The Sótano > THE SOTANO/ EDUARDO ESPINA

El Chapo no se toca

Aunque suene extraño "El Chapo Guzmán" es una "marca" de alcance mundial

Tiempo de lectura: -'

28 de junio de 2017 a las 05:00

Aunque suene extraño -en el mundo actual cualquier cosa puede serlo- "El Chapo Guzmán" es una "marca" de alcance mundial, de tan fácil reconocimiento como Ford, Chanel, Fanta o El Chapulín Colorado.

El narcotraficante, hoy preso en Estados Unidos, tiene una imagen de criminal mítico, a la altura de Al Capone, una de esas en que la vida intercambia roles con la ficción con sorprendente facilidad.

Sin embargo, a pesar del constante bombardeo mediático en torno a su personalidad y andanzas, sus familiares se han propuesto hacer respetar el "copyright" o marca registrada en torno al implicado, exigiendo además que Guzmán sea respetado como si fuera un ciudadano común sobre el cual no pende ninguna acusación.

De ahí que, tal cual el sentido común se anima a entenderlo, su familia anunció que iniciará acciones legales contra Univisión y Netflix, responsables de la serie El Chapo, la que, tal como su nombre lo dice, está basada en la vida del capo narco, aunque seguramente la ficción tuvo papel protagónico a la hora de escribir los libretos, pues incluso sus propios familiares afirman que la vida de Guzmán es un gran misterio y dicen conocer poco sobre la misma.

Dónde, por lo tanto, Univisión y Netflix encontraron la información fidedigna para articular el relato, supuestamente verídico, que define el contenido de la serie. Es una de las dudas que ambas empresas deberán aclarar, como también responder a la acusación respecto a que están usando el nombre del narcotraficante sin autorización alguna.

La familia afirma que la serie ha dañado la figura de Guzmán, pues en Estados Unidos todavía no comenzó el juicio para determinar si es culpable o no, por lo tanto, El Chapo puede contaminar las deliberaciones del jurado y la decisión del juez al momento de determinar la pena, en caso de comprobarse ciertas las acusaciones.

Sobre otro criminal reciente, Bernie Madoff, se han hecho dos películas, pero ambas se filmaron después de que el acusado fuera encontrado culpable y condenado a pasar el resto de su vida tras las rejas, es decir, cuando la figura de Maddof no corría riesgo de ser dañada pues para entonces, tras el veredicto de la justicia, ya lo estaba por completo.

Comentarios