Cargando...
El proyecto de ley de Rendición de Cuentas de 2021, en su ingreso al Parlamento.

Nacional > GOBIERNO

Coalición acelera discusión de Rendición de Cuentas con matices sobre aumento del gasto

Mientras algunos llaman a la "mesura", otros creen que "no hay que dudar" en proponer incrementos

Tiempo de lectura: -'

23 de mayo de 2022 a las 06:52

Las medidas del gobierno, primero. La interpelación a la ministra Azucena Arbeleche, después. La discusión sobre el gasto público tomó fuerza la semana pasada y en los próximos días se acelerará, cuando la coalición encare definitivamente el análisis de la Rendición de Cuentas en el que ya se avizoran diferencias entre los socios.

El margen es de poco más de cinco semanas. El proyecto de ley deberá entrar al Parlamento como máximo el 30 de junio, y si bien desde el gobierno reconocen las conversaciones “pico a pico”, también aseguran que estos días empezarán las “redondillas”, es decir, los diálogos entre los multicolores para que cada uno fije las prioridades y marque sus énfasis. La expectativa es que aún sin tener el texto definitivo, los grandes lineamientos queden delineados, como máximo, en la primera semana de junio.

Atravesado lo peor de la pandemia y con la emergencia sanitaria en el montón de los decretos derogados, en los partidos de gobierno hay cierto consenso de que este año habrá un poco más de espacio para elongar algunos gastos, pero en la coalición hay matices sobre qué tan amplia deberá ser esa extensión presupuestal. Mientras algunos insisten en la “mesura”, otros confían en que habrá un “margen razonable” y algunos más osados llegan a decir que “no hay que dudar” en los incrementos del gasto.

El debate repite, casi sin querer, la tónica de los últimos días donde el gasto público estuvo sobre la mira tras los anuncios del gobierno para los sectores vulnerables, con críticas de la oposición por ser “insuficientes” y luces de alerta también dentro del propio oficialismo. Durante la maratónica sesión de la interpelación a la ministra de Economía y Finanzas, el diputado cabildante Álvaro Perrone admitió que en su partido esperaban más de las decisiones del Poder Ejecutivo, pese a que desde el gobierno señalaron que eran “las mejores” medidas que podían proponer en este momento.

Esa dialéctica entre la conformidad del gasto y la firmeza en el incrementarlo volverá –y se profundizará, estiman algunos– con la Rendición de Cuentas. Mientras el diputado blanco Sebastián Andújar, uno de los responsables del ida y vuelta en la discusión del Partido Nacional aseguró que la tónica del gobierno debe ser la de no generar más endeudamiento, en la colectividad liderada por Guido Manini Ríos creen que no se tendría que observar “con tanta preocupación” el déficit fiscal.

En diálogo con El Observador, Andújar indicó que “no hay demasiados recursos para reorganizar” y que las “expresiones de deseo”, en alusión a la ambición de los incrementos, no pueden ser tenidas en cuenta si luego no pueden sostenerse económicamente: en ese sentido, dijo que hay que ser conscientes de que el margen fiscal es acotado y subrayó, a su vez, que la coalición no puede desviarse de su vocación de reducir el déficit porque eso además fue un compromiso electoral.

El equipo económico no ha dado demasiadas señales todavía, pero en sus primeras expresiones públicas ha manejado cierta reticencia a la idea de incrementar el gasto de cara a la Rendición de Cuentas, si bien todos saben –tanto legisladores como integrantes del Poder Ejecutivo– que el asunto recién comienza y que está lejos de zanjarse. La directora de Política Económica del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Marcela Bensión, aseguró en una entrevista con El País que “los números fiscales son los que son” y que apenas “eventualmente” podrá haber “algún desvío muy marginal”, aunque “sin duda” no hay más dinero para distribuir del que ya se repartió.

Pero si bien varios reconocen que habrá que esperar los números del MEF que, aseguran, tienen sobre la mesa tablero completo de la economía, la postura de Bensión encuentra gradaciones dentro del oficialismo e incluso algunos se paran en una vereda bastante diferente en la interna. En diálogo con El Observador, el diputado Perrone de Cabildo Abierto dijo que para varios dirigentes de la colectividad de Manini Ríos “no hay que tener miedo” a tomar más deuda y dijo, además, que no saben “qué tan atados” deberían estar al objetivo de reducir el gasto porque “sencillamente” la realidad “cambió totalmente” con la irrupción del coronavirus en marzo de 2020.

En el resto del oficialismo hay otros dirigentes que, si bien son más mesurados en sus planteos, también están de acuerdos con la oportunidad de dar algunos pasos más ambiciosos de cara a la discusión que progresivamente comenzará a dominar el escenario político. Tanto colorados como independientes, de hecho, coinciden en la “prudencia” como concepto y ese parece ser, a priori, el escenario de acción más probable que tomará el gobierno.

El diputado colorado Conrado Rodríguez reconoció a El Observador que esta Rendición de Cuentas será “distinta” y que es esperable que haya “más demandas” de parte de muchos actores dado el crecimiento del 4% que se registró durante 2021. Para el dirigente de Batllistas, el desafío será “buscar un equilibrio” entre los pedidos y la realidad económica porque las demandas no podrán tener un correlato “con efectos negativo en el futuro”. A su vez, el diputado de Ciudadanos, Felipe Schipani, agregó que si bien es fundamental cierta cautela hay un “margen razonable” para generar algunos incrementos.

En esa dirección se manifestó también el diputado del Partido Independiente, Iván Posada, que aseguró que el gobierno puede y debe “financiar sin comprometer los objetivos fiscales” y que ambas cosas “son perfectamente compatibles”. Sin embargo, el representante de la colectividad liderada por el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, advirtió que la coalición multicolor está en el ecuador de su gobierno y que dada la emergencia sanitaria que torció los planes “los plazos se acortaron”. Este proyecto de Rendición de Cuentas será en opinión de Posada, entonces, “una de las últimas decisiones grandes” para avanzar "en el cumplimiento de los compromisos" con los que los multicolores ganaron las elecciones en 2019.

Énfasis

Todos asumen que en los próximos días comenzará un tire y afloje de unos y otros para conseguir, cada uno en lo suyo, más recursos para los temas que más les interesan.

Los colorados, por ejemplo, admiten que hay varios "temas pendientes", pero que pondrán el énfasis sobre todo en dos espacios donde la colectividad fundada por Fructuoso Rivera tiene especial interés: la educación, liderada a través de la presidencia de Robert Silva en la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y el Ministerio de Ambiente, encabezado por el coordinador y referente político de Ciudadanos, Adrián Peña.

Mientras tanto, los liderados por Manini Ríos buscarán un incremento en las remuneraciones de los funcionarios de la educación y del personal militar –en tres franjas del 5, 7,5 y 10% según el rango–, por el que abogarán también una partida de nocturnidad. También solicitarán una partida adicional de infraestructura para ASSE.

Los independientes pondrán el eje en la reforma educativa y en los recursos necesarios para su implementación, en la reforma del Estado y en el presupuesto para la ciencia, algo que argumentan es un compromiso de todos los presidenciables desde 2014.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...