Milongas y Obsesiones > Economía uruguaya 2019

El abismo argentino y la resiliencia de Uruguay

Situación económica de los países del Mercosur (segunda y última nota)

Tiempo de lectura: -'

20 de marzo de 2019 a las 05:00

Entre 2011 y 2018, un largo período de ocho años, el producto interno (PIB) de Argentina cayó alrededor de 1%, en tanto el PIB per capita disminuyó más de 7%, pues la población aumentó. En suma, el país dejó de crecer en 2011, todavía no sale del pantano y sus pobladores se empobrecieron.

Argentina está aprisionada por una crisis cambiaria y de deuda debido a un déficit fiscal antiguo y grande, que cada tanto provoca corridas hacia el dólar. (Las disparadas de la moneda estadounidense en Argentina suelen castigar también al peso uruguayo, que en las últimas semanas se depreció. Pero el mercado de cambios local en realidad es más dependiente de Brasil, una economía casi cuatro veces más grande que la argentina y mucho más relevante para Uruguay, salvo por el turismo receptivo).

En 2018 el peso argentino se devaluó casi 50% frente al dólar. En Uruguay la devaluación del peso en el mismo período no llegó a 13%, en tanto el real brasileño se depreció 17%. La inflación en argentina el año pasado (47,6%) fue muy superior a la de Uruguay (7,96%) y Brasil (3,75%).

Desde que asumió en 2015, el presidente Mauricio Macri intentó una corrección gradual del déficit fiscal: un agujero enorme, del orden del 10% del PIB, legado por su antecesora en la Presidencia, Cristina Fernández. 

Paralelamente la administración Macri impulsó una subida de las tarifas públicas, que estaban fuertemente subsidiadas por el gobierno anterior. Desde fines de 2015 la factura de electricidad acumula un aumento de más de 2.000% y el gas 3.000%.

El año pasado los prestamistas e inversores perdieron la paciencia y la confianza y empezaron a huir de Argentina, que tiene una terrible historia de defaults (impagos) de su deuda pública.
La crisis de deuda significó una corrida cambiaria que hizo trepar el precio del dólar, que siempre mide el humor de los argentinos. 

A mediados de 2018 el Fondo Monetario Internacional (FMI) acordó con las autoridades argentinas un salvavidas de 57.000 millones de dólares, que permitirá al gobierno cumplir sus obligaciones de deuda pública hasta 2021.

A fines de 2018 la economía argentina entró en recesión, en parte como consecuencia del ajuste fiscal. El año pasado los precios crecieron mucho más que los salarios, lo que incentivó la caída de las actividades vinculadas al consumo interno. Casi la tercera parte de la población se encuentra bajo la línea de pobreza.

La revista norteamericana Forbes, especializada en finanzas y negocios, pronosticó hace muy poco que “Argentina está a un paso del colapso económico”, debido a la fuga de capitales y la situación crítica de muchas empresas.

En realidad, Argentina también está siendo horadada por el temor de un regreso del populismo a partir del año que viene.

Mientras el gobierno de Mauricio Macri se debilita, aumentan la desazón de buena parte de la sociedad y las protestas callejeras, mientras renace el peronismo opositor, incluida la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

El 27 de octubre habrá elecciones presidenciales, con Mauricio Macri y Cristina Fernández en la disputa, en forma directa o por interpósita persona. 

La resiliencia uruguaya

En los últimos veinte años Uruguay ha crecido bastante más que las de sus vecinos. Si se toma el año 1999 como base 100, la economía uruguaya está hoy en 171,5, la de Brasil en 154 y la de Argentina en 134.

Brasil y Argentina sufrieron graves crisis con epicentros en 1998-1999 y 2001-2002, y luego se recuperaron a grandes zancadas. Pero Argentina se empantanó en 2008, y de nuevo en 2011-2012, mientras Brasil lo hizo a partir de 2014. Y así continúan hasta ahora. 

El pequeño Uruguay, que representa apenas el 1,8% de la economía del Mercosur, sin embargo siguió creciendo, aunque a menor ritmo, hasta hoy, gracias a la pujanza del sector agro-industrial y a un gobierno más liberal y menos dado a la experimentación.

