Nacional > Partido Nacional

El nuevo Larrañaga: todo o nada, apunta contra Lacalle

El líder del sector Juntos dio un viraje en su relación con su adversario interno

Tiempo de lectura: -'

24 de diciembre de 2017 a las 05:00

Jugado casi al todo o nada, el senador nacionalista Jorge Larrañaga (Juntos) intentará, en el tiempo que lo separa de la elección interna de su partido, convertirse en el hombre fuerte de esa colectividad y, para ello, hará cambios en la forma de posicionarse en la interna. El "guapo", como le dicen, dejará de tener una actitud demasiado comprensiva con sus compañeros de partido y saldrá a poner los puntos sobre las íes en particular con su rival, Luis Lacalle Pou.

Larrañaga probó un camino y, en las últimas dos elecciones, la victoria le fue esquiva. Eso le exigió hacer un gran esfuerzo personal para restañar las heridas que dejan esas instancias sobre todo entre los blancos.

Larrañaga supo ganar y también vivió derrotas. Ganó la Intendencia de Paysandú dos veces y se vino a Montevideo encabezando un grupo de intendentes. Disfrutó de las mieles de obtener la interna del año 2004 y eso lo enfrentó en las urnas con Tabaré Vázquez, que por primera vez colocó al Frente Amplio en la Presidencia de la República.

Pero la espalda de Larrañaga también carga con derrotas en las internas. Y fueron dos consecutivas que le dolieron en los años 2009 y 2014, cuando debió agachar la cabeza y aceptar ser segundo.
Lo hizo con Luis Lacalle Herrera y luego, en las últimas internas, con Luis Lacalle Pou, que lo pasó en el disco al final de esa carrera.

Hasta ahí, Larrañaga trabajó por mantener la unidad del partido y hoy siente que se "le falta el respeto" al no reconocerle su sacrificio, según lo dijo este viernes.


Pero esa actitud cambió y ahora pasó a la ofensiva.

Desde su entorno se explicó a El Observador que "no se trata de incendiar la pradera", pero que la actitud de Lacalle Pou "de pescar adentro de la pecera no le sirve al partido". Un allegado a Larrañaga comentó que la estrategia de Lacalle Pou busca la hegemonía interna, lo que es legítimo, pero "los modos son inadecuados". Esa forma de proceder, dicen, puede hacer crecer al sector Todos pero atenta contra la victoria del partido en lo nacional.

De a poco, Larrañaga, que enfrenta problemas con un grupo de intendentes rebeldes que lo desafían, también se fue distanciando de Lacalle Pou.

Primero quedaron enfrentados por lo sucedido con el intendente de Soriano, Agustín Bascou, que tras ser sancionado éticamente, se fue del sector de Larrañaga para no perjudicar las posibilidades electorales del líder, según le escribió en una carta.

Lacalle Pou opinó que Bascou debería renunciar y Larrañaga le respondió que el intendente "es una persona honesta".

Pero la gota que derramó el vaso fue lo que ocurrió esta semana con el intendente de Artigas, Pablo Caram, quien electo por el sector de Larrañaga le envió una carta al líder anunciando que se iba del grupo, y para peor, con Lacalle Pou. "Se aprovechan desavenencias" en un departamento "privilegiando el crecimiento de un sector a costa de los equilibrios partidarios", dijo Larrañaga. El líder de Juntos acusó directamente a Lacalle Pou de actuar sin cuidar la interna, de intentar crecer adentro a cualquier costo y hasta dijo que desarrolla una estrategia de "antropofagia" que debilita a los blancos. Esos comentarios los realizó este viernes en una entrevista con el programa Pisando fuerte de Metrópolis FM, donde recordó que cuando "el lacallismo fue grande el partido fue chico".


"De todo esto conversé con Lacalle Pou. Le dije que es un error" afirmó Larrañaga. "No merezco que se insista con una estrategia soberbia y equivocada porque se prioriza crecer desde adentro y no agrandando el partido desde afuera. Es una estrategia de debilitamiento interno que no creo que sea la más adecuada, en un momento en que el partido tiene que desplegar toda una estrategia para ser la esperanza", opinó.

Otra discrepancia reciente de los dos líderes ocurrió en el departamento de San José. Las tensiones llevaron a que el intendente José Luis Falero (Todos) cesara a directores que responden a Larrañaga luego de que ediles de ese sector se negaron a votar la solicitud de un préstamo ante el Banco República como lo pidió el jefe comunal. Con esas divisiones y sin paz en la interna, el nuevo Larrañaga empieza a caminar hacia las próximas elecciones. Ya en febrero había señalado a El Observador que no volverá a ser candidato a vicepresidente.

Comisión de Ética

La Comisión de Ética ya tiene una nueva opinión formada sobre el intendente de Soriano, Agustín Bascou, quien fue sancionado con un "apercibimiento" luego de comprobarse que compraba nafta para la intendencia en estaciones de su propiedad. El Directorio blanco le solicitó a la comisión un nuevo pronunciamiento respecto a Bascou tras los hechos conocidos. Uno de ellos fue el informe de la Jutep que lo acusó de "falta de probidad". En la investigación de ese organismo se supo que Bascou era dueño de una tercera estación en Dolores, sobre la que no informó a la Comisión de Ética. Según supo El Observador en estas horas los integrantes de la comisión están redactando su informe que presentarán el próximo martes al presidente del Directorio blanco, el senador Luis Alberto Heber.

Comentarios