Cargando...
Maqueta del Hotel San Rafael

Cartas de los lectores > Cartas lectores

El Hotel Casino San Rafael

Tiempo de lectura: -'

02 de mayo de 2022 a las 05:00

El proyecto reiteradamente nombrado respecto de la reapertura del Hotel Casino San Rafael no es más que otra “cortina de humo” de los Ministerios de Turismo y de Economía y Finanzas.

Empezaré por aclarar mis comentarios, de acuerdo a lo que yo sé respecto de este tema.

Yo, Bernardo Loffler, fui el ideólogo, en su oportunidad, hace más de cinco años, de que, en Uruguay existía capacidad para abrir nuevos Hoteles con Casinos privados.

En esa fecha fui consultado por alguien relacionado con Casinos del Estado, sobre cuáles serían el o los lugares más apropiados para instalar algunos de esos proyectos de Hoteles y Casinos privados.

Y manifesté, que los lugares más apropiados eran La Paloma (Rocha), y Atlántida (Canelones), por diferentes razones, que no viene al caso explicar ahora.

Pero, voy a ir más atrás en el tema: hace unos cuantos años, el recientemente fallecido Arquitecto Vito Atijas, con su empresa en ese momento Atijas-Weiss, tenían un proyecto para la construcción de un Casino muy similar a los construidos en Bahamas, que, incluso creo todavía tener un archivo del mismo; a construirse en el conocido lugar llamado Puntas del Chileno, a la entrada de Punta Ballena.

Allí el Arquitecto me mostró un contrato de compra de dicho terreno, siempre y cuando le fuera otorgado un permiso de Casino privado, que compitiera con el llamado en su momento, Casino Conrad de Punta del Este.

Tal como era tradicional en el estilo de trabajo del estudio del Arquitecto Atijas, el mismo se comunicó conmigo porque necesitaba inversores para dicho proyecto.

A mí me pareció muy interesante ésta propuesta.

En esa época yo ya trabajaba como representante independiente para varias multinacionales de los mejores Casinos de Estados Unidos, Europa, Bahamas, etc., etc..

En uno de mis reiterados viajes a Estados Unidos, por mi actividad, me trasladé desde el Hotel en Foxwoods (Connecticut) hacia Atlantic City (New Jersey), que era donde yo tenía muy buenos contactos; y allí en un estudio  muy famoso de abogados especializados en este tipo de proyectos, luego de reiteradas reuniones para que pudieran conocer bien y de primera mano de qué se trataba; la multinacional Harrah´s fue la más interesada en dicho proyecto.

Para sintetizar este relato, lamentablemente esto no se pudo concretar a raíz de una situación muy problemática que surgió en la Argentina imprevistamente.

Fue una lástima, porque el negocio prácticamente estaba abrochado.

En la actualidad, en reiteradas ocasiones, nuestro Presidente hizo hincapié en que se necesitaban inversores para este tipo de proyectos. Y ofreció otorgar permisos para Casinos privados para los dos balnearios mencionados precedentemente, a cambio de: en la Paloma, la construcción de un Hotel con Casino, que reúna los requisitos de un Hotel cinco estrellas; y en Atlántida los requisitos eran: la construcción de un puerto de yates en dicho balneario y también la construcción de un Hotel cinco estrellas con Casino. 

A raíz de ello, en el mes de febrero de 2020, con el Arquitecto Vito Atijas nos trasladamos al balneario La Paloma, y a través de contactos del Arquitecto,  nos encontramos con el entonces candidato a la Intendencia de Rocha, Dr. Alejo Umpierrez; con el que visitamos diferentes predios que pudieran reunir las condiciones ideales para la construcción de dicho Hotel con Casino privado. 

En ese momento, yo consideré que dos de los predios eran los más apropiados para dicho cometido.

Simultáneamente, también, unos días después, exactamente el viernes 13 de marzo de 2020, (fecha imborrable para nuestro país), estuvimos viendo, con el Diputado por Canelones Sr. Alfonso Lereté, los lugares más apropiados para la construcción del puertito de yates y del Hotel con Casino.

Y seleccioné uno, que para mí reunía todas las condiciones.

El Arquitecto Atijas y yo ya teníamos inversores para ambos proyectos (tanto del exterior como del Uruguay). 

En el interín tuvimos una reunión en Punta del Este, en la que participaron el entonces Ministro de Turismo Sr. Germán Cardozo, el Subsecretario Sr. Remo Monseglio, el Arq. Vito Atijas y yo, Bernardo Loffler, para ponerlos al tanto de los avances que habíamos tenido.

