Darío Pérez, el diputado rebelde que pone en riesgo la mayoría parlamentaria del FA

En las últimas semanas, el legislador actuó más de una vez por su cuenta y se ha convertido en un gran problema para el FA

Tiempo de lectura: -'

20 de diciembre de 2017 a las 05:00

En el Frente Amplio ya no saben qué hacer con él. En el Tribunal de Conducta de la coalición de izquierda ya hay un informe que lo cuestiona por haber violado la disciplina partidaria de la coalición de izquierda en sucesos pasados, y sus compañeros advierten que en la última semana ya protagonizó otros dos episodios que dejaron expuesto al oficialismo a las críticas de los adversarios.

Se trata del diputado Darío Pérez (Liga Federal) quien luego de hacer fracasar varios artículos en las rendiciones de cuentas de 2015 y 2016 (ver apunte), en estos últimos días puso en un brete al partido de gobierno al negar su voto para aprobar el impuesto a las jubilaciones militares más altas, y al darle su respaldo a un proyecto de la oposición en la Comisión de Vivienda de la Cámara Baja.

Desde la bancada del Frente Amplio dijeron a El Observador que Pérez se ha convertido en un problema para la coalición y que los intentos de diálogo con el legislador rebelde no han tenido demasiado éxito. Incluso, en el correr de este año se le concedió a la Liga Federal un lugar en el Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio y un cargo en la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) pero nada de eso sirvió para contener la rebeldía de Pérez.

Este caso vuelve a poner en riesgo la mayoría parlamentaria que el Frente Amplio perdió durante casi un año por la deserción de Gonzalo Mujica. El legislador, que renunció a su banca en setiembre, votó en varias oportunidades con la oposición desde noviembre de 2016 echando por tierra varias iniciativas del oficialismo. Cuando todo parecía había vuelto a la normalidad, Pérez amenaza otra vez la mayoría que el Frente Amplio obtuvo en las urnas.

Las diferencias

La insistencia de Pérez en desafiar la disciplina partidaria es historia conocida. Sin embargo, las reiteradas actitudes individualistas del legislador en las últimas semanas sorprendieron al Frente Amplio.

El tema que puso nuevamente en agenda la rebeldía del diputado Pérez fue su negativa a votar el impuesto a las jubilaciones militares más altas (mayores a $55.000) porque lo considera inconstitucional. El legislador dijo, además, que no respetará la disciplina partidaria, en caso de que se la aplicaran. Por tanto, el oficialismo no tiene los votos para aprobar el proyecto ya que ningún legislador opositor lo apoyará. Además, el oficialismo le cuestiona a Pérez haber expuesto sus diferencias en los medios de comunicación antes de dar la discusión dentro del FA.

El impuesto a las jubilaciones militares generó diferencias incluso dentro de la Liga Federal. El otro representante del sector, Sergio Mier, sí va a votar el impuesto porque "está convencido" de las bondades de proyecto, según dijo a El Observador.

Sin embargo, esta no fue la única diferencia que, en los últimos días, enfrentó a Pérez con sus compañeros. El martes 12 la Comisión de Vivienda aprobó con los votos, de la oposición y de Darío Pérez, el proyecto de ley denominado Plan Nacional de Vivienda Popular por Construcción Pública que fue presentado por el diputado Eduardo Rubio, de la radical Unidad Popular.

La diputada del Movimiento de Participación Popular (MPP) e integrante de la comisión, Susana Pereyra, aseguró a El Observador que los legisladores del oficialismo se enteraron en el mismo de momento de la votación que Pérez iba a acompañar el proyecto opositor. "Nos dijo que había arreglado con Rubio", dijo Pereyra que no ocultó su enojo pero se mostró resignada. "No es la primera ni la última vez que Darío Pérez va a tener una actitud así", reconoció.

Tras el voto de Pérez, el proyecto pasará al plenario de la Cámara y el Frente Amplio quedará expuesto a tener que argumentar en contra de una iniciativa que busca beneficiar a los más necesitados. "Es una buena iniciativa pero no tiene financiamiento", dijo Pereyra.

Por otra parte, el Plenario Nacional del Frente Amplio todavía tiene pendiente el abordaje de un fallo del Tribunal de Conducta Política (TCP) sobre la indisciplina partidaria de los legisladores de Liga Federal en la votación del Presupuesto 2015.

En mayo de 2016 el tribunal entendió que Pérez y Mier habían incurrido en "una infracción de sus deberes conforme a las normas que rigen la actuación de los legisladores del FA" por no votar una serie de artículos del Presupuesto, según informó FM Gente.

Otras diferencias

Pérez fue muy crítico con la ley de riego aprobada en octubre pero de todas formas la votó, luego de forzar modificaciones. En esa oportunidad, criticó al oficialismo por darle la espalda "a la academia" ya que los investigadores de la Facultad de Ciencias se oponían al proyecto.

Pérez también se enfrentó directamente con el ministro de Economía, Danilo Astori, cuando el pasado 10 de diciembre compareció ante la Cámara de Diputados por la reestructura del Banco de la República. "Cuando casi las tres cuartas partes del sistema te dice que no funciona, hay que frenar, rebobinar y después vemos cómo seguimos", dijo Pérez argumentando en contra de la reforma.

Estas actitudes de Pérez llevaron a la senadora socialista Mónica Xavier a sugerirle que se "autoexcluya" del Frente Amplio si no está de acuerdo con respetar la disciplina partidaria. "La actitud de votar solo en lo que estoy de acuerdo, no puede ser admitido en una fuerza política que discute, a veces hasta en exceso", dijo Xavier a canal 4. Luego, Pérez calificó como "malagradecida" a Xavier por no recordar que la Liga Federal le aportó 62 mil votos al PS en las pasadas elecciones gracias a un sublema que les permitió juntar los sufragios. En la Liga Federal no se arredran frente a las críticas de sus compañeros y opinan que el puesto que les concedieron en la Unasev es "un cargo de segunda" otorgado a una persona que ni siquiera respaldó al sector en las últimas elecciones.

"Tenemos 62.000 votos y medio cargo mientras otros sectores con menos votos tienen más cargos", dijo a El Observador una fuente del sector. Al parecer, en el Frente Amplio deberán aprestarse a otras concesiones si pretende terminar el gobierno con la mayoría ganada en las pasadas elecciones.

Indisciplinas

2005  

El primer incidente tuvo lugar en el primer año de gobierno del FA. Darío Pérez se retiró de sala cuando el Parlamento aprobó la participación de las Fuerzas Armadas en maniobras coordinadas por EE.UU.

2008 

Ni Darío Pérez ni el Partido Comunista votaron la ley de educación. En esa oportunidad, el oficialismo igual tuvo los votos para aprobarla.

2015  

Los diputados de Liga Federal, Darío Pérez y Sergio Mier, y el fallecido Víctor Semproni no votaron los artículos de la Rendición de Cuentas que pasaban la Policía Caminera a la Guardia Republicana ni la no reposición del 50% de las vacantes de las FFAA.

2016  

Liga Federal no votó tres artículos relacionados a casinos en el Presupuesto de ese año.

La última del año

La Cámara de Diputados sesionará este miércoles por última vez en 2017 y tendrá varios puntos en el orden del día. El proyecto contra el lavado de activos, aprobado en el Senado en agosto, y la creación de una comisión para analizar el voto en el exterior será dos puntos destacados de la sesión.

Comentarios