13 de junio 2024
Dólar
Compra 38,05 Venta 40,45
27 de marzo 2023 - 5:00hs

La Suprema Corte de Justicia aceptó un recurso de casación interpuesto por el fiscal Ricardo Perciballe y habilitó la reapertura del juicio por el homicidio en 1973 de Roberto Gomensoro Josman.

La resolución llega cuando el principal implicado, y confeso participante en la desaparición del cuerpo de Gomensoro, José Nino Gavazzo ya ha muerto.

De hecho, en el mismo fallo que reabre el caso, la Suprema Corte declara extintos los cargos contra Gavazzo por esta causa, debido a su fallecimiento.

De todos modos, el fiscal Perciballe dijo que reabrirá la investigación con el fin de aclarar cómo fue muerto Gomensoro, militante del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros, pocas horas después de ser detenido en marzo de 1973 por militares y llevado al cuartel del grupo de Artillería 1, en el cerro de Montevideo.

“La resolución de la Corte permite la reapertura del caso y conocer efectivamente qué pasó con Gomensoro y si hay otros responsables además de Gavazzo. Había un jefe y otros militares. Gavazzo solo no actuaba”, dijo el fiscal letrado especializado en Crímenes de Lesa Humanidad a El Observador.

La sentencia fue redactada por el ministro Tabaré Sosa Aguirre, fue aprobada por unanimidad de los integrantes de la Corte y está fechada el 2 de marzo.

La ministra Bernadette Minvielle se inhibió de actuar en el caso y en su lugar, por sorteo, se sumó a la Suprema Corte a la jueza Graciela Eustachio.

Fallece Gavazzo en el trámite

Perciballe había solicitado reabrir el caso luego de que el 30 de marzo de 2019 El Observador informara que, en un Tribunal de Honor celebrado en 2018, Gavazzo había admitido haber arrojado el cadáver de Gomensoro al río Negro para hacerlo desaparecer.

“Yo lo cargué al vehículo, yo manejé al vehículo, lo llevé al lugar, lo bajé, lo puse en un bote y lo tiré del bote. Yo solo”, sostuvo Gavazzo en 2018 ante el Tribunal de Honor integrado por tres generales.

Ni el comandante del Ejército de entonces, el hoy senador Guido Manini Ríos, ni el presidente Tabaré Vázquez, que habían homologado lo actuado por el Tribunal de Honor, habían denunciado los dichos de Gavazzo ante la justicia.

A raíz del artículo de El Observador, el 2 de abril de 2019 Perciballe pidió que el caso Gomensoro fuera reabierto porque “en base a un informe periodístico al que tuvo acceso, surge un hecho nuevo que la justicia necesariamente deberá analizar”.

En una primera instancia, la jueza Naama Cóccaro, por sentencia del 17 de junio de 2019, falló en ese sentido: habilitó la reapertura del caso y anuló una sentencia de 2013 que había sobreseído a Gavazzo por la muerte de Gomensoro.

Sin embargo, el 19 de agosto de 2020 el Tribunal de Apelaciones en lo Penal de 2do. Turno, integrado por los ministros José Balcaldi, Ricardo Míguez y Daniel Tapié falló en sentido contrario, desestimando la reapertura de la investigación sobre la muerte de Gomensoro.

Perciballe apeló el fallo del Tribunal y presentó un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia. Mientras se sustanciaba esta apelación, el 25 de junio de 2021, Gavazzo falleció.

El fallo de la Suprema Corte de Justicia entiende que el Tribunal de Apelaciones se equivocó por ir más allá de lo planteado por la defensa de Gavazzo.

Los abogados del militar habían apelado la anulación de la sentencia de 2013 establecida por la jueza Cóccaro, pero no habían objetado la reapertura del caso.

Más elementos

En el mismo Tribunal de Honor en el cual Gavazzo admitió haber arrojado el cuerpo de Gomensoro al río Negro, el coronel retirado Jorge Silveira, quien también revistaba en 1973 en Artillería 1, declaró: “Nosotros sabemos que (Gomensoro) se le muere a Gavazzo”, afirmó y agregó: “Gavazzo se lo lleva a Paso de los Toros”.

El testimonio de Silveira, hoy condenado y preso por crímenes cometidos durante la dictadura, coincide con otros que también apuntan a Gavazzo como el responsable de torturar y matar a Gomensoro.

Ante la Justicia, el mayor Enrique Debat, declaró que un día de marzo de 1973 en un galpón del cuartel de Artillería 1, “vi al mayor Gavazzo sentado al lado de una persona que estaba colgada, amarrada de un caballete. El cuerpo estaba sin ropas, aparentemente mojado, húmedo, con brillo, amarrado con las manos en la espalda y la cabeza gacha. Era una persona aparentemente masculina, sin senos, cabellos oscuros mojados. Al lado de ese caballete, un teléfono de campaña y varios cables. Al pasar por ahí vi el rostro del mayor Gavazzo, porque giró de la posición (en) que estaba para ver que estaba pasando una persona. No hablamos, y hubo sí un gesto de cierta sorpresa de parte de él”.

Debat amplió su testimonio en el libro “Gavazzo. Sin Piedad” (2016), donde acusó a Gavazzo de haber mentido en el primer juicio sobre el caso.

El testimonio de Debat coincide con otros. En el libro “Milicos y tupas” (2011), el contador Carlos Koncke -que estaba preso en el cuartel de Artillería 1- cuenta que a poco de asumir como segundo jefe de la unidad, Gavazzo mató a un detenido. El coronel retirado Luis Agosto, entonces capitán en ese destacamento, relata que por esas fechas un día pasó algo muy grave y que -salvo el grupo que actuaba junto a Gavazzo- al resto de los oficiales no se los dejó entrar al cuartel.

Tras la publicación en El Observador de las confesiones de Gavazzo y Silveira, en una entrevista publicada en el portal Ecos, Agosto señaló: “En aquel momento me di cuenta que había pasado algo grave, pero no sabía qué. Ahora, por lo declarado por Gavazzo y Silveira, me doy cuenta que la noche anterior mataron a Gomensoro”.

Temas:

Gomensoro Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos