Nacional > RUTA DEL DINERO K

Cuadernos de la coima reflotan investigación sobre el ingreso de dinero de la corrupción argentina en Uruguay

Los viajes del exsecretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz y los del financista Ernesto Clarens reviven investigación sobre la llegada de bolsos sin control de la aduana

Tiempo de lectura: -'

21 de agosto de 2018 a las 05:00

Los 35 viajes a Uruguay que el exsecretario privado de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz, hizo entre 2008 y 2016, reflotaron una línea de investigación en la llamada ruta del dinero K, que hasta ahora no había arrojado resultados para la fiscalía del Crimen Organizado: la de las valijas con dinero que llegan en vuelos privados. La primera vez que este tema fue investigado en Uruguay, fue en abril de 2016, cuando el valijero Leonardo Fariña declaró ante el juez Sebastián Casanello que él mismo se ocupaba de trasladar importantes sumas en vuelos que aterrizaban en el aeropuerto de Melilla, y eran así introducidas en el país aprovechando la falta de controles.

Sin embargo, en octubre de ese mismo año, una investigación interna de la Aduana concluyó que "no existieron vuelos con dinero físico a Uruguay" y que ni Fariña ni la aeronave vinculada a la maniobra, habían descendido en ese aeropuerto.

Sin embargo, el fiscal de Crimen Organizado, Luis Pacheco, retomará esta línea de investigación a raíz de los llamados cuadernos de la coima, una bitácora escrita por el exchofer del viceministro de Planificación argentino Roberto Baratta, Oscar Centeno, en la que se detalla el pago de sobornos por parte de empresas que querían participar de la obra pública en Argentina durante los gobiernos K. En esos documentos, que ahora están en poder de la Justicia Argentina, se indica que Muñoz recibió entre 2008 y 2016 un total de 70 bolsos, por al menos US$ 60 millones.

Según informó el programa argentino La Cornisa, durante ese período Muñoz viajó 35 veces rumbo a Uruguay, en ocasiones en fechas cercanas a haber recibido importantes sumas de dinero.

Uno de los viajes en los que coincide la entrega del dinero de las coimas con los viajes de Muñoz, ocurrió el 8 de julio de 2010. Ese día, Baratta se había presentado con un bolso con unos US$ 800.000 en el apartamento de la calle Uruguay 1306 de la ciudad de Buenos Aires.

Pacheco solicitará a la Justicia argentina la declaración de todos los imputados arrepentidos de la llamada causa de los cuadernos de la coima, entre los que se encuentran varios empresarios de ese país. Entre ellos buscará información que le permita establecer si parte del dinero de los sobornos fue enviado a Uruguay y cómo se hizo.

Asimismo, Pacheco buscará coincidencias entre las matrículas de las aeronaves que viajaron a Uruguay con Muñoz, y las que supuestamente lo habían hecho con Fariña para ver si existen coincidencias. Si surgen matrículas nuevas, pedirá información a la Dirección Nacional de Aviación Civil (Dinacia).

Por su parte, el Partido Nacional, a instancias del diputado Juan José Olaizola, citará al Parlamento al ministro de Defensa, Jorge Menéndez. "Queremos saber qué registros hay de los vuelos que hizo Muñoz hacia Uruguay, si fueron o no controlados. Necesitamos tener información porque estamos frente a una situación que a todas luces es anómala" dijo Olaizola a El Observador.

En tanto, el financista argentino Ernesto Clarens, señalado por empresarios de la construcción como responsable de una maniobra para mover US$ 200 millones fuera de Argentina y por Fariña por ser responsable de blanqueo de coimas desde 2003, hizo 164 viajes a Uruguay, de los cuales 91 fueron en en barcos privados a pesar de ser dueño de una compañía de taxis aéreos, informó Clarin.
Al menos siete de esos viajes fueron al mismo tiempo que viajaba Muñoz, aunque siempre lo hacían con transportes distintos.

El fiscal volvió a estudiar todo el expediente con el objetivo de definir qué nuevos pasos seguir a la luz de los nuevos datos surgidos desde Argentina.

Comentarios