Nacional > CANELONES

Disputa judicial por la casa de El Sabalero en Villa Argentina

La viuda del cantante recurrió a la Justicia y se le dio un año a la periodista María Urruzola para desalojar la casa; el plazo vence el 14 de noviembre

Tiempo de lectura: -'

28 de agosto de 2018 a las 17:13

La periodista María Urruzola tiene plazo hasta el 14 de noviembre para desalojar la casa de Villa Argentina (Canelones), en la que vive actualmente, pero cuya propietaria es la holandesa Anke van Haastrech, viuda de José Carbajal “El Sabalero”.

Según informó este martes El País, la vivienda fue construida por el músico y su pareja para su retiro en Uruguay. Sin embargo, cuando El Sabalero falleció en 2010, van Haastrech decidió volver a Holanda. Ante esta situación, Urruzola - que era amiga de la pareja -, le pidió permiso para hacer uso de la casa, algo que la holandesa se lo concedió bajo la premisa de que cuando ella o sus hijos necesitaran la casa, la escritora la dejaría disponible, pero esto nunca se cumplió.

De hecho, actualmente van Haastrech quiere volver a Uruguay y no lo puede hacer porque su casa está ocupada.

Andrea Roif, abogada de van Haastrech, dijo a El Observador que Urruzola vive en la casa de Villa Argentina desde 2014 y paga aproximadamente $ 7.300 por mes, cuando el alquiler de la casa debería ascender a $ 20.000.

“El acuerdo consistía en yo te la presto, pero cuando venga, me quedo yo con mis hijos. Pero no se respetó nada de eso”, manifestó la abogada, quien subrayó que muchas veces los hijos de Carbajal han querido hacer uso de la casa y no han podido, dado que Urruzola les negó el ingreso.

Lea también: SCJ desestimó recurso y accionista de Monte Carlo tendrá que devolver su parte a la familia Romay

El escenario llevó a que van Haastrech intimara a su amiga vía mail o llamada telefónica a dejar la casa, pero sus esfuerzos fueron infructuosos. Finalmente a fines del año pasado llevó el caso a la Justicia y esta le otorgó a Urruzola un plazo de un año para desalojar la casa, el cual se vence el 14 de noviembre.

En este marco, el lunes 20 de agosto Roif realizó una inspección ocular de la vivienda. “Le pregunté a la señora (Urruzola) si tenía planeado dejar la casa y ella me dijo que no pensaba irse, que se iba a ir cuando la lanzaran (desalojaran)”, dijo la abogada.

Según contó Roif, ella intentó convencerla apelando a que si llegaban a ese límite iba a tener que venir con el auxilio público y la prensa, pero no tuvo suerte. “Con eso la gente, por lo general, recula. Pero ella me contestó: ‘Venite con lo que quieras’”.

Si Urruzola no da marcha atrás previamente, el 15 de noviembre la defensa de van Haastrech presentará el lanzamiento. A partir de esa fecha, tiene quince días para desalojar la casa por propia voluntad. En ese plazo también puede presentar una solicitud de prórroga, que el juez puede conceder o no.

 “Esperemos que el juzgado se ponga la mano en el corazón, no sea tan generoso con lo ajeno y entienda que la propietaria también tiene derecho a gozar de su casa”, dijo la abogada.

Indicó que la orden de desalojo ya tiene casi un año, tiempo suficiente para que Urruzola haya buscado otra casa donde vivir. “Ella tiene a donde irse, tiene a su mamá en Montevideo y a sus hijos. No es que la dejaríamos en la calle”, afirmó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...