Fútbol > NACIONAL

El Cacique tiene la base

Con pocos pases, el tricolor tendrá mínimos cambios para comenzar el semestre y el miércoles arranca en la Sudamericana

Tiempo de lectura: -'

17 de julio de 2018 a las 05:00

Con la base del equipo que ganó el Torneo Apertura y Torneo Intermedio, y que quedó afuera de la Copa Libertadores, Nacional comienza mañana su participación en la Copa Sudamericana ante Sol de América de Paraguay.

Alexander Medina, entrenador del equipo, cuenta con la mayoría de los jugadores con los que comenzó la temporada y solo tendrá que cubrir pocas bajas, si bien una de ellas es la del ahora excapitán Diego Polenta.

El zaguero finalmente ha decidió no seguir en el club y aún no se conoce cuál será su próxima camiseta.

Para cubrirlo, Nacional y Medina apostaron por alguien de la casa, Rafael García, amigo personal del entrenador, quien reforzará la zaga tras su paso por Atlético Tucumán de Argentina, club en el que jugó la Copa Libertadores el semestre pasado.

Lea también: Medina dio la lista para la Sudamericana

¿Qué gana y que pierde el equipo con este cambio de piezas? En lo que respecta a personalidad y conocimiento de lo que significa vestir la blanca, García puede suplir perfectamente a Polenta ya que tienen perfiles similares en esos aspectos. Tampoco hay muchas diferencias entre ellos a la hora de defender.

Lo que sí pueden extrañar de su excapitán los hinchas bolsos son las subidas con pelota que hacía en momentos del partido en los que pasaba al ataque con mucho criterio, algo que no es habitual de García, quien, por su parte, no es proclive a acumular tarjetas y sufrir expulsiones.

Sin Polenta, se espera que Rafa García sea titular junto al argentino Rodrigo Erramuspe, quien se afianzó en el equipo tras la lesión de Guzmán Corujo. Además, también siguen en el equipo Alexis Rolín y Matías Viña, mientras que Medina subió a los defensas juveniles Facundo Parada y Renzo Orihuela.

Otra de las bajas de los albos es la del lateral argentino Gino Peruzzi, quien había terminado desgarrado el primer semestre y cuyo préstamo finalizó el 31 de mayo. Esa ausencia no depara grandes modificaciones para Medina, quien tiene a Jorge Fucile para el lateral derecho y a Alfonso Espino, quien terminó en gran nivel, en la zona izquierda.

Además, para esos puestos están a la orden Santiago Romero o Tata González, como así Matías Viña, y los juveniles ascendidos Armando Méndez y Maximiliano Villa, quien retornó al Los Céspedes tras su paso por el equipo filial de Girona de España.

El Chori y la salida de Bueno

Al contrario de la salida de Polenta, por la que se debió fichar un sustituto –y se mantiene la búsqueda de otro zaguero-, la llegada de Gonzalo Castro no fue para suplir ninguna baja y su regreso sí derivó en la salida de Gonzalo Bueno, quien estaba a préstamo y regresará a Patriotas de Colombia.

Con el Chori se potencia la delantera tricolor, que durante el primer semestre tuvo generalmente en cancha a Tabaré Viudez, Sebastián Fernández, Carlos De Pena y Gonzalo Bergessio como titulares, cuando jugó con sistema 4-2-3-1; no así cuando fue 4-3-3, que solo utilizó a tres atacantes.

Incluir a Castro como titular supondrá la salida de uno de ellos –por las características todo indica que De Pena-, aunque será el DT el que tenga la última palabra. Mañana en Asunción no estará Bergessio, suspendido, por lo que Medina podrá hacer una prueba sin su goleador.

Además, entre los delanteros sigue en el equipo Leandro Barcia, y Medina subió a Thiago Vecino y Brian Ocampo, dos figuras en la pasada Libertadores sub 20 ganada por los albos.

En el mediocampo, los tricolores mantienen a sus jugadores, Diego Arismendi, Luis Aguiar, Sebastián Rodríguez, Tata González, Romero y Neves, si bien mañana no podrán contar con Christian Oliva por estar suspendido.

Así, con la base del primer semestre, más algún retoque en la defensa y el regreso del Chori Castro, los albos vuelven a la competencia en la Sudamericana y en su segundo semestre, en el que intentarán llegar lo más lejos a nivel internacional y asegurar el Campeonato Uruguayo.




INGRESAN US$ 300.000 QUE "SIRVEN MUCHO"

En medio de la complicada situación económica que vive Nacional, adeudando tres meses y medio de sueldo a sus jugadores luego de que la semana pasada se les pagara medio salario, los albos recibirán US$ 300.000 por participar en esta instancia de la Copa Sudamericana, la segunda, ante Sol de América de Paraguay.

"Obviamente que en estos momentos sirven mucho esos ingresos", indicó a Referí un directivo tricolor.

De seguir en carrera, los albos recibirán en octavos de final la suma de US$ 375.000. En esa fase se medirán ante el ganador de San Lorenzo de Almagro y Deportes Temuco. Luego, en caso de avanzar, la suma va en aumento: cuartos de final US$ 450.000, semifinal US$ 550.000, subcampeón US$ 1.200.000 y campeón US$ 2.500.000.

CON JUEZ BRASILEÑO

El árbitro brasileño Anderson Daronco será el encargado de impartir justicia en el partido de mañana entre Sol de América y Nacional en Asunción. Nunca dirigió a los tricolores y es recordado por arbitrar en el Venezuela-Uruguay del año pasado por las Eliminatorias, partido que terminó sin goles. Además, en la Libertadores 2018 dirigió dos veces a Peñarol en la fase de grupos -derrota 1-0 ante The Strongest en La Paz y triunfo 2-0 frente a Libertad en Montevideo-, y a Wanderers ante Olimpia, que terminó 0-0 en Uruguay.


LA CIFRA

4.175.000 dólares embolsará, por concepto de premios y sin contar los US$ 250.000 de la primera fase, el ganador de la Copa Sudamericana 2018, edición para la que la Conmebol decidió aumentar los premios a repartir.



Comentarios