Cargando...
Intendente Yamandú Orsi y presidente Luis Lacalle Pou en un acto en Las Piedras

Nacional > Fideicomiso

El paso a paso de la negociación por fideicomiso de Orsi y el rol que asumieron Delgado y Peña

La coalición votó unida en Canelones contra un nuevo fideicomiso del intendente del MPP, quien acusó al gobierno nacional de "presionar" ediles

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2021 a las 05:04

Por Ramiro Pisabarro y Martín Tocar

Se suele repetir que Canelones es un Uruguay en miniatura. Si el país tiene ciudades, Canelones tiene ciudades. Si el país tiene playas, Canelones tiene playas. Si Uruguay es un país de ganaderos, agricultores y tamberos, allí está Canelones con sus ganaderos, agricultores y tamberos. 

Este martes por la noche, el segundo departamento más poblado fue también una versión concentrada de todas las tensiones que entran en juego en el marco de las negociaciones políticas, desde el reclamo de un alcalde que quiere recursos para inaugurar una plaza hasta las reivindicaciones de la cúpula del gobierno nacional en Torre Ejecutiva. El resultado final fue el rechazo, por parte de toda la oposición en la Junta Departamental, al proyecto de fideicomiso por unos US$ 80 millones impulsado por la Intendencia de Canelones liderada por el frenteamplista Yamandú Orsi (MPP), y que requería una mayoría especial de 21 votos.

La votación –antecedida por semanas de negociación en múltiples planos de la que participaron, entre otros, el secretario de Presidencia Álvaro Delgado, por el Partido Nacional, y el ministro de Ambiente Adrián Peña, por el Partido Colorado– despertó una furibunda reacción de la izquierda, al punto que Orsi denunció "presiones" por parte del gobierno nacional hacia ediles blancos y colorados que en principio estaban afines a apoyar el endeudamiento pero no levantaron la mano por disciplina partidaria

Mientras que el intendente canario dijo que "la Presidencia de la República intervino directamente y presionó de manera inédita a los ediles para doblegar su voluntad", y acusó a las autoridades de desear que a Canelones le vaya mal, en la coalición de gobierno nacional rechazan las incriminaciones "destempladas" de Orsi y el Frente Amplio ante lo que consideran una decisión "absolutamente legítima".

El episodio supone a la vez, incluso desde la mirada de los propios dirigentes, una primera muestra de fuerzas de la oposición departamental, que pretende actuar de forma "coordinada" para ofrecerse como alternativa de cara la elección de 2025.  

El paso a paso

La historia detrás de la votación que se saldó este martes con una derrota para el gobierno de Orsi tiene ya varios meses y varias idas y venidas, con una dimensión departamental y otra nacional.

Para aprobar fideicomisos que suponen deuda más allá de los límites del período de gobierno, los intendentes deben obtener dos tercios de la Junta Departamental, lo que implica un total de 21 votos. El Frente Amplio cuenta con 20 votos en Canelones y por lo tanto le alcanzaba un voto opositor para acceder a un nuevo endeudamiento. En la pasada administración, Orsi había obtenido apoyos en tiendas coloradas y blancas –con excepción del bloque Todos liderado por el hoy presidente Luis Lacalle Pou– para acceder a un fideicomiso, también por unos US$ 80 millones. 

Ya reelecto en el cargo, y en el marco de la discusión presupuestal de las intendencias, Orsi planteó un nuevo fideicomiso para solventar obras y ejecutar inversiones, pero se encontró con un panorama distinto al de cinco años atrás.

A nivel departamental, la propuesta de Orsi generó opiniones encontradas tanto en el Partido Nacional como en el Partido Colorado. Entre los blancos, los ediles de la lista 33 del herrerismo (liderada por el diputado Sebastián Andújar) se mostraron afines a apoyar el fideicomiso –o al menos estudiar esa posibilidad–, mientras que el resto de la bancada, en especial la lista 400 con la que Lacalle Pou se inició en política, se opuso desde un principio, acusando al intendente de no administrar de forma eficiente los recursos. 

También a nivel departamental, pero en tiendas coloradas, la discusión partió aguas entre la agrupación Batllistas, a la que pertenece el único edil del partido, Gerónimo Costa, y el sector Ciudadanos, que tiene la mayoría en el Comité Ejecutivo Departamental de Canelones y en el Comité Ejecutivo Nacional. 

El ministro Adrián Peña, dirigente canario y coordinador de Ciudadanos, había respaldado el fideicomiso cinco años atrás, con la condición de que se creara una comisión de seguimiento de los gastos y los resultados. Esta vez, junto al sector definieron no acompañar el proyecto, bajo el argumento de que esa comisión nunca funcionó en los hechos y que había que exigirle a Orsi una gestión financiera más austera.

