Opinión > EDITORIAL

El gran basurero

Los datos acerca de la cantidad de basura que se genera en Uruguay debe ser una meta a solucionar en el corto plazo

Tiempo de lectura: -'

12 de octubre de 2018 a las 05:03

Que Uruguay sea uno de los países en el mundo que más basura genera per cápita por día no debería sorprender a nadie que recorra la capital y alrededores o camine por las playas tanto del Río de la Plata como de la costa Atlántica. Eso que percibimos cuando vemos un contendor desbordado o cuando la costa está repleta de desechos es la consecuencia directa del pésimo manejo que hacemos los uruguayos de la basura.

En el interior la situación varía según departamento, pero es un hecho que, salvo excepciones puntuales, el paisaje de praderas y suaves ondulaciones hoy está salpicado por bolsas plásticas, botellas vacías y envases usados.
Una cosa es percibir una situación y otra es que la confirme un estudio comparado del Banco Mundial (BM). Según este, Uruguay es uno de los países que más basura per cápita genera en el mundo al superar el kilogramo por día (exactamente 1,01 kg). Según el estudio recientemente divulgado, en el 2015 el país generó 1.260.140 toneladas de basura, cifra que fue en aumento en los años sucesivos. 
En promedio, América Latina produjo ese año 231 millones de toneladas de basura. El promedio se ubica en 0,99 kilogramos per cápita diario. Nuestro país se posiciona unos puntos por encima.

Según otro informe, también del Banco Mundial titulado What a Waste 2.0, en el mundo hoy se generan por año 2.010 millones de toneladas de desechos sólidos y al menos el 33% de ellos se gestionan de forma tal que representan un riesgo para el ambiente.
En este informe de 2018, se proyecta que la rápida urbanización, el crecimiento de la población y el sostenido desarrollo económico harán que la cantidad de desechos a nivel mundial se incremente en 70% en los próximos 30 años y generen el asombroso volumen de 3.400 millones de toneladas de desechos cada año.

Según otro informe, también del Banco Mundial titulado What a Waste 2.0, en el mundo hoy se generan por año 2.010 millones de toneladas de desechos sólidos y al menos el 33% de ellos se gestionan de forma tal que representan un riesgo para el ambiente.

Los desechos plásticos están literalmente copando los océanos, lo que por el impacto del turismo en Uruguay debería ser abordado con urgencia. Según el informe, tan solo en 2016 en el mundo se generaron 242 millones de toneladas de plástico. Dicho número de toneladas equivale al peso de 3,4 millones de ballenas azules adultas o a un conjunto de 1.376 edificios del tamaño del Empire State. Y eso es tan solo el 12 % del total de desechos generados anualmente. 

En el mundo tan solo el 13,5% de los desechos se recicla y el 5,5% se composta. Todos, datos alarmantes y creciendo a ritmo sostenido sin pausa. No alcanza con grupos pequeños que llaman la atención con estos temas. Encarar de raíz el problema de la basura en Uruguay debe ser algo importante. Como en tantas otras cosas, por la escala y tamaño de la población estamos a tiempo de tomar acciones y discutir a fondo y con todos los actores este tema. 

En el mundo tan solo el 13,5% de los desechos se recicla y el 5,5% se composta.

El proyecto de ley sobre gestión integrada de residuos que en estos momentos se debate en el Parlamento y tiene como objetivo “proteger el ambiente, promover un modelo de desarrollo sostenible mediante la aplicación de una estrategia de economía circular que propicie el reciclaje de residuos, potencie nuevas formas de negocios y genere empleos formales” debería obtener los mayores consensos para lograr que el eslogan Uruguay Natural se consolide en los hechos para no terminar todos tapados en una montaña de basura. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...