En dicha reunión, el Ministro de Turismo, Sr. Germán Cardozo, muy soberbiamente nos expresó, que estaba muy avanzado, y que se iba a realizar sí o sí, el proyecto Hotel-Casino San Rafael, por el conocido “inversor” Giuseppe Cipriani, a través de Fosara SA, empresa de la cual es su titular.

Yo le repliqué al entonces Ministro que, hasta donde yo sabía, el Sr. Cipriani no estaba en el rubro de los Casinos, sino que su actividad principal era en el rubro gastronómico.  

Para fundamentar esto, le hice recordar que Giuseppe Cipriani ya había participado, igual que ahora como “operador” del actual Hotel Mantra, que en su momento, fue conocido como “Hotel Cipriani”, y que los verdaderos inversores de dicho proyecto fueron la empresa Vidaplan SA, representada por su presidente, Ingeniero Rafael D’Amico y como financista el Sr. Deepak Damania.

Dicho proyecto resultó totalmente fallido, de la misma manera que iba a resultar el actual proyecto de la construcción del Hotel-Casino San Rafael.- Y a la realidad me remito: a dos años de esa reunión nos encontramos con la situación, por mí anticipada respecto del mismo (en el predio sólo observamos escombros, donde ya debía estar construido el Hotel-Casino San Rafael).

Volviendo al tema inicial, observamos que Giuseppe Cipriani, supuestamente adquirió el terreno que ocupaba el antiguo Hotel-Casino San Rafael, por un monto, de acuerdo a versiones de prensa, aproximado a los 40 millones de dólares; y presentó un proyecto por un monto que superaba los 400 millones de dólares, con una maquette que incluía tres torres con alturas que superaban todo lo visto hasta el día de hoy en Punta del Este, y en la más chica de ellas iba el Casino, y una parte del Hotel.

Este proyecto fue vetado por el gobierno y la Intendencia de Maldonado, a pesar de que la demolición del Hotel-Casino San Rafael ya había comenzado.

El Sr. Cipriani fue intimado a presentar un nuevo proyecto, el que debía aproximarse más a la construcción demolida, ya que debía ser mantenida la estructura del antiguo Hotel-Casino San Rafael.

Entonces se presentó un nuevo proyecto, que incluía una torre muy similar a la del viejo Hotel-Casino San Rafael, y dos torres, una vertical y una horizontal donde según Cipriani, se pensaban construir departamentos para su venta.

Luego de estar a tres años del proyecto original, sigue estando a la vista de toda Punta del Este los escombros del viejo Hotel demolido; y dicho proyecto no ha avanzado en nada.

No deja de llamar la atención la ingenuidad del Ministerio de Economía y Finanzas, el que, a pesar de ver el tiempo transcurrido con la obra paralizada, le exige al Sr. Cipriani (luego de innumerables incumplimientos de su parte), según la prensa, un depósito en garantía por la suma de 20 millones de dólares, y la presentación de un nuevo proyecto.- Y tras su argumentación de que a raíz de la pandemia, los inversores que él decía que tenía, no querían hacer una inversión tan onerosa; se limitó a presentar otra nueva propuesta por un monto, que al día de hoy, lo único que se sabe, según versiones de la prensa, asciende a unos 250 millones de dólares; y que recién a fin de año, estaría en condiciones de aportar mayores datos.

Incluso presentó un inversor árabe que, supuestamente es un “gran millonario”, el que invertiría en el nuevo proyecto.- Todo esto demuestra nuevamente de que el verdadero inversor no es él.

Y, una vez más, el Ministerio de Economía y Finanzas, para tratar de salir de este atolladero, le exige un depósito menor en garantía, vaya a saber porqué de 7.8 millones de dólares; y lo emplaza poniendo una fecha tope al depósito, que debía ser realizado antes del 15 de enero de 2022.

Y nuevamente hubo solicitud de prórroga de aproximadamente 20 días más para realizar dicho depósito.

Al vencimiento del plazo nuevamente otorgado, el último día se presentó un abogado como apoderado de Fosara SA, sociedad perteneciente al Sr. Cipriani, con un aval del Banco de Seguros del Estado, para cumplir con la intimación realizada.

Como conclusión, entiendo que si el Sr. Cipriani, para conseguir 7.8 millones de dólares, debe recurrir a un aval del Banco de Seguros del Estado, y reitero, 7.8 millones de dólares, mi pregunta es: ¿cómo podrá efectivizar un proyecto de un  monto mayor a 250 millones de dólares?

Bernardo Loffler

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...