23 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,65
13 de agosto 2022 - 5:02hs

Un sábado de finales de junio juntó a la Comisión Política del MPP para –con números prometedores en encuestas propias, y ahora el visto bueno definitivo de Lucía Topolansky y José Mujica– ratificar la línea asumida, en especial, por el senador Alejandro Sánchez, que desde hace meses machacaba en cada entrevista sobre las virtudes electorales de Yamandú Orsi. Hace rato estaba en la vuelta, solo había que oficializarlo: él sería el candidato. 

El encuentro cerrado, que ese día pasó desapercibido, disparó las señales del intendente de Canelones: que se alegraba si el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, era el candidato del Partido Nacional en 2024; que su renuncia a la comuna ni siquiera estaría en entredicho hasta "allá finalizando el año 23"; hasta desembocar en una entrevista de tapa este viernes con el semanario Brecha que tuvo sabor a lanzamiento oficial en filas frentistas. 

Mientras tanto, la otra aspirante cantada que le disputa cabeza a cabeza las encuestas, manda un mensaje distinto que llega igual para propios y extraños: que salir ahora es un error, que el foco está en la gestión, que las personas no están preocupadas por una campaña electoral. "La mayor prioridad para los frenteamplistas tiene que ser el 2022, y no el 2024", dijo Carolina Cosse a Búsqueda la última vez que habló sobre el tema. 

"El que se precipita, se precipita", suele decir la intendenta de Montevideo hacia adentro, jugando con las dos acepciones del verbo. En su entorno cercano reivindican que ella fue la última en retomar la campaña durante las elecciones departamentales del 2020 –cuando le ganó la pulseada a Daniel Martínez y Álvaro Villar–, en tiempos en que a su entender la mayor preocupación era la pandemia y no la política. 

Cosse ha recibido varios tanteos de apoyos de parte de dirigentes y agrupaciones, según transmiten fuentes políticas a El Observador, y sin embargo ella sigue sin dar una respuesta cerrada. "Hasta que ella no confirme que se tira al agua, es muy difícil empezar a armar estructura", ilustró un dirigente que ha estado en contacto con su entorno.

Camilo dos Santos Carolina Cosse, intendenta de Montevideo

Desde la cúpula más cercana a la intendenta afirman que aún no han contratado ninguna encuesta propia por fuera del monitor departamental de la IM, más allá de que todos los números que ya tienen hoy sobre la mesa. Distinto es el camino del MPP de Orsi, que por otro lado ya recoge adhesiones explícitas de movimientos más pequeños como Grupo PAIS y la lista 939 de Canelones. 

Los sectores más alineados a su administración y a su figura adoptan el mismo discurso. "Nosotros ni hemos discutido el tema. Estamos insistiendo bastante en que el perfil que debemos adoptar debe marcar que esta referencia constante a 2024 está bastante desfasada de lo que le pasa a la mayoría de la gente", declaró a El Observador el secretario general del Partido Socialista, Gonzalo Civila. 

El senador de esa misma colectividad, Daniel Olesker, había reconocido en entrevista con Quién es Quién que "es posible" y "lógico" que los socialistas apoyen a la intendenta en sus proyecciones a 2024, aunque eso "depende de si ella se presenta y cuáles son las alianzas que se configuran en el Frente Amplio". En ese sentido, Civila planteó: "Nuestro vínculo con Cosse es muy bueno, valoramos positivamente su trabajo en la intendencia y hay muchas coincidencias políticas. Pero también esa sintonía está en que ella tampoco tiene el foco en lo electoral". 

En torno a Cosse convergen hoy sectores con pocos votos cuyas estructuras no alcanzan para garantizar por sí solas el triunfo en una interna –en especial si se miden contra el MPP–: Casa Grande, el Partido por la Victoria del Pueblo, lista 5005 y Congreso Frenteamplista.

Esa sintonía desnuda una falencia de fondo que cualquier proyección de la intendenta –más allá de sus constantes guiños a las coordinadoras y a los comités de base– va a tener que sortear: la falta de estructuras sectoriales, de esas que empujan las campañas. Con ese escenario, el Partido Comunista se vuelve en su aliado más clave, pero también desde ese lado enfrenta un dilema: ¿qué va a pasar con Óscar Andrade?

En esa fuerza política también patean para adelante el debate, por lo menos, para el 2023. “Sería un profundo error pensar que primero está la fórmula electoral y después el programa”, dijo el propio Andrade en entrevista con M24.

La precandidatura del exlíder del sindicato de la construcción en 2019 no llegó a instancias de su partido, sino de las pintadas en los muros y el envión de las bases. Recién ahí el PCU oficializó su carta para las internas. Andrade ha reconocido en varias entrevistas una vocación de volver a la palestra.

Mientras tanto, son varios los grupos que orejean eventuales alianzas con la intendenta, aunque por estas horas cualquier negociación parece lejana. El Nuevo Espacio se desmarcó semanas atrás del ala socialdemócrata que intenta construir Mario Bergara, y aún no ha establecido diálogos concretos con ningún candidato; el exsubsecretario de Economía, Pablo Ferreri, hizo lo propio, e indicó que está dispuesto a construir una corriente republicana por fuera de la Convocatoria Seregnista Progresistas de Bergara, desde la que se insiste en una candidatura propia.

También están para definir otras agrupaciones más pequeñas, como Baluarte Progresista –que tuvo a Cosse como única oradora en un encuentro de 150 delegados nacionales el pasado 23 de julio–, y la Izquierda Frenteamplista Independiente.

El Frente Amplio oficializará a sus precandidatos en el Congreso de diciembre del 2023. Para esa fecha van a tener que estar tejidas todas las alianzas. 

Temas:

Carolina Cosse Frente Amplio Yamandú Orsi candidaturas Frente Amplio mpp Partido Socialista Óscar Andrade Member

Seguí leyendo

Te Puede Interesar