Cargando...
Una estufa consume en un mes más de 1.000 kilos de leña.

Agro > AL CALOR DE LA ESTUFA

Cuánto cuesta la leña y cuál es la mejor para mantener la estufa prendida

Los 1.000 kilos de leña, una cantidad suficiente para utilizar durante un mes en una estufa, cuestan más de $ 6.000

Tiempo de lectura: -'

05 de julio de 2021 a las 05:00

Como cada año, con la llegada del invierno la demanda por leña para estufas y calefactores aumentó, pero en la última semana, con la ola polar, las barracas de leña o leñerías trabajaron a tope, atendiendo más pedidos que las semanas pasadas, según un relevamiento que hizo El Observador.

La leña es la segunda base energética más consumida en los hogares uruguayos después de la electricidad. Se estima que el 54% de las casas en Uruguay usan estufas a leña, quematutis o calderas de leña en invierno y el 56% tienen parrilla, medio tanque u horno a leña, que se usan entre tres y cuatro veces por mes en verano.

Los 1.000 kilos de astilla o rolo de eucalipto colorado cuestan entre $ 6.200 y $ 6.700 en barracas de leña ubicadas en Montevideo, mientras que la leña de monte, que es más elegida para parrilla, se comercializa a unos $ 7.000 por tonelada. 

Por otro lado, la bolsa de piñas, que se utilizan para iniciar el fuego, se vende entre $ 150 y $ 250.

Según informaron desde Barraca de leña Las Hermanas, en esta época la mayor parte de este producto proviene de Rocha, pero también se trae del norte del país. Por su parte, integrantes de Los Bosques Barraca de Leña, añadieron que el 90% de la leña que comercializan proviene de departamentos como Paysandú, Cerro Largo, Tacuarembó o Rivera, “una zona de mucha astilla”.

Las piñas se venden para iniciar el fuego y su precio varía entre $ 150 y $ 250 en Montevideo.

Cambió la calefacción

La leña más vendida es la de eucalipto, en sus diferentes variedades: globulus, grandis y colorado. Pero además se vende leña de monte nativo como coronilla, espinillo o tala entre otras, cuyo corte y venta están reglamentados por la ley forestal N° 15.939 y el decreto N° 330/93.

Según detalla el manual Mejor leña al fuego del Ministerio de Ambiente, los barraqueros o acopiadores de leña que provenga del bosque nativo están obligados a recibirla con la guía de tránsito, además deben registrarse y presentar declaraciones juradas cuatrimestrales ante la Dirección General Forestal.

Desde Los Bosques Barraca de Leña comentaron que la astilla es la leña más elegida hoy en día, más que nada porque las estufas a leña han cambiado. “Así como han cambiado los aires acondicionado hoy la gente elige más las estufas de alto rendimiento y la forma de calefacción de las casas ha cambiado”, indicaron. Para estas estufas no es recomendable utilizar leña de monte, lo que explica la alta demanda por la astilla.

Las estufas de alto rendimiento o de doble combustión son, según el manual publicado por el Ministerio de Ambiente, las que tienen más eficiencia, con un 75%. Las cocinas a leña o las “salamandras” tienen un 35% de eficiencia y las más tradicionales, estufas abiertas, tienen un 15% de eficiencia.

Los encargados de las barracas de leña explicaron que 1.000 kilos de leña duran aproximadamente un mes si la estufa está prendida desde la mañana hasta la noche. Por ejemplo, por día, para una estufa abierta que se prende en la mañana y se apaga en la noche, se utilizan cerca de 50 kilos de leña. En 2019 el consumo de leña a nivel residencial se aproximó al millón de toneladas, indica el documento del Ministerio de Ambiente.

Leña seca

Desde el ministerio se remarcó la importancia de utilizar leña seca para calefaccionar los hogares, ya que altos porcentajes de agua contenida en la madera impiden que la combustión se realice correctamente, lo que produce más humo y menos calor.

La leña, al quemarse, libera dióxido de carbono, pero si no se quema de forma adecuada se producen excesivas cantidades de sustancias como carbono negro, monóxido de carbono, benceno, butadieno, hidrocarburos poliaromáticos, entre otros compuestos peligrosos para la salud, detalla el manual del Ministerio de ambiente, en el que se resalta que esas sustancias pueden causar enfermedades crónicas y agudas relacionadas con las vías respiratorias.

Algunas de las características de la leña seca son: la corteza semidesprendida, rajaduras desde el centro hacia afuera, trozos livianos, un color opaco y una madera sin hongos (que se pueden identificar como manchas grises o blancas).

En la leña seca también está el mejor consumo, ya que si la leña está verde o mojada, gran parte de su energía se perderá en el proceso de evaporación del agua. Si bien el poder calorífico de la leña varía dependiendo cada especie, el porcentaje de humedad la variable que más influye en la cantidad de calor que se puede obtener. 

“La leña con menor contenido de humedad, garantiza un mayor poder calorífico, y por lo tanto, un menor consumo para alcanzar los mismos niveles de confort”, concluye el manual del Ministerio de Ambiente. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...