Cargando...
oscuridad

Opinión > OPINIÓN

Los políticos no escarmientan: a falta de soluciones, hablemos del Che

Acechados por la falta de credibilidad los políticos siguen chamboneando al tratar diversos asuntos

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2022 a las 15:26

Hay políticos que no escarmientan. Las encuestas que dicen que su credibilidad viene en picada parecen no mosquearles. No están cuando se les necesita, se pierden en discusiones superfluas, utilizan dolorosos episodios del pasado para argumentar livianamente sobre dolorosos episodios del presente sin resolver ninguno de ellos.

Como ejemplo, basta con apreciar las penosas alternativas del proyecto que propone la internación compulsiva de las personas que viven en la calle y corren riesgo de morir. El asunto es polémico y a la vez urgente. Involucra a algunas de las personas más desvalidas de la sociedad padeciendo un invierno como siempre implacable con los desamparados.

Pues bien, el martes 5 el asunto no pudo ser tratado en la Cámara de Diputados porque sus integrantes no dieron el quórum necesario puesto que varios legisladores colorados se ausentaron de sala para presenciar la presentación del libro La fuerza de las ideas del expresidente Julio Sanguinetti. “Lo de Sanguinetti se prolongó un poco más y estábamos llegando”, dijo el diputado Felipe Schipani cuestionando al Frente Amplio por haber pedido “la hora” para que se abordara el asunto.

Finalmente, la Cámara aprobó el proyecto el martes 12 no sin antes perder un tiempo precioso pasándose facturas sobre hechos del pasado que nada tienen que ver con el penar de los más pobres.

 Primero, el diputado Eduardo Lust (Cabildo Abierto) recordó que desde la Institución de Derechos Humanos (Inddhh) se dijo que los legisladores que apoyan el proyecto que permite internar compulsivamente a los que viven en la calle “atentaban contra la democracia” y pidió una retractación del organismo.

No se sabe por qué Gustavo Olmos le respondió: “Es inadmisible que esto nos lo diga un diputado de un partido que tiene entre sus dirigentes a más de cuatro que no solo agarraban gente en situación de calle y dejaban que se murieran, agarraban gente perfectamente saludable y la mataban".

Y puestos a discutir sobre cualquier cosa menos sobre lo importante, Lust le retrucó queel Frente Amplio tiene en sus filas gente que viene del Partido Comunista, que es la organización política más criminal del Siglo XX" y recordó que el MLN “nació como una organización guerrillera”.

"Como les dijo el Che Guevara: ‘en Uruguay no hay lugar para una guerrilla rural’. Se ve que no lo escucharon, más que para hacer tatuceras y enterrar gente viva en el campo. Asaltar bancos, poner bombas, hacer atentados, matar gente inocente. Que yo sepa eso hizo el MLN derrotado por la democracia", dijo Lust. Y así continuó el inexplicable debate en el templado palacio de mármol mientras en la calle apretaba el frio.

El miércoles, le tocó resbalar al gobierno, más precisamente a la Agencia Nacional de Vivienda (ANV), quien omitió advertirle al Parlamento que debía legislar para corregir un artículo de la LUC que prescribía el plazo para ejecutar créditos, y que le hubiera ocasionado al Estado la pérdida de millones de dólares.

“Así no se legisla. El Poder Ejecutivo no puede enviar un proyecto de ley de esta manera”, advirtió el senador oficialista Gustavo Penadés mientras los integrantes de la Cámara navegaban en las penumbras de las dudas y, otra vez, faltaban legisladores oficialistas para reparar lo casi dañado. Con los votos del Frente Amplio finalmente se pudo corregir el error.

El líder de Cabildo Abierto Guido Manini Ríos dijo que en torno al tema se estaba “armando una especie de circo" para que la oposición consiguiera algún rédito, sin reparar que el que sacó las castañas del fuego fue el Frente Amplio, y que quien pidió la renuncia de las autoridades de la ANV fue el colorado Ope Pasquet.

El presidente Luis Lacalle Pou dijo este lunes que el asunto no da para medidas drásticas. “Como se decía cuando éramos chiquilines: tirón de orejas, no da para roja”, explicó.

Lo que no dijo Lacalle es que hay políticos que no merecen ninguna tarjeta, ni roja ni amarilla, porque nunca debieron salir del banco para participar de un partido en el que se juega la suerte de todos los uruguayos.

 

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...