Cargando...
Diego Alonso

Fútbol Internacional > SELECCIÓN URUGUAYA

¿Cómo juegan los equipos de Diego Alonso? Dominar, convencer con la idea y la importancia de la herencia

“La idea de juego no es mía, sino de todo el equipo”, considera Diego Alonso, nuevo técnico de la selección, quien ha dicho que los sistemas “no son lo más importante”

Tiempo de lectura: -'

15 de diciembre de 2021 a las 11:39

Diego Alonso, el nuevo entrenador de la selección uruguaya, ha probado distintos sistemas de juego a lo largo de su carrera, aunque considera que los modelos tácticos “no son lo más importante” en el fútbol.

El técnico, que reconoció que cuando era jugador ya pensaba como DT y sacaba apuntes de los entrenamientos, comenzó su carrera junto a la línea de cal en Bella Vista, dos meses después de haber colgado los botines tras la final de la Copa Libertadores 2011 que Peñarol perdió contra el Santos de Neymar.

En su debut como DT, el 18 de setiembre de 2011, el primer equipo que dibujó en el pizarrón de los papales fue con un 4-4-2 que formó con los siguientes jugadores: Nicolás Gentilio; Federico Díaz, Esteban Maga, Carlos Gutiérrez y Marcelo Martucciello; Gastón Otreras, Gonzalo Freitas, Ignacio Nicolini y Gustavo Aprile; Jhonathan Ramis y José Varela.

El partido, ante Rentistas en su Complejo, tuvo victoria por 2-1 para los rojos. Fue por la séptima fecha del Apertura, torneo que terminó último. Luego, en el Clausura, mejoró y logró la permanencia.

Su carrera continuó luego en Guaraní de Paraguay, donde también realizó pruebas en el sistema táctico, hasta volver a implementar el 4-4-2, en el que tenía en el doble cinco a los uruguayos Sergio Orteman y Marcelo Palau.

Diego Alonso en Peñarol

En 2013 regresó a Uruguay para dirigir a Peñarol, con el que realizó una gira por Portugal y Canadá en la que buscó el planteo ideal para su equipo.

“Hemos hecho variantes tácticas, ayer jugamos primero con un punta y dos medio punta y en el segundo tiempo con tres puntas. En Canadá jugamos con dos volantes bien abiertos por afuera y dos delanteros”, dijo a La oral deportiva. “Vamos buscando el sistema en el que los jugadores se sientan cómodos y después lo adaptamos a lo que necesite el partido. Los sistemas no son lo más importante, sino lo que uno hace con él”, señaló.

Luego, volvió a Paraguay para dirigir a Olimpia y en 2015 dio el salto al fútbol mexicano, donde comenzó en Pachuca.

Ahí nuevamente tuvo que buscar su sistema y utilizó un 4-3-3 que “se adaptaba perfectamente al equipo por las características de sus jugadores”, indicó el portal Vavel. “La velocidad por las bandas de Damm y Lozano, ha permitido que los Tuzos sean uno de los conjuntos más veloces del fútbol mexicano”, indicó en aquel entonces. Después, el DT tuvo que adaptar su once por el regreso al equipo del delantero argentino Darío Cvitanich, pasando nuevamente al 4-4-2 y también al 4-3-3 con el atacante como única punta.

La importancia de la herencia

“Cuando llego a Pachuca el equipo jugaba increíblemente y elaboraba muchísimo”, contó Alonso al recordar aquel momento del equipo con el que ganaría su primera Liga de Campeones de Concacaf. “La elaboración no la tuvieron que mejorar, pero sí se enfocaron en las transiciones para que sean mucho más veloces, agregarle ida y vuelta, contragolpe y darle una mayor dinámica”, señaló a Fox Sports cuando ya estaba en Monterrey.

“Ese es el arte del entrenador: ir ajustando para que el equipo vaya funcionado y sea agradable a la idea que uno tiene. A veces demorás un poco más”, agregó. “Uno observa algo como entrenador y tiene que saber en qué puedo mejorar, en qué puedo ayudar al equipo”.

