Tenis > ESCÁNDALO

El argentino Trungelliti denunció la mafia de arreglos de partidos en el tenis

El tenista explicó cómo lo contactaron quienes pretendían amañar encuentros; su presente es un calvario porque debió dar testimonio en tres juicios contra colegas compatriotas que fueron suspendidos y multados

Tiempo de lectura: -'

11 de febrero de 2019 a las 17:10

El ambiente del tenis argentino se encuentra convulsionado luego de que en las últimas horas, Marco Trungelliti, actual número 114 del mundo en el ranking ATP, denunciara una mafia que arregla partidos en este deporte.

El tenista habló con el diario La Nación de Buenos Aires y allí explicó cómo funciona esta red que lo contactó hace algunos años cuando era más joven y participaba de Futures y Challengers para hacerse un nombre. Lo hicieron a través de Facebook prometiéndole esponsoreo, algo fundamental en esa etapa de su carrera para poder viajar a los distintos torneos.

“Master, avisame cuando estés por Buenos Aires, me gustaría tener una reunión con mi socio y vos por un tema de esponsoreo que seguro te va a andar. Espero tu respuesta. Abrazo”, decía el mensaje recibido el 1º de julio de 2015.

Trungelliti –el mismo que en el pasado Roland Garros perdió en tercera ronda de la qualy, volvió a Barcelona donde vivía, y le avisaron que entraba finalmente al cuadro principal por lesión del australiano Nick Kyrgios, por lo que viajó más de mil kilómetros en auto y por la noche para llegar a tiempo– tenía que viajar a jugar en Suiza, por lo que se reunió con ellos casi enseguida.

Uno de los dos hombres con los que se encontró fue muy claro: “Nosotros tenemos un sistema de apuestas y hablamos con los jugadores para arreglar partidos”, le dijo. El tenista escuchó que le dijeron que en determinados partidos que ellos le avisaran, tenía que perder y así podía ganar hasta US$ 3 mil por partido en Futures, hasta US$ 10 mil en Challengers y entre US$ 50 mil y US$ 100 mil en torneos ATP.

A su vez, le dijeron que este sistema ya lo habían utilizado con ocho tenistas argentinos.

En pocos días, realizó la denuncia ante la Unidad de Integridad del Tenis (TIU, por su sigla en inglés), un organismo creado en 2008 y con sede en Londres para tratar de combatir la corrupción en el tenis.

La TIU le pidió muchos datos de estos dos hombres. Con el tiempo, estos siguieron contactándolo por Facebook, sin pedirle nada a cambio.

Hasta que un día recibió un mensaje en clave que no entendió. Nunca respondió esos envíos, pero escribió un nuevo mail a la TIU contándole este mensaje en clave porque se venía el Challenger de Buenos Aires.

“Necesito que me envíes captura de pantalla o fotos de los mensajes (...) Es mejor si no contestas. Este es el consejo que siempre damos a los jugadores. Si usted da alguna respuesta, lo alentará a contactarlo más. Si lo ve en el club y él le pregunta si vio su mensaje, le dice que estaba ocupado y olvidó responder (…). Si luego explica que se refiere a una oferta para arreglar los partidos por dinero, entonces debe decir que no está interesado”, le explicó el agente de la TIU.

“La bomba explota porque el arreglador de partidos, en uno de esos mensajes, me escribió desde su teléfono personal, en el que figuraba su número. Cuando yo le hice la captura y se la envié a la TIU, ellos accedieron a ese dato clave. ¿Qué pasó? La TIU cruza números en su base de datos y vio que Federico Coria, Nicolás Kicker, Patricio Heras y unos cuantos más que ya estaban siendo investigados por ellos, habían tenido contacto y mensajes con el número de esta persona. Y ahí empieza a saltar todo”, contó Trungelliti.

Poco antes del Challenger, el tenista participó de una entrevista grabada con la investigadora de la TIU con quien estuvo durante una hora. En la cancha, personal de la TIU se infiltró entre el público, pero no encontró al hombre encargado de arreglar los partidos, explica La Nación.

Los apostadores, durante casi dos años no lo contactaron más. Pero sí lo hicieron los abogados de la TIU pidiéndole que diera su testimonio en los juicios contra sus colegas compatriotas Federico Coria, Kicker y Heras.

“Me quedé helado. No sabía que ese juicio existía”, dijo Trungelliti a La Nación.

Fueron tres juicios distintos y él participó por Skype: con el tiempo, Coria fue suspendido por dos meses y multado con US$ 5 mil “por no haber reportado que le ofrecieron arreglar partidos en el Future de Sassuolo, en 2015”.

Coria no había aceptado soborno, pero según la TIU “infringió el reglamento anticorrupción” al no denunciarlo.

Kicker, por su parte, fue suspendido por tres años y multado con US$  25 mil al ser declarado culpable por arreglar un partido en el Challenger en Padua, Italia, en junio de 2015, y otro en el de Barranquilla, en setiembre de ese mismo año.

En tanto, a Heras también le dieron tres años y lo multaron con US$ 25 mil por cometer “delitos” como arreglar un encuentro en el Challenger de Barranquilla de 2015.

Desde allí en adelante, la vida de Trungelliti cambió radicalmente porque sus colegas argentinos lo acusaron de “buchón”.

Él dice que “nunca aceptó sobornos” y que no “vendió” a nadie. Los demás tenistas que cayeron fue por las investigaciones de la TIU.

Vive en Andorra con su esposa y no quiere volver a Argentina. Sin embargo, en esta última semana lo hizo para jugar las qualys del ATP de Córdoba y el de Argentina.

El fin de semana jugó y perdió en la primera ronda de la qualy, aduciendo, entre otras cosas, que no estaba concentrado debido a todo este tema que denunció en La Nación del domingo.

“No tiene ningún sentido. Tenía pensado ir a la qualy de Río de Janeiro (que se disputa el próximo fin de semana), pero no vale la pena”, indicó el tenista, quien regresó a Andorra y volverá en el ATP de San Pablo en el cual está clasificado al cuadro principal.

Después de allí, no sabe qué será de su vida en el tenis.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...