Desde Batllistas, en cambio, tanto Costa como el dirigente de Tala Heber Duque –que se puso al hombro las negociaciones por el sector– se mostraron partidarios de apoyar el fideicomiso, para habilitar obras e inversiones en un "momento complicado" para el país y el departamento. 

En primera instancia, la mayoría de Ciudadanos se impuso en la departamental para aprobar una moción de rechazo al proyecto de Orsi, aunque eso no tenía efectos vinculantes para el voto del edil Costa en la Junta Departamental. 

A esa capa local se le agregó, sin embargo, una dimensión nacional que llevó a que el tema formara parte de la agenda de las máximas autoridades de Torre Ejecutiva. Ocurre que en paralelo a la discusión en Canelones, las intendencias de Río Negro y Rocha, lideradas por el Partido Nacional, también solicitaron fideicomisos de US$ 12 millones y US$ 25 millones respectivamente, y recibieron el rechazo de los ediles frenteamplistas en cada uno de los departamentos. 

Ante esa situación, el secretario de Presidencia Álvaro Delgado encabezó negociaciones con dirigentes departamentales y nacionales de los distintos partidos para intentar acordar los votos cruzados en las tres comunas. Orsi se mostró dispuesto a "acercar las partes" y "encontrarle la vuelta" en cada caso, pero la izquierda mantuvo su postura contraria ante los dos fideicomisos propuestos por los blancos. 

En la interna del Partido Nacional, Delgado insistió en la importancia de actuar con unidad partidaria y en ese sentido mantuvo a su vez contacto permanente con senadores, diputados y ediles.

"Yo hablé durante todo el proceso que lo que era bueno para Canelones era bueno para todo el país. Hicimos un esfuerzo que estuvo respaldado por el secretario de la Presidencia. Ese esfuerzo apuntaba a lograr una conciencia nacional, cruzando lo departamentales. Y el que no respondió fue el FA", dijo Andújar este miércoles a El Observador.

La semana de la definición

La semana de la votación del fideicomiso comenzó con la incertidumbre respecto a la posición del edil Costa, del Partido Colorado, así como de los tres ediles de la agrupación de Andújar. 

Este lunes, a instancias de Ciudadanos, el tema estuvo arriba de la mesa en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), presidido por Heber Duque, quien intervino en favor de apoyar el fideicomiso. 

Durante el debate, el secretario general del partido, Julio María Sanguinetti, argumentó que había que tomar en cuenta las lógicas departamentales de la votación, y eso provocó una intervención de Adrián Peña, quien planteó una postura contraria. 

Según participantes del encuentro, el líder de Ciudadanos dijo que lo que estaba en juego era una discusión política nacional, y que además Orsi no había cumplido los compromisos del fideicomiso anterior. Ante la iniciativa del sector mayoritario entre los colorados de impulsar una declaración contraria al proyecto del intendente canario, Sanguinetti se comprometió a hacer "todos sus esfuerzos" para asegurar el voto negativo del edil colorado en caso de que los blancos también lo rechazaran en bloque. "¿Le alcanza con eso?", preguntó el secretario general a Peña, que contestó de modo afirmativo.

Por el lado de los blancos, hasta último momento hubo contactos entre dirigentes nacionales y departamentales, que derivó en una votación en bloque. 

Consultado por Subrayado, el edil Alejandro Repetto (lista 33) dijo que si bien estaban de acuerdo con la herramienta, se plegaban al rechazo en bloque por mandato "del secretario de Presidencia". 

Esas declaraciones provocaron que desde el Frente Amplio se acusara a Delgado de "mezquindad política", aunque en horas posteriores varios dirigentes nacionalistas matizaron y relativizaron la afirmación del edil, negando todo tipo de "presión".

"Las declaraciones de Orsi son totalmente destempladas. Estaban acostumbrados a gobernar sin prestar atención a la oposición", dijo a El Observador el senador blanco Amín Niffouri, excandidato a intendente de Canelones y suplente de Delgado en el Parlamento.

Según Niffouri, la decisión del Partido Nacional se tomó después de un "largo análisis" de la propuesta, a la que los blancos tildaron de "desprolija". El senador afirmó que "antes de pedir un nuevo endeudamiento, Orsi debería ajustar el cinturón del gobierno departamental", por ejemplo a través de una reducción de los cargos de confianza, y demostrar "buena administración". 

"Si necesitaban solo un voto de la oposición y no lo lograron, no le pueden echar la culpa a la oposición", concluyó.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...