Economía y Empresas > Great Place to Work

El ranking que revelará cuáles son los mejores lugares para trabajar para las mujeres

En abril se lanza esta nueva lista, que busca ser un marco que acompañe a las mujeres en el ámbito laboral y profesional

Tiempo de lectura: -'

06 de marzo de 2019 a las 05:01

Great Place to Work (GPTW), organización que publica año a año el ranking de los Mejores lugares para trabajar, despejará una nueva incógnita: ¿cuáles son los mejores lugares para trabajar para las mujeres?. 

En abril lanzará oficialmente este ranking en Uruguay. Durante todo el 2019, relevará a aquellas empresas (que cuenten al menos  con 20% de  mujeres en sus plantillas) que se posicionen entre los Mejores lugares para trabajar, y sumará también a las que comiencen a medirse durante 2019 y hasta febrero de 2020 y resulten “excelentes lugares para trabajar”. El primer listado estará disponible en 2020. 

Para GPTW, realizar un ranking que reconozca a las empresas que se esfuercen por crear y mantener un “excelente lugar para trabajar” también para las mujeres, tiene su génesis en la constatación de que la inequidad, especialmente relacionada con temas salariales, es uno de los desafíos más grandes que enfrentan las empresas hoy, y la convicción de que promover la equidad debe ser una responsabilidad de todos. 

“La equidad de género es un tema que a nivel social y de gobierno empieza a estar sobre la mesa, y nosotros no podemos quedarnos atrás”, señaló la country manager de Great Place to Work. México y Brasil eran los dos países de América Latina que contaban con esta lista. En 2019 se sumarán también Argentina, Colombia y Perú. 

Impactar y contagiar

En 2018, GPTW realizó un estudio específico de la temática de las 65 empresas que mide y que suman unos 8.400 empleados. Los datos obtenidos reflejaron “una importante diferencia entre hombres y mujeres en cuanto al crecimiento y desarrollo alcanzado dentro de las organizaciones”.   

Esto evidenció, aún más, la necesidad de realizar el ranking para no solo reconocer, sino, fundamentalmente, “inspirar a todas las organizaciones y brindarles herramientas concretas para darle solución a la urgente deuda que desde las organizaciones tenemos con las mujeres”. El objetivo, según Feola, es generar un efecto “impacto y contagio”.

“En Uruguay nos encontramos con empresas que a veces te dicen que no tienen políticas específicas (de equidad de género) porque no las necesitan o no está en su cultura ‘hacer una diferencia’ en ese sentido. Y es verdad, no hay una intención de hacer diferencias, de que el hombre crezca más”, apuntó Feola. 

El asunto, comentó, está en que no se sabe “cuánta conciencia hay por parte de estas empresas de mirar las condiciones que puedan ayudar a fomentar a las mujeres”. “Nos cuesta más llegar ciertos cargos o cierto tipo de trabajos. (El ranking) Significa crear el marco para acompañar a las mujeres en este camino”, recalcó. 

Al igual que en el de Mejores lugares para trabajar, este nuevo ranking se elabora con la opinión de los empleados sumado a las políticas y prácticas de las organizaciones y la distribución de mujeres y cargos según género a nivel de población total de la empresa.  

No obstante, dijo Feola, esta lista va a “ponderar la opinión de las mujeres”. Pesará un 60% la percepción de las mujeres sobre su trabajo; un 20% las políticas y prácticas y otro 20% la distribución demográfica de las jefaturas en relación a la totalidad de empleados.

Números y percepciones

El 54% de los 8.400 trabajadores de las empresas medidas por GPTW son mujeres. Sin embargo, un 63% de los cargos gerenciales (directores o gerentes) están ocupados por hombres. 
El análisis llevado a cabo por GPTW destaca que las brechas se achican “significativamente” en las mejores organizaciones para trabajar. Al medir la confianza, considerada uno de los pilares de un excelente lugar para trabajar y entendida como “la capacidad de los líderes para conducir el negocio de manera eficiente y honesta”, la brecha entre los mejores lugares para trabajar y el resto del mercado, fue de 27 puntos. “Las mujeres pertenecientes a Los Mejores Lugares para Trabajar están mucho mejor posicionadas que las del resto del mercado respecto de la confiabilidad que perciben de sus jefes y de cómo estos escuchan y consideran sus aportes y sugerencias logrando así hacerlas sentir cuidadas y consideradas como personas más allá de su trabajo”, se explica.

A su vez, GPTW considera que en ‘equidad’ es donde el techo de cristal “se manifiesta en temas como la paridad salarial, la transparencia en las promociones y ascensos y la valoración del talento”.  Y en esta dimensión, se encontró que la diferencia en valoración sobre el reconocimiento por el buen trabajo y el esfuerzo extra entre las mujeres pertenecientes a ‘las mejores’ fue de 25 puntos (en promedio)en relación al resto.  

Por ejemplo, con la frase “todos tenemos la oportunidad de recibir un reconocimiento especial”, estuvo de acuerdo un 71% de las mujeres de ‘las mejores’, en comparación con 44% del resto.
El bienestar, en tanto, tiene que ver con la capacidad de atraer, retener y desarrollar mujeres dentro de las organizaciones. Esto, según GPTW “requiere de decisión” pero, sobre todo, de contar con prácticas que las ayuden a compatibilizar la vida laboral y familiar, para que logren crecer en sus carreras. 

Un 79% de las mujeres de los mejores lugares estuvo de acuerdo con que su firma “es psicológica y emocionalmente saludable para trabajar”; del resto, lo piensa 53%.  
Además, la brecha en “beneficios especiales y únicos” entre mujeres de ‘las mejores’ y el mercado, fue de 18%. Estos beneficios, según GPTW, son “los que ayudan a poder equilibrar ambos mundos” como las licencias por maternidad y paternidad, los reintegros por guardería, la existencia de salas de lactancia en el trabajo, el regreso a la oficina luego de la maternidad y programa de mentores, entre otros. 

En promedio, fueron 26 puntos los que separaron a las mujeres pertenecientes a ‘las mejores’ respecto al resto en cuanto al apoyo de la empresa para equilibrar su vida laboral y familiar. “Esto demuestra la importancia vital de instaurar prácticas que acompañen el ciclo de vida de las mujeres”, señaló el estudio.

Las prácticas de cuidado más utilizadas
Licencia por maternidad (más allá de la ley) -  33%
Licencia por paternidad (más allá de la ley) - 33%
Regreso de licencia maternal flexible en horario - 50%
Beneficio de guardería (establecimientos o subsidios) - 11%
Pago total o parcial de salud para empleados y su familia (más allá de la ley) - 39%.
Beneficio de pago total o parcial de salud para empleados e hijos (más allá de la ley) - 39%
Bono de horas de trabajo pagas para acompañar a hijos en actividades escolares o casos de enfermedad - 66%
Becas para hijos de empleados - 28%
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...