Nacional > Cruce entre jerarca y vecinos

El reclamo al jefe de Policía de Salto: "¡No nos están cuidando, nos están matando!"

Oldemar Avero anunció a los manifestantes que no dejaría que la protesta cortara la ruta, pero no los desalojó

Tiempo de lectura: -'

28 de mayo de 2018 a las 08:38

El jefe de Policía de Salto, Oldemar Avero, se enfrentó al grupo de manifestantes que este domingo de tarde cortaron la Ruta 3 durante más de tres horas en reclamo de más medidas de seguridad. Faltaban pocas horas para que llegara a ese departamento un contingente con 15 efectivos de la Guardia Republicana, luego de una ola de rapiñas y homicidios en locales comerciales, pero para los vecinos esa respuesta fue insatisfactoria.

"¡No nos están cuidando, nos están matando! No se dan cuenta de que todos los días nos matan a uno!", increpó uno de ellos a Avero, según un audio difundido por Radio Sarandí. El jefe de Policía llegó allí –a la zona de La Gaviota, al ingreso de la ciudad– para avisar que si no despejaban el camino, él debía dar la orden de desalojarlos.

Embed

Lo que Avero pretendía era cumplir con lo indicado en un decreto firmado por el presidente Tabaré Vázquez a comienzos de 2017, que habilita a la Policía a velar por la libre circulación de las rutas nacionales.

La orden finalmente no se dio y el corte se disolvió naturalmente hacia el atardecer. Según publicó El País, el subjefe de Policía, Adolfo Cuello, dialogó con los manifestantes por espacio de una hora, y se comprometió a mantener el diálogo con ellos.

Así fue la discusión:

–Manifestarse se pueden manifestar, lo que no pueden hacer es cortar la ruta –dijo Avero–. La ruta no puede cortarse por un tema de salud pública, por un tema de libre ciruclación, y si la siguen cortando, no voy a tener más remedio que sacarlos a la fuerza.

– ¡A los que tienen que sacar es a la gente de los pichis de los barrios! ¡Ahí tienen que sacar! –le respondió un hombre, alzando la voz–. No acá, que somos gente tranquila. No hay revoltosos. Lo que hicimos fue cortar la ruta para que nos escuchen.

–Estamos escuchando, pero esperen, esperen... –pidió Avero.

–Exigimos que nos cuiden –siguió el manifestante–. ¿Es tanto pedir que nos cuiden? ¡No nos están cuidando, nos están matando! ¿No se dan cuenta que todos los días nos matan a uno? No se puede trabajar, no se puede andar tranquilo por la calle...

–Por orden del Ministerio del Interior –anunció el jefe de Policía– está viviendo un contingente de refuerzo de la Guardia Republicana, ¿ta? Está viniendo un contingente de refuerzo para trabajar en la ciudad. Vuelvo a repetirles: ustedes están cortando la ruta, están agrediendo, y yo no lo voy a permitir. Ya les he transmitido lo que les tenía que transmitir.

–¡La gente está cansada de la delincuencia! –se escucha el grito de otro hombre, a lo lejos.

–Yo lo entiendo perfectamente, pero hay maneras y maneras de manifestarse –insistió el jerarca–. Yo digo que lo hagan en la ladera de la ruta. ¡Los vamos a sacar!

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...