8 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
11 de febrero 2023 - 10:43hs

La cuarta jornada de protestas se inscribe en un contexto de elevada tensión política en la Asamblea Nacional, la cámara baja del parlamento francés, que examina el proyecto. La indignación de la dirigencia gremial aumentó por la expulsión del diputado de izquierda Laurent Berger, líder de la Confederación Francesa Democrática del Trabajo, que convocó a ser “numerosos en las calles para gritar alto y fuerte nuestro rechazo a esta medida injusta", según consigna un despacho de AFP.

Esta convocatoria del sábado fue precedida por las realizadas el martes pasado, que concentró a 757.000 manifestantes según los organizadores y las dos anteriores que alcanzaron a 2.000.000 de personas.

Más noticias

El objetivo de las protestas es que el gobierno retire su propuesta de retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años para 2030 y de adelantar a 2027 la exigencia de cotizar 43 años (y no 42 como ahora) para poder cobrar una pensión completa, sin tener que esperar a cumplir 67 años.

Según los sondeos, dos de cada tres franceses se oponen a la reforma. El gobierno de Macron impulsa la reforma con el argumento de que es la medida necesaria para poner a tono el país con la edad jubilatoria de sus vecinos en Europa y evitar un futuro déficit en la caja de las pensiones.

Desde Bruselas, Macron pidió el viernes a los sindicatos "responsabilidad" y evitar las marchas. El presidente quiere que el debate se dé en el Parlamento, ya que "es así como la democracia debe funcionar", sin la presión de las calles.

Este llamado de Macron desagradó al sindicalismo francés que acusó al mandatario de hacer oídos sordos a los reclamos, pese a que las multitudinarias manifestaciones del 31 de enero que lograron inundar las calles de todo el país con estimaciones que van desde 1,27 hasta 2,8 millones de personas.

Se trata de las marchas más concurridas contra una reforma social en Francia en tres décadas. "Contamos con el espíritu de responsabilidad del presidente y del gobierno para que no nos veamos obligados a ampliar las huelgas y a tener huelgas prorrogables", dobló la apuesta en declaraciones a la radio Europe 1 el líder del sindicato CGT, Philippe Martinez.

Martinez es líder de los gremios ferroviarios, un sector muy activo contra el primer intento de reforma de las pensiones de Macron que la pandemia le obligó a dejar de lado. El líder ferroviario habló de una huelga prorrogable a partir del 7 de marzo, cuando terminen las vacaciones escolares de invierno.

Tensión política

Ante un Macron que se muestra determinado a aprobar la reforma, los sindicatos se encuentran en la encrucijada de endurecer las protestas y paralizar el país o seguir convocando manifestaciones pacíficas masivas que, al menos hasta ahora, no fueron escuchadas.

El método parlamentario elegido por el gobierno para el tratamiento parlamentario de la reforma le permitiría comenzar su aplicación desde fines de marzo, si las dos cámaras la aprobaran.

En la cámara baja, Macron no cuenta con mayoría propia y espera el apoyo de la derecha Los Republicanos. Sin embargo, la oposición de izquierda de la coalición Nueva Unión Popular Ecologista y Social (NUPES) se apoya en las convocatorias populares, y no sólo en su bancada.

El diputado Thomas Portes, de la izquierda radical, también fue expulsado de la sesión del viernes por publicar una foto en la que aparece con un pie puesto sobre una pelota de fútbol que tiene la cara del ministro de Trabajo Dussopt, quien calificó de "violenta" la imagen.

"Sea cual sea el resultado de esta reforma, no cabe duda que el ejecutivo saldrá debilitado en la opinión pública y no está nada claro que las oposiciones, especialmente NUPES, salgan reforzadas", estimó el jueves la empresa de sondeos Odoxa.

En el debate, no sólo está la cuestión de fondo, sino el contexto electoral. Algunos sectores argumentan que las medidas de protestas pueden generar una "desesperanza social" que beneficiaría en las urnas a la extrema derecha. Por ejemplo, a Marine Le Pen, opuesta a la reforma, quien ya disputó el balotaje a Macron en 2017 y 2022.

Temas:

Francia Macron protesta gremial Reforma previsional Francia

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos