Cargando...
Exportaciones de arroz desde Montevideo.

Agro > AGRICULTURA

Con un par de luces amarillas encendidas, comenzó la siembra y el área arrocera crece casi 15%

El presidente de la gremial que nuclea a los productores de arroz señaló dos problemas al inicio de una nueva zafra: la suba de costos productivos y las dificultades para embarcar arroz 

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2021 a las 22:03

En unas pocas chacras del norte, en Artigas –aún en menos del 1% de la superficie total proyectada–, comenzó la siembra de arroz de la zafra 2021/2022, ejercicio para el que se aguarda un crecimiento de área de cerca del 15% tras las 143 mil hectáreas que el cultivo ocupó en la campaña anterior, dado que se estima se llegará a 162 mil de las 165 mil de objetivo, teniendo en cuenta la actual disponibilidad del recurso agua.

En ese sentido, Alfredo Lago, presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA), indicó a El Observador que las recientes lluvias –las de setiembre– por un lado generaron algún retraso en el comienzo de labores de siembra en la zona norte del país, que es donde cada año por aspectos climáticos se activa primero esa tarea, pero a la vez fueron muy útiles para mejorar la disponibilidad de agua en las represas y estar más cerca de ese objetivo inicial de área.

Las 3.000 hectáreas que no se harían por no disponerse del agua adecuada están, precisamente, en zonas de Artigas.

Con relación a la cantidad de productores arroceros que se estima participarán en la campaña, será un número similar a los 480 del año pasado, dado que el aumento del área se da en los productores que ya participaron; “hay algún productor que retoma, y hay alguno nuevo pero eso más asociado a recambios en las familias”, puntualizó. Pero en la cantidad de productores no habrá un salto importante. 

El área arrocera volverá a crecer para 2021/2022.

Dos piedras en el camino

Lago, en otro orden, señaló que hay dos dificultades a considerar. En primer lugar, mencionó, el tema de los costos, que serán más elevados que en 2020/2021.

“En una primera estimación se pensó en un incremento de un 10% en el costo por hectárea, a partir de los US$ 1.830 que fue el dato del año pasado, esperábamos entonces estar en US$ 2.000 por hectárea, pero hay algunas variables en las que la tendencia alcista siguió, por ejemplo en insumos como fertilizantes y agroquímicos, lo que hará que el número final pueda estar más cerca de los US$ 2.100”, explicó.

“Lamentablemente”, añadió, “es un dato que no depende solo de la macroeconomía uruguaya, incide una tendencia al alza de los precios de los commodities que se ha dado en todo el mundo”.

Sobre la comercialización del arroz cosechado en la zafra pasada –1.350.000 toneladas, tras un rendimiento récord de 9.400 kilos por hectárea–, detalló que hubo un muy buen flujo exportador sobre todo en los cuatro meses iniciales, pero eso luego se fue enlenteciendo y no por ausencia de demanda, lo que ha incidido es la disponibilidad del transporte marítimo, por menor oferta de barcos graneleros y de contenedores.

“El comprador, el importador, llama y a veces Uruguay no cuenta con las condiciones para generar esa logística”, indicó, aludiendo a la otra “luz amarilla”.

Eso ha generado que el avance de las exportaciones al cierre de la quincena inicial de setiembre sea de un 60% del grano, cuando habitualmente eso es mayor.

Se está a la espera, para cerrar acuerdos, de una suerte de punto de equilibrio con base en los costos logísticos que se han disparado; no es sencillo acordar quien insume esa suba, reflexionó.

Eso es lo que tiene sin definir el precio del arroz de la campaña pasada, dado que para instaurarlo se aguarda a que se haya vendido al menos el 75%. Por lo tanto, se mantiene como precio provisorio con base en las negociaciones con el sector industrial, para el productor, de US$ 12,30 por bolsa de 50 kilos de arroz cáscara sano, seco y limpio.

Respecto al precio del arroz exportado, en el 60% señalado, el valor promedio “ha tenido muy buenos niveles, de US$ 550 por tonelada de arroz elaborado”, informó. Para nuevas ventas, dada la realidad logística, habría que pensar en valores más próximos a los US$ 500; “por el momento nos mantenemos expectantes”, comentó.

El costo del transporte es muy distinto con base en los destinos, con algo menos de dificultades hacia Europa y más problemas para colocar en Perú, por citar algunos ejemplos.

Para lo ya colocado, dijo Lago, el destino principal con un 40% de ese arroz embarcado ha sido Irak, “un negocio interesante, con una logística  económica al ir la bodega del buque completa, con precios arriba de US$ 550 por tonelada”. El segundo destino ha sido la Unión Europea, “un destino sólido”. Luego vienen Perú, México y Brasil, detalló.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...