19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
16 de enero 2023 - 8:02hs

El criminal más buscado de Italia de los últimos 30 años, Matteo Messina Denaro, considerado el jefe de jefes de la mafia siciliana, la Costa Nostra, fue arrestado este lunes por los Carabineros, informaron los medios italianos.

La detención se produjo en una clínica privada en Palermo, la capital siciliana, a la que Messina Denaro, de 60 años, acudió para recibir un tratamiento médico.

El anuncio lo realizó el jefe de los carabineros, general Pasquale Angelosanto, lo que revela la importancia que se adjudica al apresamiento del padrino siciliano.

Más noticias

Messina Denaro figuraba en la lista de los criminales más buscados del mundo como líder de la poderosa organización criminal Cosa Nostra, especializada en el tráfico de drogas, prostitución, extorsión y lavado de dinero.

El rostro del líder mafioso casi no se conocía y se basaba en reconstrucciones hechas a través de computadoras. Todavía no se difundió su imagen real después de la detención.

Messina Denaro, reputado por su extrema crueldad, se jactaba de poder "llenar un cementerio" entero con sus víctimas, entre ellas un adolescente, hijo de un mafioso arrepentido, al que ordenó disolver en el ácido.

El denominado "capo di tutti capi” (jefe de todos los jefes) remplazó a Salvatore "La Bestia" Riina, capturado en 1993 y fallecido en noviembre del 2017.

Nacido en Castelvetrano, en la provincia siciliana de Trápani, Messina Denaro, que hoy tiene 60 años, debe cumplir varias cadenas perpetuas por los atentados de 1993 en Florencia, Roma y Milán en los que murieron diez personas.

También se le considera el cerebro de las bombas que provocaron en 1992 la muerte de los dos magistrados antimafia, Paolo Borsellino y Giovani Falcone, de la esposa de éste, Francesca Morvillo, y de ocho agentes de la escolta.

En una última sentencia se reconoce el papel de Messina Denaro en la llamada estrategia de los atentados de Cosa Nostra para presionar al Estado en los años ‘90. Esos hechos fueron reivindicados por "Totó" Riina, y por otro jefe mafioso, Bernardo Provenzano, pero la justicia también se los adjudicó a Messina Denaro.

Fue justo después de estos atentados cuando el jefe mafioso, desapareció y, tras la detención de Riina y Provenzano, se consideró que seguía moviendo los hilos de Cosa Nostra desde un paradero desconocido.

A pesar de ser el hombre más buscado de Italia, esto no le impidió viajar a Barcelona (España) para operarse de la vista, como quedó demostrado en varias investigaciones.

El poder del considerado último jefe de Cosa Nostra, el último de los "corleones" se demuestra no sólo en su amplia red de contactos y testaferros, sino por los más de 4.000 millones de euros que confiscaron a su entorno.

De él solo se tenían pocas fotografías de hace treinta años y el último retrato robot incluye nuevos detalles confiados a la Policía por parte de algunos de los detenidos de su entorno.

La nueva imagen le describe algo más anciano, con el pelo teñido de negro, con algo más de peso, pero sobre todo sin las gafas oscuras con las que se lo conocía debido a sus problemas de vista.

La captura del mafioso llega tras la intensificación de las investigaciones llevadas a cabo por los fiscales de Palermo, Maurizio de Lucia y el adjunto Paolo Guido, informaron los medios.

Su detención suscitó numerosas reacciones por parte de la clase política italiana, entre ellas de la primera ministra Giorgia Meloni.

"Una gran victoria del Estado, que demuestra que no hay que rendirse ante la mafia", escribió.

Temas:

Messina Denaro mafia italiana Italia Narcotráfico

Seguí leyendo

Te Puede Interesar