Economía y Empresas > ADQUISICIÓN

Coca-Cola compra la cadena de cafeterías británicas Costa

La multinacional, que pagará US$ 5.100 millones por la operación, quiere crecer en el negocio del café

Tiempo de lectura: -'

31 de agosto de 2018 a las 08:20

El gigante estadounidense Coca-Cola entrará en el mercado de la venta de café, desembolsando US$ 5.100 millones para comprar la cadena británica Costa, una de las mayores del mundo.

El propietario de Costa, el grupo británico de hotelería y restaurantes Whitbread, anunció este viernes haber llegado a un acuerdo con Coca-Cola para la venta de la cadena de cafeterías, rival a nivel mundial de Starbucks o McCafe de McDonald's. Coca-Cola busca así diversificarse aún más, después de haber sufrido en los últimos años los efectos en los cambios de consumo, cada vez más desfavorables a las bebidas azucaradas, y del combate de muchos gobiernos contra la obesidad.

La venta de Costa aún tiene que obtener la luz verde de las autoridades de competencia de la Unión Europea y China y podría cerrarse en el primer semestre de 2019.

Whitbread anunció a finales de abril un proyecto de escisión de dos entidades distintas: por un lado sus hoteles de bajo costo Premier Inn y, por otro, las cafeterías Costa, primera cadena de este sector en Reino Unido y que el grupo decidió finalmente vender. El grupo británico explicó en un comunicado que esta cesión a Coca-Cola es mucho más interesante financieramente que la escisión prevista.

Los hermanos Costa

Tras el anuncio, las acciones de Whitbread se dispararon más de 16% en la Bolsa de Londres, superando los US$ 59,8. Whitbread precisó que su consejo de administración respaldó de manera unánime esta transacción, de la que gran parte del beneficio irá a parar a los accionistas.

El dinero ingresado permitirá también al grupo británico reducir su deuda, ampliar su fondo de jubilaciones y financiar el desarrollo de Premier Inn en Reino Unido y Alemania.

Whitbread adquirió Costa en 1995, al comprarla a los hermanos Bruno y Sergio Costa, quienes habían fundado la marca en Londres en 1971. El grupo británico pagó entonces US$ 24  millones por la cadena, que entonces apenas contaba con 39 establecimientos.

Desde entonces se desarrolló ampliamente en Reino Unido y en el extranjero, y actualmente cuenta con 2.400 puntos de venta en el país, y 1.400 establecimientos en el resto del mundo. La marca gestiona también 8.000 máquinas de café Costa Express, disponibles sobre todo en supermercados y estaciones de servicio de ocho países.

Lea también: Hard Rock Café desembarca en Uruguay

El volumen de negocios de Costa fue de US$ 1.676 millones en el ejercicio 2017-2018 y tuvo un beneficio operativo de US$ 160 millones. Pero las ventas son menos dinámicas en Reino Unido, debido a la fuerte competencia.

"Marca global"

Para Coca-Cola, esta venta sirve para llenar un vacío en el gran abanico de actividades que lleva a cabo en el mercado de las bebidas. "El de las bebidas calientes es uno de los pocos segmentos del sector de las bebidas en el que Coca-Cola no cuenta con una marca global. Costa nos da acceso a este mercado", dijo el presidente ejecutivo de Coca-Cola, James Quincey, en un comunicado.

Además de su famosa bebida homónima, Coca-Cola comercializa las aguas Dasani, las bebidas energéticas Powerade, los tés helados Nestea y toda una gama de bebidas gaseosas como Fanta y Sprite.

Fuente: AFP

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...