Nacional > CARTA AL DIRECTORIO NACIONALISTA

Dirigente blanco de Tacuarembó que rememoró la dictadura echó más leña al fuego con acusaciones de corrupción al FA

En una carta en la que buscaba pedir disculpas afirmó que "solamente una fuerza superior como la de un gobierno de facto podría poner freno a esta corrupción", en relación al Frente Amplio

Tiempo de lectura: -'

09 de agosto de 2018 a las 17:58

La llamada del Directorio del Partido Nacional al presidente de la Junta Departamental de Tacuarembó, Felipe Bruno, no demoró en llegar luego de que se difundiera un audio del dirigente en una radio de ese departamento. La polémica surgió luego de que, en una nota donde se lo interpelaba por deudas de contribución inmobiliaria, Bruno acusó una operación política en su contra y dijo no saber "si no va a tener que venir otra dictadura para que estos sabandijas se terminen de una vez".

La presidenta del Directorio blanco, Beatriz Argimón, lo llamó no solo para pedirle explicaciones sino para exigirle que se retractara públicamente de manera inmediata.

Embed

Bruno envió este jueves una carta al directorio nacionalista en la que expresó que "nunca fue el deseo" que regresara la dictadura al país. A su vez, sostuvo que lo que quiso decir es que "es tan grande el grado de impunidad del Frente Amplio en su gobierno que parece que solamente una fuerza superior como la de un gobierno de facto podría poner freno a esta corrupción y al estado de inseguridad en que viven los ciudadanos honestos del país".


Bruno hizo declaraciones en el programa Adelante de la radio Zorrilla de San Martín en el que lo llamaron cuando vieron su nombre en un aviso de un diario de Tacuarembó en el que la intendencia, gobernada por el Partido Nacional, publicó una resolución municipal donde señalaba a morosos por contribución inmobiliaria. Según indicó el texto, Bruno, que asumió a mediados de julio, figuraba entre los morosos como deudor de US$460 mil, algo que para el jerarca se trató de un "operativo" político.

Al ser consultado por esa radio local, el dirigente blanco mostró su enojo y acusó a otros nacionalistas de una operación en su contra. "Si yo debo dos padrones, no robé a nadie no estafé a nadie, qué padrones que hace algunos de ellos 30 años que no son míos. ¿Cómo es que sale de la intendencia blanca todo eso? Acá hay algo más, pero quiero saber bien, porque yo hablo clarito", dijo al programa de la radio de Tacuarembó. "Cuando digo la pérdida de valores..., no sé si no va a tener que venir otra dictadura para que estos sabandijas se terminen de una vez. La gente está pidiendo a gritos que alguien ponga orden. ¿Sabés lo que es esto en manos de estos abanderados de la moral? No me llegan ni a los talones ninguno de ellos. Algunos se han llevado hasta la intendencia para la casa", agregó.

En su carta enviada este jueves al Directorio del Partido Nacional, el presidente de la Junta Departamental se excusó por sus declaraciones. "Transcurridos los días y ya con la cabeza más fría es que me doy cuenta de que el ejemplo no fue el más feliz y que en realidad esas palabras tomadas fuera de contexto pueden dar a entender que estoy pidiendo el regreso de la dictadura. ¡Nada más alejado de la realidad!", escribió en la carta y relató que durante el gobierno de facto estuvo detenido varias veces, realizó siete días de huelga de hambre y participó de la organización del primer acto del "No" en el plebiscito de 1980 y cuando retornó la dictadura votó contra la ley de Caducidad

En tanto, la Mesa Política del Frente Amplio en Tacuarembó pidió la renuncia del jerarca "por el bien del órgano legislativo y del sistema democrático del país".

Comentarios