Nacional > Transición

El día que Bonomi renunció luego de una “maravillosa peripecia”

El ministro del Interior se despidió con un acto privado y ante los medios lamentó los resultados

Tiempo de lectura: -'

15 de febrero de 2020 a las 05:02

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, se retiró de su despacho sobre las 17  de este viernes, el último día de su gestión al frente de la cartera de seguridad luego de 10 años en los que fue criticado por gran parte del sistema político. 

Los resultados no acompañaron. La promesa que hizo el presidente Tabaré Vázquez cuando asumió en marzo de 2015 de reducir las rapiñas en un 30% quedó por el camino. Los delitos no han parado de crecer desde entonces –las rapiñas subieron un 49,3% desde marzo de 2015 a agosto de 2018, cuando se presentaron los últimos datos oficiales–, y eso es algo que el ministro reconoció en las últimas entrevistas que dio a los medios esta semana, antes de renunciar para asumir este sábado como senador del Movimiento de Participación Popular.

En rueda de prensa este jueves, luego de presentar la adquisición de un nuevo helicóptero, dijo a la prensa que aunque durante su gestión se mejoró “la organización, el armamento, los uniformes, los vehículos, la construcción de nuevas cárceles”, entre otros cambios, el aumento de la criminalidad durante su administración era algo que no se podía desconocer. 

“No estamos conformes con los resultados en cuanto a la disminución de los delitos, porque toda la transformación es resultado también, pero uno con eso busca la disminución de los delitos”, lamentó.

Sin embargo, para uno de los asesores más cercanos, el aumento histórico de los crímenes registrado en los últimos años de la  gestión –entre 2017 y 2018, los homicidios crecieron 45,8% y las rapiñas, 53,8%–, no le afectó el ánimo durante este viernes, día en que Bonomi se despidió de todos los jerarcas de la cartera.

“Se va satisfecho: 10 años que son fenomenales, ¿no te parece?”, dijo a El Observador Fernando Gil, quien además de ser uno de los asesores del exministro, fue el director de la Unidad de Comunicación de la Secretaría de Estado durante la última década.

“¿No te parece que se reestructuró esta cartera?”, siguió diciendo. 

Sobre las cuatro y media de la tarde, Gil acomodaba en el baúl de su camioneta –estacionada en la puerta del ministerio, en la calle Julio Herrera y Obes– varias carpetas azules y rojas con documentos de la Secretaría. Según dijo, las llevaba para el despacho del senador Charles Carrera, quien ocupó esa oficina hasta setiembre de 2017 y este sábado asume nuevamente como legislador.

En la valija del coche también guardó uno de los reconocimientos que recibió Carrera durante la administración, de parte del cuerpo de Bomberos:  cinco punteras de mangueras de todos los tamaños, sobre una tabla de madera.

“Se adelantó un montón de trabajo: se hicieron reformas estructurales que nadie se había animado a hacer. Pero esto es una cuestión para recoger: esto lo van a recoger otros”, insistió Gil.

El mensaje

El último acto de Bonomi como ministro tuvo lugar en una sala  del Ministerio del Interior en la que durante años funcionó la oficina de la caja policial, y que ahora se utiliza como sala de reuniones. Allí, sin presencia de periodistas porque el evento fue cerrado, Bonomi se sentó al lado del subsecretario Jorge Vázquez –que será el ministro interino hasta el cambio de mando el 1° de marzo–, y del director general de la Secretaría, Federico Laca. En esa mesa también estaban el director nacional de la Policía, Mario Layera, el subdirector Hugo de León y el subdirector de Secretaría,  José Pedro Sasser.

En su discurso, según informó este viernes la página web del Ministerio del Interior, Bonomi se refirió a su locución del 18 de diciembre, durante el aniversario de la Policía Nacional, cuando en el texto que leyó esa vez utilizó la palabra “peripecia” en lugar de “aventura”, que es la que había escrito Layera en el borrador que confeccionaron los dos.

“Corregí y puse una maravillosa peripecia, (porque) fueron las dos cosas. Y la verdad, a mí me deja absolutamente marcado de acá en adelante”, aseguró.

Según dijo Layera a El Observador –quien le regaló al ministro “un reloj de despacho en madera y ágata–, el ministro también estaba “tranquilo” de que la “transición se está haciendo bien y se está cerrando todo un capítulo de la mejor manera posible”, pese a que este jueves Bonomi dijo a Búsqueda que el ministro entrante, Jorge Larrañaga, y su equipo, no tenían “mucho conocimiento” sobre el manejo de la cartera.

“Por lo que vi en las reuniones con las próximas autoridades, respecto al organismo que les toca trabajar no tenían mucho conocimiento, entonces tienen que hacer una bajada a tierra más a fondo”, sostuvo Bonomi en la entrevista con el semanario

Fuentes allegadas al dirigente del MPP confirmaron a El Observador que la impresión de Bonomi se gestó a partir “de las preguntas” que le hicieron los jerarcas designados.

Bonomi contó esta semana que desde su rol de senador no integrará la Comisión Especial de Seguridad y Convivencia del Parlamento y que no tiene planificado interpelar al próximo ministro de la cartera, el senador Jorge Larrañaga.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...