Cargando...
Michelle Bachelet, alta comisionada para los Derechos Humanos

Mundo > Naciones Unidas

Colombia, México, China y Rusia se llevan la peor nota en el respeto a los derechos humanos

La alta comisionada Michelle Bachelet denunció “los mayores y más graves retrocesos que hayamos visto nunca” en el mundo

Tiempo de lectura: -'

21 de junio de 2021 a las 18:24

La alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció este lunes los "mayores y más graves retrocesos" en materia de derechos humanos "que hayamos visto nunca", en un discurso ante ese órgano de las Naciones Unidas. 

"Para recuperarnos de los mayores y más graves retrocesos en materia de derechos humanos que hayamos visto nunca, debemos tener una visión que cambie la vida y una acción concertada" para ponerla en práctica, dijo Bachelet a los miembros del Consejo de Derechos Humanos, que el lunes empezó su 47ª sesión.

"Necesitamos (...) sociedades que, aunque diversas, compartan compromisos fundamentales para reducir la desigualdad y avanzar en todos los derechos humanos", dijo la expresidenta chilena. 

Entre los países en los que hizo foco Bachelet mencionó a Colombia al mostrar su  "grave preocupación" por la represión contra manifestantes.

Según los datos que ofreció, del 28 de abril al 16 de junio se registraron 56 muertes (54 civiles y 2 agentes de policía), especialmente en Cali, además de 49 víctimas de violencia sexual.

Sobre la situación en México, la alta comisionada se mostró alarmada por el "alto nivel de violencia política" durante la campaña de las elecciones legislativas celebradas a comienzos de mes.

"Al menos 91 políticos y miembros de partidos, entre ellos 36 candidatos electorales, fueron asesinados durante el periodo electoral que comenzó en septiembre de 2020", dijo Bachelet, quien también denunció ataques y amenazas contra políticos y violencia sexual y de género contra mujeres.

Otros de los focos de preocupación fue China. La alta comisionada deseó obtener este año un "acceso significativo" a la región de Xinjiang, donde "siguen apareciendo informes de graves violaciones de los derechos humanos". 

Varias organizaciones de derechos humanos acusan a China de internar al menos a un millón de musulmanes en Xinjiang en "campos de reeducación". Pekín niega esta cifra y habla de "centros de formación profesional" para apoyar el empleo y combatir el extremismo religioso. 

Siguiendo con China, Bachelet también señaló en su intervención que ha pasado un año desde la adopción de la Ley de Seguridad Nacional en Hong Kong, sobre la que sus servicios han expresado "serias preocupaciones". 

En Ginebra, Liu Yuyin, portavoz de la misión china, denunció en un correo enviado a los medios las "declaraciones erróneas" de Bachelet sobre Hong Kong y Xinjiang, "lo que constituye una injerencia en los asuntos internos de China".

"Invitamos a la alta comisionada a viajar a China, incluyendo Xinjiang. Hemos manifestado muy claramente nuestra posición en varias oportunidades: esta visita debe ser amistosa y tendiente a promover los intercambios y la cooperación, más bien que ser una investigación basada en la presunción de culpabilidad”, agregó.

Entre los numerosos retrocesos en materia de derechos humanos denunciados por Bachelet se encuentra Rusia, a la que la alta comisionada pidió que "respete los derechos civiles y políticos" en el período previo a las elecciones parlamentarias de septiembre. 

"Estoy consternada por las recientes medidas que socavan aún más el derecho de las personas a expresar opiniones críticas y su capacidad de participar en las elecciones parlamentarias previstas para septiembre", dijo, citando el caso del opositor ruso encarcelado Alexéi Navalni y el desmantelamiento de su movimiento. 

También instó a Moscú a poner fin a la práctica arbitraria de etiquetar a personas, periodistas y oenegés como "extremistas", "agentes extranjeros" u "organizaciones indeseables".

En su tradicional repaso a las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo, Bachelet dijo estar "profundamente preocupada" por las "graves violaciones" en la región etíope de Tigré, donde la situación humanitaria es "terrible", con más de 350.000 personas en situación de hambruna. 

Coincidiendo con las elecciones nacionales que se celebran el lunes en Etiopía, Bachelet denunció los abusos contra la población civil "por todas las partes del conflicto". 

"Hay informes creíbles de que los soldados eritreos siguen operando en Tigré y continúan cometiendo violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario", indicó. 

"El actual despliegue de fuerzas militares no es una solución sostenible, y animo a entablar un diálogo global y multidimensional en todo el país", dijo.

AFP

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...