Sobre su forma de juego, dijo que busca “tratar de ser frontal, directo, convencer más que imponer”. “Hay diferentes maneras de llevar a cabo una idea. Para mí la más importante es tratar de convencer a los futbolistas de que somos capaces y que de esa manera podemos ser capaces de ganar y haciéndolo bien”.

Alonso también dijo que es importante saber cómo llega el equipo que recibe. “Un entrenador siempre tiene que ser inteligente con respecto a las herencias”, dijo en el canal de Monterrey. “Uno siempre hereda un equipo del entrenador anterior y en este caso el Turco (Antonio Mohamed) tenía cosas muy muy buenas que tenemos que aprovechar. Intentaremos sacarle jugo a esas cosas y ponerle nuestra impronta”, dijo el DT que se espera que haga lo mismo en la celeste, con la que deberá afrontar los últimos cuatro partidos de Eliminatorias para el Mundial de Catar 2022 con escaso tiempo para trabajar.

Diego Alonso

En Monterrey el entrenador probó distintas sistemas, hasta cinco diferentes en el Apertura 2018, según Nación Deportes. “De local es ofensivo y normalmente utiliza un parado 4-3-3 o 4-2-3-1 que ha permitido que Monterrey se convierta en un equipo peligroso en su casa”, señaló dicho diario. “En partidos de visitante cambia un poco el esquema y utiliza un 4-4-2 o 5-3-2 para tener un mayor equilibrio defensivo y mediante el contragolpe atacar a su rival”.

También se indicó que en Monterrey llevó adelante la “sencilla” fórmula que le había dado resultado en Pachuca: “Le dio oportunidad a los jóvenes que destacaban en la cantera y los cobijó con elementos experimentados”.

Dominar a los rivales

Al llegar a los Rayados, con los que ganó la Concachampions 2019, dio más detalles de su estilo. “Queremos que sea un equipo en primer lugar valiente y atrevido, Que cuando juegue de local haga valer la localía y que cuando juegue de visitante parezca que está jugando de local. Que juegue siempre de la misma forma. Que sea intenso. Que trate de dominar los juegos”.

“A mí me gustan los equipos que dominan los juegos, que dominan las diferentes facetas del juego, no solamente atacar que es lo que buscamos y lo que a la gente le llama la atención, sino también saber defender, que se posicione dentro del campo con una estructura que nos permita, vuelvo a repetir una palabra que para nosotros es determinante, que es dominar. Me gustan los equipos que son dominantes y que intentan ser mejores que los rivales en el juego y a partir de ahí ganar partidos”, explicó.

El DT también dijo que le gustan los equipos veloces, con gente que tiene velocidad y mano a mano. “Los jugadores con talento me gustan mucho, pero tenemos que agregarle la impronta que queremos con esa agresividad e intensidad”.

También consideró que “los partidos se ganan en los seis días de la semana”. “No soy de los que cree que con dos fechas o una charla se puede ganar un partido, también se puede hacer… Pero creo que es más importante lo que uno hace en los seis días que el día del partido”.

En un texto que escribió para el portal de entrenadores The coaches voices, volvió a dar otro punto de vista sobre la idea de juego: “Hay algo que para mí es fundamental: la idea de juego no es mía, sino de todo el equipo. El arte del entrenador debe ser que la idea de juego sea de todos. No por imposición, sino por convicción. Eso servirá para transmitírselo al grupo y que puedan tener todas las herramientas necesarias para solucionar un problema”.

El último equipo de Alonso fue Inter de Miami, el nuevo equipo de David Beckham que de la mano del uruguayo debutó en la MLS de Estados Unidos, pero su campaña no fue la esperada: terminó 10º en la Conferencia Este y 19º en la general del torneo.

Ahora el Tornado comenzará un nuevo ciclo, el primero al frente de una selección, con la misión de clasificar al celeste al Mundial de Catar 2022 en los últimos cuatro partidos de Eliminatorias.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...