Agro > VERANO

Disminuyeron los incendios forestales

En Maldonado y Rocha el promedio de llamados a Bomberos por incendios en campos es uno o dos por día. Este verano han habido menos accidentes con fuego

Incendio en Sierra de las Ánimas

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2021 a las 05:00

El fin de semana pasado, el destacamento de Bomberos de Pan de Azúcar debió trabajar junto a la Brigada Forestal de Piriápolis y la Fuerza Aérea en un incendio forestal en las Sierras de las Ánimas, el más grande que se ha dado hasta el momento en la Zona VI (Maldonado y Rocha) en lo que va del año. En total, 300 hectáreas se vieron afectadas, 80 ha se quemaron en su totalidad.

Este fue “el de más intensidad”, que atendió el jefe regional de Bomberos de la zona, José Ribeiro, en lo que va del año, quien informó a El Observador que el promedio de llamados por incendios de campos son uno o dos todos los días. 

Pero este verano, el cierre de fronteras incidió en el trabajo de los destacamentos de Bomberos.“Este año comparado con el anterior, por la baja en el turismo, disminuyeron en gran medida la cantidad de incendios forestales. Por la disminución de gente en lugares que eran críticos, como los camping, bajaron los accidentes con fuego. Si bien tenemos incendios en campos, no son la gran cantidad que atendimos el año pasado”, comentó el jefe regional.

Incendio en Sierra de las Ánimas

La semana pasada otro incendio forestal afectó también un área de 300 hectáreas, pero esta vez en el norte del país, específicamente en Quebracho.

El destacamento de Bomberos de Salto debió ir en apoyo de su par  de Paysandú, que se encontraba trabajando en otro incendio forestal. Así lo explicó el jefe del destacamento salteño, Matías Asua, quien dijo que en este caso el origen del fuego “puede haber sido la imprudencia de algún transeúnte que prendió fuego un montículo de basura”. Ese día, según detalló el jefe, era un día ventoso y de altas temperaturas, por eso el fuego se propago rápidamente.

Sequía: factor de riesgo

El déficit hídrico es un factor que potencia el riesgo de incendios forestales. Ribeiro comentó que además de la sequía, el factor humano también aumenta los riesgos, por eso es necesario que se tomen los recaudos necesarios y se respete la normativa que prohíbe hasta la segunda semana de abril realizar cualquier tipo de fuego .

En los destacamentos del norte del país, como el de Salto, explicó Asua, las lluvias de los últimos días ayudan a que hayan disminuido los incendios forestales y con ellos la cantidad de intervenciones, aunque, los pronósticos de verano seco siguen siendo un factor de preocupación. 

En la primera quincena de este año, explicó Asua, los incendios que se han desarrollado en los campos han afectado “poca superficie”, en comparación con los de otros años, “pero eso puede cambiar”.

Para Asua, la intensificación del turismo interno “no deja de ser un hecho alarmante, porque como los campings que están autorizados y tienen los caminos cortafuego y parrilleros, no están siendo utilizados. Es preocupante que la gente se traslade a otro tipo de terrenos o montes que no tienen un sistema contra incendios”.

Incendio en Sierra de las Ánimas

Los comandos de Bomberos
 

Según comentó, en la Zona I, en la que se incluyen los departamentos de Salto, Artigas y Paysandú los incendios forestales se llevan actualmente “un trabajo controlado”, en el que jefe destacó la colaboración entre destacamentos vecinos.

En Uruguay hay dos comandos de Bomberos, el del Área Metropolitana, en el que se incluyen la Región I (Montevideo), la Región II (Canelones) y la Región III (San José, Libertad, Tala, Ciudad del Plata y San Ramón); y el Comando de Bomberos del Interior. Este se divide por zonas, en las que se incluyen la VI y la I, mencionadas anteriormente.
La Zona II cubre Rivera y Tacuarembó; la  Zona III, Colonia y Soriano; la Zona IV, Durazno, Flores y Florida y la Zona V, Treinta y Tres, Lavalleja y Cerro Largo.

Recomendaciones para los productores rurales
 

En línea con la normativa vigente, Asua recordó que es importante que la población tenga cuidado y respete las normas. “En los casos en que no se respeta el Decreto 436 los problemas pasan a la justicia, recordó”.