Una de las consecuencias es que Uruguay superó a Argentina en ingreso per capita, y amplió la brecha con Brasil, al que supera en alrededor de 50%.

El sistema financiero uruguayo disminuyó drásticamente su dependencia de los depositantes argentinos tras la arrasadora corrida de 2002. Las exportaciones uruguayas hacia Argentina se redujeron drásticamente durante los gobiernos proteccionistas de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015). Pero Uruguay aún importa muchos productos desde Argentina y desde allí provienen tres de cada cuatro visitantes. 

La mala temporada turística 2019 ya está afectando a Uruguay de muy diversas maneras, desde una caída del empleo a una menor recaudación de impuestos.

Paralelamente, Uruguay tiene una balanza comercial con Brasil deficitaria en 1.800 millones de dólares, cuando hace una década era de tan solo 119 millones, advirtió hace dos semanas el presidente de la Cámara Uruguayo Brasileña, Fernando Cattivelli.

En 2018 China volvió a ser el principal comprador de los bienes uruguayos, con el 26% del total. Le siguieron la Unión Europea con el 18%, Brasil con el 12%, Estados Unidos con el 7%, Argentina con el 5% y México con el 4%.

Pero a medida que la economía china ingresa a una fase de mayor madurez, su ritmo de crecimiento disminuye, lo que modera su demanda por materias primas. 

“China corrigió las metas y asustan”, comentó el jueves 7 de marzo a Informativo Carve el ministro de Economía uruguayo, Danilo Astori. “Hace cuatro años creció 14% y ahora corrigió a 6%, un indicio más de que el mundo ha empeorado mucho”.

Un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) divulgado el miércoles 6 de marzo vaticinó un menor crecimiento mundial debido a mayores incertidumbres políticas, las tensiones comerciales (particularmente entre Estados Unidos y China), y una “continua disminución de la confianza de las empresas y de los consumidores”.

“Las tensiones comerciales pesan cada vez más en las exportaciones y en la producción industrial” de China, comentó la OCDE.

No hay ajustes en año electoral

Mientras tanto la economía uruguaya parece haber llegado a la cima y ahora cae de a poco, con altos costos internos y baja productividad.

El FMI recomendó al gobierno de Tabaré Vázquez tomar medidas adicionales para bajar el déficit fiscal y sostener el gasto público por debajo de los ingresos, según un informe conocido en febrero.

El Estado uruguayo está gastando por encima de sus posibilidades al menos desde 2014, y lo financia con una creciente deuda pública. El déficit se sitúa ya por encima de 4% del PIB, y puede que a fin de año esté cerca de 5%.

La afición por deuda pone en riesgo el grado inversor que el país recuperó en 2012-2013, tras perderlo en 2002, lo que significaría crédito más escaso y caro.

El gobierno ha fallado sistemáticamente en sus previsiones. En la última Rendición de Cuentas se pronosticó terminar 2018 con un déficit fiscal de 3,3% del PIB, pero cerró encima de 4%, y para este año se anunció su reducción hasta el 2,8% del PIB. La meta es imposible debido, entre otras cosas, a la caída de la recaudación que supone el enfriamiento económico.

El FMI destacó el éxito de Uruguay para resistir hasta ahora los choques regionales, gracias a lo que llamó políticas macroeconómicas “prudentes”. Y luego estimó que “debe darse prioridad a seguir avanzando en las reformas del sistema de pensiones y las empresas estatales”.

El FMI también advirtió sobre el efecto depresivo que tendrá la abrupta baja de la inversión que sufre Uruguay, y sobre el creciente desempleo.

Casi todos los sectores políticos están de acuerdo en que se requiere un nuevo ajuste fiscal, pues el que intentó el gobierno de Tabaré Vázquez no resultó, y una reforma del sistema de jubilaciones.

Si los gobiernos no hacen las reformas, las hace el mercado, y de peor manera. El caso argentino es un ejemplo típico.

Pero 2019 es un año electoral, muy poco propicio para ese tipo de medidas draconianas, por lo que las reformas quedarán en el mejor de los casos para el próximo gobierno.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...