Carta Lectores > OPINIÓN

Deslomados

Carta del lector Yanko Silva sobre el personal de la salud que combate la pandemia de coronavirus

Trabajador de la salud

Tiempo de lectura: -'

12 de abril de 2021 a las 05:00

Por Yanko Silva

El día que se vacunó el presidente Luis Lacalle Pou, al hablar, entre otras cosas, sobre la recarga que se le genera al personal de la salud, dijo: "Una persona que está sobrecargada de trabajo no lo termina haciendo bien, entonces hay que ser solidario con la sociedad y tener presente a los profesionales de la salud que se están deslomando y desde hace un año no descansan. Los aplaudimos, pero vamos a cuidarlos".

Con un aumento estimativo de 75 mil usuarios, que, al verse afectados en sus ingresos, buscan la atención en salud pública. Con muchos casos de personal de enfermería contagiado por el covid-19, lo que se traduce a mucho menos personal para brindar una atención de calidad. A todo esto podemos agregar: estrés de todo el personal, cansancio por mayor exigencia, más responsabilidad, y miedo. El Poder Ejecutivo sale a los medios de comunicación defendiendo la buena gestión, pero muchas veces no sabe todas las situaciones que pueden generarse desde una fila esperando un número hasta una ventanilla de farmacia o cualquier otro sector de atención donde los usuarios manifiestan su descontento, su incertidumbre, directamente a todo el personal.

Ese golpe directo se lo aguanta todos los días el personal de salud.

Ahora estamos en otra etapa. Vacunarse es la prioridad y sabemos que la mayoría de las graves enfermedades a lo largo de la historia se han erradicado gracias a ese sistema de inmunización.

Quizás habría que replantearse si alcanza con los aplausos Sr. presidente. Valorar y cuidar –como dice usted– es también evaluar todo esto y mucho más.

En nuestro país, quienes son auxiliares de enfermería son técnicos que no se les reconoce precisamente la tecnicatura, cuando sabemos que cuentan con toda la capacitación para actuar en cualquier sector que les toque trabajar. Cualquier procedimiento complejo lo hace un enfermero que en otro país un auxiliar no lo hace.

La responsabilidad que tiene un enfermero no la tienen muchos técnicos a nivel de salud, porque son quienes están continuamente con el paciente, cuidándolo, dándole su medicación, velando por su estado sanitario. En definitiva, están todo el tiempo tratando por todos los medios posibles de que se sienta mejor. Perciben un sueldo bastante miserable para la responsabilidad que tienen frente a toda una población y esa responsabilidad no es más ni menos que la vida.

Para Salud Pública ni siquiera hubo presupuesto. Por lo contrario, hubo un retroceso en el salario. ¿No le parece que es trabajo insalubre estar muchas horas al día con todos los equipos de protección, con las máscaras, respirando más dióxido de carbono que oxígeno?

¿No le parece que, simplemente, eso bastaría como para darles un aumento de sueldo digno o al menos –sumando las cientos de cosas que realiza el personal de la salud– considerar que cada hora de trabajo (aunque no sea paga) se multiplique al doble y de esa manera adelanten su jubilación?

Hay mucha demanda y eso es de claro conocimiento. Genera mucho cansancio, más el miedo que viven todos los días. No saben si de alguna manera pueden llevarse el virus a su casa y enfermar a su familia.

No podría poner en dudas que usted y todo el equipo que lo respalda están día y noche buscando formas de salvar el barco.

Quizás desde un punto de vista más humano y no tan técnico –y con todo respeto, "con la mano en el corazón"– se puede, de verdad, mejorar la situación de quienes están dejando sus vidas por cuidar las de toda la población.

Usted ha utilizado palabras como solidaridad, cuidar, apoyar, agradecer, aplaudir y alguna otra quizá; son muy respetables, pero todo eso no paga ni las cuentas, ni cubre el esfuerzo realizado por los trabajadores de cualquier sector de la salud.

Muchas gracias a los lectores por su tiempo, gracias también a usted –si es que llega a leerlo–. Quizás no sea necesario dar una respuesta, estaría bueno, si quiere y puede, dársela a todo el personal de la salud. Una respuesta clara, una estrategia que solucione y valorice en todos los aspectos a quienes realmente se lo merecen: a todo el personal de la salud que, como dice usted, están deslomados.

Tu opinión
Para enviarnos una carta: Web: https://www.elobservador.com.uy/servicios/carta-de-lectores Correo: Ejido 1275, Montevideo (CP 11100), Uruguay E-mail : lectores@observador.com.uy.
Es imprescindible que las cartas se firmen con nombre, apellido y que se proporcione número de cédula de identidad o credencial cívica. También debe constar dirección y teléfono de su autor. El Observador se reserva el derecho de resumir o extractar el contenido de las cartas y de publicar las que considere oportunas.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...