Por su parte, Ribeiro recomendó a los productores rurales ajustarse al decreto vigente, “en muchos lugares se hace un fuego para alimentos, se apaga pero la temperatura queda elevada, vuela una chispa y eso puede ocasionar un incendio”, indicó. 

¿Cómo se controla un incendio forestal?

Controlar y extinguir un incendio forestal no es tarea fácil. El jefe regional de bomberos de la Zona VI, explicó a El Observador que para realizar la tarea, muchas veces los destacamentos tienen que trabajar en conjunto con otras unidades, como por ejemplo las intendencias y la Fuerza Aérea.

Lo primero que se hace es “aplacar el fuego, bajar la llama y la temperatura”. Esto, generalmente en los incendios de campos, cuando el fuego es muy grande “y se torna violento”, se realiza con el apoyo de los aviones de la Fuerza Aérea, que desde el aire tiran agua y ayudan a bajar las llamas.

Posteriormente, con maquinaria pesada, que generalmente es brindada por las intendencias departamentales, se arman caminos, para así limpiar la vegetación y armar “caminos cortafuegos”. “Así el fuego va avanzando y se disminuye”, detalló Riveiro.

Una vez que los caminos están terminados el personal de Bomberos apaga las llamas que están a los bordes de estos pasajes, “y después viene el trabajo más complicado de todos: hacer el enfriamiento del lugar y la liquidación”.

Para llevar a cabo “la liquidación”, los bomberos ingresan a todo el sector quemado y apagan punto por punto todas las brasas y lugares con temperatura alta. De esta manera se extingue por completo el fuego y se evita que vuelen chispas y el fuego pueda propagarse iniciarse en otros puntos.

Riveiro indicó que este trabajo, “si es un incendio medio grande”, puede llevar, mínimo, de dos a tres días para que se logre extinguir el fuego completamente. 

Incendio en Sierra de las Ánimas

Este año cambió la regulación de quemas 

Para evitar que se generen incendios forestales durante los meses de verano, desde el año 2007 está vigente el Decreto 436/07. Este, establece que “a partir del primero de diciembre de cada año y hasta la segunda quincena de abril del siguiente año queda prohibida la realización de fuegos y quemas de cualquier tipo al aire libre en todo el territorio nacional”.

Pero para este verano la regulación cambió, y la prohibición de realizar cualquier tipo de fuego comenzó a regir a partir del 15 de noviembre pasado.

El jefe de Bomberos del destacamento de Salto Asua, indicó que el cambio en la fecha se dio este año “por los calores, por lo seco y por lo hídrico”.

Aquellas personas que provoquen incendios forestales, y de esta manera pongan en peligro la seguridad de personas o bienes, serán sancionadas con penas que van desde 12 meses a 16 años de cárcel, según lo estipula el Código Penal. En caso de confirmarse un “incendio culpable”, ya sea por una negligencia, imprudencia o incumplimiento de las normas, la persona acusada podrá ser penada con seis meses de prisión a seis años de cárcel; además deberá reparar los daños y perjuicios ocasionados.

¿Qué se debe hacer para evitar incendios?

La Dirección Nacional de Bomberos (DNB) detalla en la página web del Ministerio del Interior que está prohibido prender fuego en predios que estén cubiertos de maleza.

Todo fuego que se haga para cocinar alimentos deberá hacerse en lugares destinados para ese fin, tales como parrilleros o similares, donde sea posible vigilar el desarrollo de las llamas. Además, se aconseja que en estos meses de verano, se mantengan los terrenos limpios de hojas y ramas secas, y se evite tirar restos de podas en predios baldíos.

El Plan general de Acción para la Prevención, Alerta y Respuesta a los Incendios Forestales de la DNB y el Sistema Nacional de Emergencia establece las pautas para la prevención de focos ígneos y forma en que deben actuar estos organismos ante las alertas que se presenten.

Desde la DNB se exhorta además a llamar inmediatamente a los destacamentos de Bomberos (al teléfono 104 o 911) si se ve un principio de incendio.  Detectar de forma temprana el fuego puede ayudar a que se de un “combate oportuno y sencillo”, indica el comunicado de la dirección.

Incendio en Sierra de las Ánimas

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...