Cargando...

Nacional > OFICIALISMO

Con Lacalle como bombero, gobierno busca desactivar disputas internas que salpican a coalición

Caso Cardoso y fisuras en el Inisa ponen a prueba a los tres socios principales 

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2021 a las 05:00

Un pizarrón del despacho presidencial en el piso 11 de Torre Ejecutiva le recuerda día a día a Luis Lacalle Pou el cronograma de inversiones que el gobierno tiene en su agenda. 

Pero aunque el mandatario pretende aprovechar la amortiguación de la epidemia para avanzar a paso firme en la concreción de proyectos que pongan a la economía a todo motor, el acontecer político lo ha arrastrado en los últimos días a ocupar parte de su tiempo en atender conflictos en la interna de la coalición que salpican a su gobierno e imponen obstáculos a la gestión.

Las críticas al colorado Germán Cardoso –que se descomprimieron en parte a partir del viernes 20 con su renuncia obligada– y las chispas entre las integrantes oficialistas del directorio del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa), hicieron aflorar tensiones y problemas de relacionamiento dentro del oficialismo, y pusieron nuevamente a Lacalle Pou ante la necesidad de interceder para hacer “reducción de daños”. 

El caso Cardoso 

Mientras que varios en la coalición ven la renuncia de Cardoso como producto de una acumulación de amarillas, o una gota que derramó el vaso, el presidente Lacalle Pou transmitió que su apartamiento era necesario en la medida en que los cuestionamientos a su gestión “recién empezaban” y que por lo tanto había que cortar por lo sano para evitar un progresivo “desgaste” en la imagen del ministro y del gobierno todo.

En la reunión que mantuvo el viernes 20 en la casa del secretario general del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti, el presidente de la República argumentó que la permanencia en el cargo, con la posible instalación de una investigadora y un debate incesante, expondría al gobierno a una creciente e insostenible presión, por lo que era conveniente hacer el cambio.

Horas más tarde, parado junto a Sanguinetti, Cardoso dijo públicamente que debía “dejar el paso libre al gobierno y al presidente” para defenderse, desde el Parlamento y no desde el gabinete, de las “falsas acusaciones” en su contra.  En una reunión el lunes en Torre Ejecutiva, Lacalle Pou invistió como nuevo ministro al colorado Tabaré Viera y le pidió “cuidar los recursos públicos”, al tiempo que le encomendó evitar las críticas a la gestión de Cardoso, una gestión que por otra parte fue defendida públicamente por el mandatario horas después. 

El caso Inisa

Sin presencia de colorados, el directorio del Inisa también es producto de fisuras aún no resueltas en la coalición de gobierno. 

Y los desencuentros entre la presidenta Rosanna de Olivera (Cabildo Abierto) y la directora Sandra Etcheverry (Partido Nacional) –que datan de varios meses– se expandieron en los últimos días hacia las cúpulas de ambas colectividades, en particular luego de que Guido Manini Ríos, líder de Cabildo Abierto, pidiera a través de la prensa la remoción de Etcheverry. 

“Está haciendo un muy buen trabajo. Ha tenido problemas con esa otra directora que está por el Partido Nacional, problemas personales, a veces lo personal afecta. Yo la respaldo totalmente porque el problema no es ella, es la directora nacionalista. Espero que el Poder Ejecutivo la cambie, porque a mi entender es ella la que está generando problemas con los demás”, dijo Manini a El País el pasado lunes.  

Según dijeron a El Observador fuentes políticas, en el gobierno estaban barajando el reemplazo de la directora nacionalista, y su traslado hacia otra repartición en la órbita del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), para descomprimir la tensión en el organismo. Sin embargo, la salida de Manini Ríos a inicios de esta semana generó molestia en Presidencia y en filas del Partido Nacional, que entienden que los dichos del senador cabildante caldearon el ambiente nuevamente y complicaron las tratativas.  

El miércoles 25, durante el acto de conmemoración del Día de la Independencia, el presidente Lacalle Pou dijo que había hablado “personalmente” con Manini Ríos y que se estaba buscando una solución por la vía del entendimiento. “La gente hablando se tiene que entender y si no se entienden tomaremos decisiones”, aseguró. De todos modos, consultado sobre si reafirmaba a la directora nacionalista, Lacalle contestó: “Ni reafirmada ni lo deja de estar. Yo nunca la puse en duda. Se lo tendrían que preguntar al general Manini, que fue el que la puso en duda”.  

La molestia de la cúpula de gobierno con la salida pública de Manini Ríos también se expresó a través de la vicepresidenta Beatriz Argimón, quien declaró haberse “sorprendido” por la forma en la que se solicitó la destitución de Etcheverry y llamó a buscar una salida en ámbitos de “negociación” interna.  

“Mi abuela siempre decía que vos podés llevar el caballo a la cañada pero no lo podés obligar a tomar agua”, resumió Lacalle Pou, en una frase que bien puede aplicarse a otros episodios con los que ha tenido que lidiar en su administración.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...