Omedia > ESPACIO CONTRATADO

El mundo frente a China, Hong Kong en peligro

Hong Kong

Tiempo de lectura: -'

04 de marzo de 2021 a las 12:33

Por Rene Bolio Halloran*

El mundo, en especial los países libres y democráticos, deberían estar con todos los sentidos analizando lo que sucede en Hong Kong, la represión de China comunista en este pequeño enclave aun democrático es signo de lo que puede venir en un futuro.

Pero, ¿Qué está sucediendo en Hong Kong? Hagamos algo de memoria, Hong Kong fue una colonia británica desde 1842 hasta 1997, en este último año, se pactó con la República Popular de China la entrega del territorio, y para esta entrega se hicieron una serie de compromisos, con la comunidad internacional como testigo.

El compromiso más importante, proveniente de los comunistas, era que iban a respetar el sistema legal y político que imperaba en el territorio de Hong Kong, es decir, procedimientos democráticos de elección de sus autoridades, y una muy amplia libertad económica. Esto fue llamado por los chinos la política de “Una nación, dos sistemas”, crearon entonces una Región Administrativa Especial (RAE), en la cual rigen los sistemas democráticos, y se pactó que fura así durante 50 años, con vencimiento en el año 2047.

China comunista, con la llegada al poder de su actual dirigente, Xi Jinping, comenzó una política muy agresiva con su integridad territorial y un ansia de control totalitario, bajo una política que llamaron “Una China”, tendiente a asegurar el control sobre todos los territorios que reclaman como propios y a asegurar una unidad territorial.

Esta ansia de control los llevó a grandes represiones de los territorios que China considera en riesgo, de esta manera, el territorio de Tíbet, ocupado militarmente desde hace décadas, recibió una fuerte represión a quienes desean ser un país independiente; la región más occidental de China, donde habitan etnias Uigur, y que tienen a la religión musulmana, se les quiere forzar a una integración total, con crisis humanitarias y la operación de campos de concentración y reeducación donde se calcula hay más de 1 millón de personas; de igual manera la marina armada china recorre el sur del mar de China, para ampliar sus demandas de mar territorial, frente a los derechos de otros países como Vietnam, Filipinas, e incluso Taiwán.

Taiwán, incluido dentro de la política de “Una China”, es considerado por China comunista como parte de su territorio, llamado provincia rebelde y está en constante amenaza militar por aire y mar, exigiendo que se integre a China continental, siendo que la isla de Taiwán nunca formó parte de China en ninguna época, pero la amenaza de conquista es explicita y constante, la existencia de Taiwán como país libre y democrático depende del apoyo que le puedan brindar las naciones que comparten ideales.

Y así llegamos a Hong Kong, desde 2014 inició una serie de cambios que Beijing quiso imponer a Hong Kong, comenzando por reformas a la educación, que buscaban adoctrinar a los niños en comunismo, esto generó una serie de respuestas de la sociedad hongkonesa, de los estudiantes y de los padres de familia, que hicieron que se echara para atrás esta propuesta, aquí surgieron jóvenes líderes que encabezan la resistencia de Hong Kong.

El ansia de los comunistas por adelantar los tiempos, y el temor de que la prosperidad y libertad de Hong Kong se contagiaran a los demás territorios, hizo que aceleraran los procesos de control y comenzar a intervenir en la autonomía de Hong Kong, incumpliendo con lo pactado en 1997, y agrediendo al sistema de vida hongkonés.

Las protestas ciudadanas fueron muy exitosas, tanto en el respaldo de la sociedad, como en la resistencia a la intervención china anti democrática. Esto generó una gran preocupación en los comunistas, que vieron como no podían controlar a esta sociedad, por lo que iniciaron con represión policiaca, con hostigamiento a los líderes, sin obtener avances en la represión.

Esto los llevó a medidas extremas, crear la Ley de Seguridad Nacional, una ley ilegal, creada en Beijing e impuesta en Hong Kong, donde se inventaron delitos y se les dio una gravedad para poder intervenir y reprimir los movimientos sociales en la RAE de Hong Kong.

El día de hoy, se han arrestado a decenas de personas que estuvieron en estas actividades pacíficas, legales y pro democracia, los cargos son absurdos, pero fundamentados en la LSN. Así que los presos por actividades democráticas aumentan constantemente.

El mundo debe observar claramente estas actitudes chinas:

  1. China no cumple sus promesas, cuando Hong Kong es entregado a China, crea las leyes para adecuar la entrega, frente a la comunidad internacional, y todos la han respetado hasta hoy, con excepción del régimen chino, que poco a poco está destruyendo lo que prometió mantener hasta el 2047. Esto a la vista del mundo.
  2. China si cumple sus amenazas, vemos como ha hecho uso de la violencia y represión contra ciudadanos inermes, como única alternativa a sus imposiciones. No negocia.
  3. Hay un afán totalitario de China, el comunismo no permite que pueda existir la disidencia, una pequeña región en China hace que les sea intolerable la libertad política y económica. Y esta intolerancia se ve reflejada en todos los territorios chinos, y será lo mismo en donde vaya adquiriendo mayor influencia.
  4. La represión violenta de los ciudadanos, hace ver que usarán todos los métodos para controlar las situaciones que cuestionen su sistema. Ataques directos a las libertades, con un cinismo que ya no se esfuerzan en ocultar.
  5. Así como lo hacen ahora con los territorios colindantes, así lo harán con los países en que vayan adquiriendo influencia, usando todos los medios: la diplomacia, el dinero y la asociación con las demás dictaduras del mundo.

Por lo anterior, lo que sucede en esa región del planeta debe ser vista con cuidado, ya que lo que se ve ahora allá, con el deseo de hegemonía mundial de China, podría extenderse pronto por varias regiones.

El reconocimiento y la solidaridad con quienes luchan por sus libertades en Hong Kong debe ser un imperativo en las sociedades y gobiernos del mundo, se debe tener una posición frente a la injusticia, no tolerar esos comportamientos.

Quienes tienen posiciones políticas deben demandar las libertades que les están siendo arrebatadas en Hong Kong, a la vista de todos, y levantar la voz frente al gigante comunista, subiéndoles el costo de sus acciones.

Y el mundo libre debe cuidar sus relaciones con China, ya se ve que no cumple y que oprime a quien se le opone, los que decidan asociarse y entregar a China control de sus países, deben saber que el destino que les tienen preparado no es el que prometen. El régimen comunista no debe tener impunidad en sus crímenes, o lo pagaremos todos.

*Presidente de la Comisión Internacional Justicia Cuba, abogado mexicano por la UNAM, politólogo, catedrático universitario.

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...