Nacional > TRÁNSITO

El desestímulo al auto particular: una obsesión de la IMM sin resultados

En Montevideo hay empadronados unos 451 mil vehículos, entre autos, camionetas y motos; la intendencia apuesta a un "uso responsable" del auto particular

Tiempo de lectura: -'

04 de junio de 2019 a las 05:04

Que Montevideo se recorre de una punta a la otra en unos pocos minutos dejó de ser cierto hace mucho tiempo. Por lo menos, esto es imposible un día de semana y en hora pico. Por ejemplo, ir desde la Ciudad Vieja hasta Carrasco -un trayecto de poco más de 10 kilómetros- lleva 40 minutos. A la cantidad de autos que circulan por las calles de la capital también se debe sumar, en este momento, las obras que la Intendencia de Montevideo (IMM) está llevando a cabo en puntos clave de la ciudad.

Por eso, las autoridades de la comuna recomiendan a los montevideanos -ya desde hace tiempo- que incorporen una mayor planificación en sus rutas. Esto incluye salir antes en la medida de lo posible y evitar pasar por los lugares complicados, salvo que sea especialmente necesario. “El secreto es aquellos que no van a esos lugares que no pasen por ahí. Eso es un poco la visión más colectiva y no mirar sólo lo que yo hago sino qué es lo que genero en la movilidad con mis actitudes”, dijo recientemente en una entrevista con El Observador el director de Movilidad, Pablo Inthamoussu.

El desestímulo del vehículo particular ha sido casi una obsesión de las últimas administraciones de la IMM. Ya en febrero de 2010 el entonces intendente Ricardo Ehrlich presentó un ambicioso Plan de Movilidad de cara a 2020 en el que hacía hincapié en desestimular el uso del auto. Ana Olivera y Daniel Martínez siguieron en esa línea, apuntando a invertir en proyectos destinados a fortalecer el transporte público -como el Corredor Garzón- y los medios alternativos.

Mientras Martínez fue intendente, desde mayo de 2015 hasta abril de 2019, repitió hasta el cansancio que las calles no eran dominio del auto y en ese sentido impulsó medidas como la ampliación de la zona tarifada y una fuerte fiscalización en los barrios claves de Montevideo. También extendió la infraestructura prevista para las bicicletas.

“Hay que gente que piensa que la calle es el dominio del auto, olvídense, en ningún lugar del mundo, eso es filosofía atrasada”, dijo en noviembre de 2018. Y agregó: “Si todo el mundo usa el auto, no sólo destrozamos el mundo con el monóxido de carbono sino que aparte la ciudad revienta”.

En la misma línea que Martínez, Inthamoussu expresó que hay una línea estratégica definida por la administración que tiene que ver con el “uso responsable” del automóvil. “Ensanchar calles, viaductos y autopistas no ha sido solución. Más allá de que en algunos lugares puntuales hay que hacerlo, la solución de fondo es tener una movilidad alternativa al automóvil”, precisó.

Sin embargo, el desestímulo al auto particular no parece haber tenido éxito. Desde 2007 el empadronamiento de autos en Montevideo aumentó, al igual que el de las camionetas y las motos. Según los datos del Observatorio de Movilidad de Montevideo en 2017 había una cantidad estimada de 451 mil autos, camionetas y motos. Esto no quiere decir que todos esos vehículos circulen por día en la ciudad y tampoco que sean los únicos, ya que se le deben sumar los que están matriculados en otros departamentos.

El crecimiento del parque automotor no fue acompañado por un aumento en la infraestructura prevista para los autos y por eso la comuna debió recurrir a otras herramientas, como la tecnología, para hacer frente a los problemas de tránsito y congestionamiento. Así surgió en 2016 el Centro de Gestión de Movilidad (CGM), en el que la intendencia invirtió US$ 25 millones. El sistema cámaras y semáforos inteligentes, además de contribuir a la fiscalización, permite a la comuna tener datos en tiempo real del tránsito en la ciudad.

Por ejemplo, según los últimos datos del Observatorio de Movilidad -que datan de junio de 2018-, en promedio pasan por avenida Italia hacia Tres Cruces más de 760 mil vehículos por mes. Seguido de este corredor se ubica la rambla, hacia la Ciudad Vieja, que registra 687 mil vehículos por mes, mientras que por la avenida Rivera pasan por mes, hacia 18 de julio, 330 mil.

En las encuestas que encarga de forma bimestral la IMM a Equipos Consultores el tránsito se ubica entre los temas con mayor rechazo por parte de los ciudadanos. Por ejemplo, en el monitor de marzo de 2019, el último que está publicado en la web de la intendencia, es el tercer tema con mayor rechazo por parte de los consultados.

Ante la consulta de si el funcionamiento del tránsito es muy bueno, bueno, regular, malo o muy malo, 48% respondió que es malo o muy malo, 22% que no es ni bueno ni malo y 27% que es muy bueno o bueno. El 3% restante prefirió no contestar.

Para Inthamoussu los principales problemas de congestionamiento en el tránsito se están empezando a solucionar con el túnel a desnivel de 300 metros que se está construyendo en avenida Italia y Centenario. “Es el lugar de la ciudad donde las colas de espera son más largas. Se llegaba a interrumpir hasta tres ciclos de semáforos para poder pasar”, explicó. Sin embargo, reconoció que la comuna no llegará en esta administración a atender otros puntos que están en rojo en materia de congestionamiento: toda la zona de Bulevar Artigas, Tres Cruces y Nuevo Centro, así como avenida Italia en su conjunto.

“Cuando uno llega a determinados lugares de congestión en algunos cruces ya hay veces que no hay más solución en superficie. Ahí es cuando uno tiene que pensar, como en el caso de avenida Italia, en otro tipo de soluciones”, afirmó el director de Movilidad, que consideró que, en términos generales, el centro de la ciudad en horas pico “tiene algunas complicaciones”.

Para contener el crecimiento del parque automotor y desestimular el uso del vehículo las autoridades han reconocido que es clave mejorar el transporte público. Pese a algunas mejoras en los últimos meses en términos de evaluación, limpieza y la creación de nuevas líneas para atender a la periferia, el transporte público colectivo enfrenta una “crisis estructural”, afirmó Inthamoussu. Esta idea ya había sido expresada por el actual intendente de Montevideo, Christian Di Candia.  

Según Inthamoussu, el automóvil “como medio de transporte para el día a día y para todos los movimientos de todos los ciudadanos de la ciudad es inviable”. “Se hace inviable la ciudad”, sentenció.

  • Mercedes: las reparaciones sobre esta calle se harán en cinco etapas y comprenden desde Ciudadela hasta Arenal Grande. En este momento, desde Yi hasta Vázquez la calle está cortada. 
  • Magallanes: desde Nueva York hasta Miguelete la calle está cortada. 
  • Avenida Brasil: se está repavimentando la avenida entre Libertad y la rambla. Aunque el tránsito no siempre está cortado, los trabajos se van haciendo por etapas por lo que hay semanas en las que sí hay problemas para circular. 
  • Rambla de Malvín, entre Estrázulas y Missouri: ese tramo está cortado mientras la intendencia corrige el peralte de la curva en esa zona de la rambla. El desvío es por Orinoco. 
  • Zum Felde: entre avenida Italia y Pitágoras. El tramo permanecerá cortado hasta el 18 de junio por tareas de repavimentación. 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...