Cargando...
A Jorge Barrera, abogado de la familia, no le quedan dudas de que el hombre detenido el jueves es el asesino de Chomnalez

Nacional > CASO LOLA

¿Cómo fue el proceso para identificar el ADN del presunto asesino de Lola Chomnalez?

El Laboratorio de Registro Nacional de Huellas Genéticas del Ministerio del Interior se inauguró en 2013 y toma muestras de ADN en todas las cárceles del país todos los viernes

Tiempo de lectura: -'

20 de mayo de 2022 a las 11:13

Después de siete años y medio, la justicia encontró un ADN que coincide con el que se encontraba en la mochila de la adolescente argentina Lola Chomnalez, asesinada el 28 de diciembre de 2014. Se trata de un hombre de 39 años con antecedentes penales por violación y violencia privada, que vive en el Chuy, y su rastro fue encontrado por la muestra de ADN de un familiar que estaba en prisión en la cárcel de Rocha, que tenía coincidencias con la muestra de la mochila.

El abogado de la familia de Chomnalez, Jorge Barrera, explicó en el programa La Pecera (Azul Fm) que se llegó al presunto asesino de Lola por el "banco de datos de ADN" que tiene la policía, que realiza muestras todos los viernes en todas las cárceles del país. Se trata del Laboratorio de Registro Nacional de Huellas Genéticas (RNHG) del Ministerio del Interior, creado por la Ley 18.849 en 2011 e inaugurado en 2013. 

Cuando se encontró una muestra coincidente, el juez del caso, Juan Giménez Sena, encontró "trece posibilidades" de personas con ADN similar al del detenido, indicó Barrera, quien agregó que fue una búsqueda "más difícil" porque la coincidencia venía de la "línea materna". 

El abogado destacó el trabajo "silencioso" de Giménez, que comenzó a "descartar" a los familiares de la persona privada de libertad citándolos a declarar hasta que "en el cuarto intento" encontraron al presunto asesino.

El dato oculto

Cuando dieron con el hombre de 39 años, procesado con prisión este jueves por homicidio muy especialmente agravado, en primera instancia se negó a dar su muestra de ADN para demostrar la coincidencia. Sin embargo, la justicia detectó la similitud a través de su cepillo de dientes, detalló Barrera. 

Cuando le notificaron sobre la coincidencia con la sangre encontrada en las pertenencias de la adolescente argentina, el implicado aceptó realizarse una segunda prueba, con idéntico resultado, por lo que la justicia tiene dos muestras de ADN con un 99,9% de coincidencia, explicó el abogado de la familia Chomnalez.

En el Juzgado el acusado, según Barrera, admitió que estuvo en la zona pero negó haber tenido contacto con la adolescente, y aseguró que "trabajaba en un almacén, y que se le cayó una botella de cerveza, y que con eso se le cortó el dedo, y después fue a la playa y abrió la mochila" y robó $ 1.000.

Sin embargo, la defensa de la familia había ocultado públicamente un dato: "En la cédula estaba mezclado el ADN de él con el ADN de Lola", detalló Barrera. Según el jurista, esto fue parte de la estrategia de la defensa para que "la persona que fuera a declarar no supiera eso", porque ese dato demuestra que hubo un contacto entre el asesino y la víctima.

Cuando se le dio esa información al acusado, el hombre respondió que "puede haber sido que ella se lesionó en otro momento, y justo se juntaron, y justo se juntó que coincidieron las dos", puntualizó Barrera, descartando de forma irónica este relato.

"No me queda la menor duda"

Para el abogado de la familia, que comenzó a trabajar en el caso desde su comienzo, la persona procesada este jueves es el asesino: "No me queda la menor duda", remarcó.

La única interrogante que le queda a Barrera es si lo hizo solo, o "si había alguien más". El letrado tiene una teoría personal: "Entre el lugar que uno entierra la mochila y que aparece enterrado el monedero, hay más o menos la extensión de dos brazos. Imaginate que yo agarro una mochila y saco un monedero... lo entierro al lado, o lo entierro adentro", comenzó, y luego explicó que a su entender hubo una persona que sacó el monedero de la mochila y se lo dio a otro para que revisara si había dinero mientras continuaba buscando pertenencias de valor.

En esta teoría puede entrar Ángel Moreira, "el Cachila", el primer y único procesado por la causa hasta este jueves, en su caso por encubrimiento. Barrera lo analizó como un implicado al que "los elementos lo ubican en tiempo y espacio", pero sin coincidencia del ADN. El jurista no descarta que en su teoría, el otro implicado sea Moreira, aunque también puede ser "un tercero", aclaró.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...