Economía y Empresas > ACUERDO

De apuestas por US$ 500 a $ 500: trabajadores del Casino Nogaró fueron trasladados a Piriápolis

Los funcionarios estaban en conflicto por el cierre del local del la calle Gorlero y ahora deben acostumbrarse a otro tipo de público y nivel de apuestas 

Tiempo de lectura: -'

06 de enero de 2021 a las 05:00

La visita que el presidente Luis Lacalle Pou realizó a San Carlos en noviembre estuvo marcada por reclamos de trabajadores. El mandatario –que había viajado a la asunción del alcalde Carlos Pereyra– se mezcló entre los manifestantes, entre quienes estaban los funcionarios del Casino Nogaró de Punta del Este, que desde marzo está cerrado y desde agosto no cobraban sus salarios, según le dijeron. 

Lacalle los escuchó, les comentó que estaba "en el tema" y que mantuvo una reunión con el Ministerio de Economía para tratarlo, y les hizo una promesa: "La semana que viene se resuelve". 

La solución, sin embargo, llegó casi un mes después: los trabajadores del Casino Nogaró, ubicado sobre la calle Gorlero, fueron trasladados al casino de Piriápolis, que está en el Argentino Hotel, informó a El Observador el presidente de la Asociación de Empleados Técnicos de Casinos del Estado de Punta del Este (Aetcepe), Aníbal Nieves. A su vez, los administrativos del casino fueron trasladados a Punta Shopping. 

Pese a que llegaron 18 nuevos trabajadores al casino de Piriápolis, ninguno de los que trabajaba allí fue trasladado a otro lugar. En esta sala de juegos hay 11 trabajadores por temporada, de los que siete son zafrales. Según comentó Nieves, a estos funcionarios temporales los quisieron trasladar a Montevideo, pero el sindicato se negó. 

"La gente de Piriápolis es sensacional. Están haciendo todo lo posible para acomodar los turnos para que podamos viajar más de uno", destacó el sindicalista. 

El acuerdo incluye que los trabajadores reciban un 30% de extra de lo que se genera por montepío, que Nieves estimó que son $ 12 mil, aunque esto varía según el éxito del local. 

Una cuarta parte del sueldo de estos trabajadores la paga el Estado y las otras tres cuartas partes “son variables” porque dependen de la propina o de la ganancia de la caja. Esta propina está regulada porque de estas ganancias los funcionarios deben hacer los aportes al Banco de Previsión Social, había explicado el sindicalista

El cambio de local implica también un cambio en la ganancia de los funcionarios por el tipo de público que asiste a cada local, explicó Nieves. En el casino del Hotel Mantra, en La Barra, por ejemplo, había jugadores de US$ 500 "a pleno", mientras que en Piriápolis $ 500 es el máximo en algunos juegos. "Es un cliente diferente al que estábamos acostumbrados", comentó.

En Piriápolis, "un jugador de $ 500 lo máximo que puede ganar son $ 210 mil" mientras en los casinos de Punta del Este puede "ganar (eso) en dólares".

"En esta temporada probablemente no hubiera esos jugadores", se conformó Nieves. Con las fronteras cerradas, Punta del Este se pierde al pública extranjero, de donde provienen buena parte de los ingresos del balneario. Y más aún en el rubro de los casinos. El casino del Conard (Hotel Enjoy), por ejemplo, se sustenta en un 95 % con ingresos del exterior, principalmente de Argentina y Brasil, y solo 5 % corresponde al mercado interno.

El sindicalista dijo que está "bien" el acuerdo alcanzado, aunque si lo compara con el acuerdo de los administrativos hay diferencias: "Estamos lejos", definió y dijo que "no es el deseado". 

Nieves informó que fue Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) –que también estuvo presente en la movilización en San Carlos– la que estuvo al frente de las negociaciones con la Dirección de Casinos del Estado y el Ministerio de Economía.

El acuerdo para que los funcionarios del Nogaró trabajen en Piriápolis es por 60 días y los trabajadores están a la espera de una solución para el casino de la calle Gorlero vuelva a abrir sus puertas. Pero por ahora las únicas informaciones que tienen son "extraoficiales". 

Por la emergencia sanitaria del coronavirus los casinos debieron cerrar en marzo y la reapertura fue habilitada en agosto, con capacidad reducida y sin la posibilidad de recibir billetes. Sin embargo, en ese mes el Casino Nogaró decidió continuar con las puertas cerradas. Los trabajadores no pudieron ingresar por orden de las autoridades de Vidaplan, la firma que explotaba el casino junto al Estado. 

Vidaplan alquila el local desde 2009 e inicio la demanda contra la Dirección de Casinos por US$ 50 millones, informó El País en mayo.

En noviembre, el presidente Lacalle les dijo que la intención del gobierno era encontrar una solución a corto y otra a largo plazo. "Ahora, el tema del cobro. Después, la solución de fondo", les dijo esa vez. 

Una solución permanente que plantea el sindicato en el caso de que el Casino Nogaró no pueda seguir funcionando, es que se abra otra sala administrada por el Estado. La opción que “más interesa” a los funcionarios es la del actual hotel Miguez, de la parada 1, que en algún momento fue casino.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...