Cargando...
Protestas en Teherán por la muerte de Mahsa Amini

Mundo > Irán

El gobierno de Teherán bloqueó el acceso a las redes sociales Instagram y WhatsApp

Lo hizo en el marco de las protestas que se registran en todo el país desde hace una semana por la muerte de la joven Mahsa Amini, tras ser detenida por la policía que vigila el cumplimiento de las normas islámicas

Tiempo de lectura: -'

22 de septiembre de 2022 a las 10:18

Las autoridades iraníes bloquearon hoy el acceso a las redes sociales Instagram y WhatsApp, tras seis días de protestas por la muerte de Mahsa Amini, la joven detenida por la policía de la moral que vigila el cumplimiento de las normas islámicas, protestas en las que han fallecido 11 personas, según un balance oficial.

Las protestas estallaron cuando el Gobierno anunció el viernes la muerte de Amini, de 22 años, luego de su arresto por parte la policía de la moral, encargada de hacer cumplir un estricto código de vestimenta para las mujeres, en particular el porte del velo en público.

La joven iraní, que estuvo en coma después de haber sido detenida por llevar mal colocado el velo islámico y mostrar parte de su cabello, falleció tres días después de haber sido hospitalizada.

Según las autoridades, la joven murió por causas naturales, pero activistas y la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU afirman que fue golpeada violentamente en la cabeza y contra un vehículo de la policía.

Las autoridades definieron el hecho como "un desafortunado incidente" y aseguraron que Amini falleció a causa de un infarto, una versión en la que la familia no cree. Las protestas se extendieron a 15 ciudades de Irán, informó hoy la prensa estatal, entre ellas la capital, Teherán, la nororiental Mashhad, la noroccidental Tabriz, además de Rasht en el norte, Isfahan en el centro y Shiraz en el sur.

Imágenes difundidas en redes sociales muestran las marchas callejeras y la represión policial con gases lacrimógenos y bastonazos, además de arrestos para dispersar a multitudes de hasta 1.000 personas, según la agencia de noticias oficial Irna.

Los manifestantes bloquearon calles, lanzaron piedras a las fuerzas de seguridad e incendiaron vehículos policiales y basureros mientras cantaban consignas antigubernamentales. Ismail Zarei Koosha, gobernador del Kurdistán iraní, la provincia natal de la joven, indicó que tres personas murieron en las protestas, sin especificar cuándo.

Como otras autoridades, culpó de las muertes a "un complot del enemigo". En tanto, el comandante de la policía de Kurdistán, Ali Azadi, reportó la muerte de otra persona, según la agencia de noticias Tasnim, citada por la francesa AFP.

Además, otros dos manifestantes murieron en la provincia de Kermanshah, informó el fiscal de la región, Shahram Karami, acusando a "agentes contrarrevolucionarios", según las citas recogidas por la agencia FARS.

Por último, el grupo de defensa de los derechos de los kurdos Hengaw -radicado en Noruega- indicó que otros dos manifestantes, de 16 y 23 años, habían muerto durante la madrugada en la provincia de Azerbaiyán Occidental. Hengaw también refirió que unas 450 personas habían resultado heridas y que cerca de 500 fueron arrestadas.

Algunas manifestantes desafiaron a las autoridades quitándose los hiyabs y prendiéndoles fuego, o cortándose el pelo entre la multitud, según los videos que se hicieron virales en las redes sociales. "¡No al velo, no al turbante, sí a la libertad y a la igualdad!", gritaron los manifestantes en la capital Teherán.

Ante la sorpresiva extensión de la protesta, autoridades advirtieron que el acceso a Internet podría verse restringido por "motivos de seguridad". Por su parte, el ministro de Comunicaciones, Isa Zarepur, había advertido en las últimas horas que "debido a motivos de seguridad y otras consideraciones hoy podrían adoptarse decisiones por parte de las agencias de seguridad" para limitar el acceso a Internet.

Las protestas generaron una ola de solidaridad internacional y ciudades como Nueva York y Estambul se organizaron manifestaciones en solidaridad con Amini, en apoyo a los manifestantes y en repudio a la respuesta de las fuerzas de seguridad, represión que fue condenada por Naciones Unidas, Estados Unidos, Francia y otros países.      

Desde el inicio de las manifestaciones, las conexiones de internet se han ralentizado en Irán y las autoridades finalmente bloquearon hoy el acceso a Instagram y WhatsApp. "Por decisión de las autoridades, no es más posible acceder en Irán a Instagram desde la noche del miércoles y el acceso a WhatsApp también está interrumpido", anunció la agencia de noticias iraní Fars. La medida fue tomada a causa "de las acciones realizadas por los contrarrevolucionarios contra la seguridad nacional mediante esas redes sociales", agregó Fars.

Instagram y WhatsApp son las aplicaciones más usadas en Irán tras los bloqueos que registraron en los últimos años otras plataformas digitales,  como YouTube, Facebook, Telegram, Twitter y Tiktok. Además, el acceso a internet está en gran medida filtrado o restringido por las autoridades, lo que no impidió que en circularan videos registrados en el sur del país, en los que aparecen manifestantes quemando un retrato inmenso del general Qassem Soleimani, muerto en un ataque estadounidense en Irak en enero de 2020.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...