Camila Gabito, decidieron ponerse al frente de un emprendimiento en donde pudieran propiciar conversaciones y discusiones en torno a la cultura. 

"Nos desencontramos mucho físicamente durante la pandemia y queríamos un espacio para charlar de cosas que nos gustan más allá de la vida, de la política, del trabajo, que también nos preocupa y hablamos de eso. Un lugar para sentarnos a hablar de libros, de discos, de cine", dice Francisco Astori en diálogo con El Observador

La transformación del espacio estuvo en manos del Estudio Río, de las arquitectas Maite Echaider y Camila García, con la premisa de que se convirtiera en un espacio donde se pudiera integrar la vida literaria, el cine y la cafetería. Despejado, multifuncional y luminoso, convirtieron lo que alguna vez fue un salón de fiestas en el epicentro de la discusión social al resguardo de un ficus que se roba la atención en el medio de la sala.

Astori señala que en el espíritu de la propuesta hay un enfoque que da valor al trabajo cooperativo y desde ese lugar quieren hacer su contribución al barrio que los recibió. "Que sea un diálogo con el entorno de cualquier estructura social. Tratar de potenciar emprendimientos que tienen que ver con la cultura y no solo con las artes sino con la cultura en un panorama más amplio: la pintura, la música, la literatura, pero también el telar, la cerámica, la conversación sobre cualquier cuestión social que nos nuclee y que nos interese charlar sobre ello. Eso nos interesa que suceda acá".

La librería tiene en torno a los cinco mil libros que se seleccionan con un criterio curatorial. “Entre nosotros cinco tenemos intereses muy diversos, entonces termina siendo medio amplio. Hay mucho de música, de cine, algo de teatro, poesía, hay mucha literatura nacional, narrativa universal. Con eso vamos construyendo los títulos".

Son libros que resuenan con los intereses de los gestores, autores y autoras que conocen y recomiendan. "Nos gusta mucho conversar sobre libros. Poder conversar sobre lo que tenemos acá es algo que nos interesa y ahí va sucediendo también el intercambio".

Si bien el proyecto empezó como una librería y cafetería que motivara la conversación, antes de abrir decidieron agregar la presencia de otro interés: los discos. Así es como incluyeron un sector con vinilos de Little Butterfly Records y abrieron la cancha para hacer presentaciones de discos y vincular el espacio para hablar, también, de música. 

Desde fines de 2021 empezó a tener vida. Y una vida activa. Desde entonces han desarrollado talleres de escritura, conversatorios, conciertos, proyecciones de cine, presentaciones tanto de discos como de libros, podcasts en vivo y encuentros de lectura. Se ha convertido en el hogar de proyectos que buscaban una casa donde reunirse en el regreso de la presencialidad y de quienes mantienen el hábito del teletrabajo. 

"La gente nos está conociendo, pero por suerte nos pasa mucho que la gente que viene acá se siente cómoda. Hay algo acá que tiene que ver con lo hogareño, con la energía que tenemos, o no sé con qué, pero los artistas que han venido a tocar, exponer o leer, tienen esa sensación de que se sienten como en casa y nosotros buscamos eso también". 

Charco abre de lunes a viernes de 1.00 a 20.00 y los sábados de 14.00 a 20.00.

Próximas actividades

  • El 28 de mayo reciben al Club de lectura queer
  • El 1 de junio a las 19:00 organizan un conversatorio sobre "Las mujeres en las izquierdas", a propósito del estreno del documental Delia con Ana Laura de Giorgi, Elena Zaffaroni, Virginia Martínez y Mariana Amieva como moderadora
  • Todos los miércoles a las 17:00 se desarrolla un laboratorio de escritura a cargo del colectivo Palabras Habitadas

Macoco + Amazonia

Una niña gira sobre sí misma pisoteando las baldosas de la casona de Maldonado 1775. Da vueltas y el collar que estira con el dedo gordo se encuentra con el reflejo del sol que se cuela desde el patio. Sus padres conversan mientras toman un café en una mesa ubicada en la esquina de la habitación. Alguien pasa por delante rompiendo la ilusión de la escena familiar y es la mejor forma de explicar cómo se siente la fusión de Macoco con Amazonia: se siente como en casa.

Macoco surgió como una cafetería en Pablo de María y Bulevar España, en una pequeña casa con una Santa Rita en la entrada. Manuela Rodríguez y Matías Cor son pareja, y desde que decidieron emprender también son socios. “Ponemos un café y vemos qué pasa", recuerda ella que dijeron.

"Pensamos que iba a ser más fácil. Fue difícil pero valió la pena”, dice Rodríguez cuatro años después. Luego de una transformación que los convirtió en un lugar que le da la bienvenida a encuentros artísticos y sociales. 

Hace un año aquel lugar estaba quedando pequeño y fue el momento ideal para fusionarse con Martín y Jimena Seaone, que paralelamente habían creado la librería Amazonia. La fusión trajo un aire nuevo al proyecto que acaba de cumplir un año de vida cultural.

Los libros se reparten en dos habitaciones de la casa y en las bibliotecas de madera se acomodan unos seis mil títulos. “Lo que más recomendamos es la narrativa: novelas, cuentos, porque es lo que más nos gusta, lo que más leemos nosotros. Igual nuestro público es muy diverso y muy amplio entonces tenemos de todo: gastronomía, tarot, historia, política, hay para todos los gustos”, explica Jimena mientras atiende al público. 

"Para nosotros estos espacios son importantes porque son un vehículo. Desde que abrimos las puertas vinieron muchas personas en busca de un lugar donde realizar actividades, donde encontrarse. Hay un montón de gente haciendo cosas y que tengan espacios donde presentarlas, enseñarlas y mostrarlas es fundamental". 

Abre de lunes a viernes entre las 10:00 y las 20:00, y los sábados desde el mediodía.

Próximas actividades

  • El sábado 4 de junio se va a llevar a cabo en el patio del espacio la presentación de tres libros de la editorial Fardo: 
  • El jueves 9 recibirán un club de lectura que se reúne mensualmente en el living
  • Están produciendo el ciclo Extracto, una serie de sesiones musicales con bandas en distintas partes de la casa

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...