29 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
4 de agosto 2017 - 5:00hs

El viernes 17 de marzo realizó su primera salida de campo como titular del MGAP, inaugurando una costumbre de recorrer el país ese día de la semana que ya se prolonga por siete años. Puntualmente a la hora 8, en un día que amaneció con neblina, llegó el ministro a la puerta de la Cooperativa Ruralista Agraria del Departamento de Colonia (Cradeco).

El 2 de marzo de 2010, Tabaré Aguerre asumió su cargo de ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (GAP) por primera vez, ya que cinco años después fue elegido nuevamente y continúa en la actualidad su gestión. Su primera salida de campo fue en febrero de ese año, antes de asumir el cargo, a un encuentro con la gremial de siembra directa (Ausid), donde fijó su prioridad en el cuidado de los suelos.

Aquel día, invitado por Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Aguerre visitó dos establecimientos lecheros, uno de ellos con un área de 800 hectáreas, que dedicaba una parte importante a la agricultura. Luego de la recorrida, en un salón de las cooperativas en Colonia Suiza se presentó al ministro el Estudio de Prefactibilidad de riego en la zona de Colonia Valdense, realizado por cuatro estudiantes de la Facultad de Ingeniería, que lo presentaron como proyecto de grado.

El proyecto de riego multipredial que le presentaron al ministro se había sintetizado en la posibilidad concreta de empezar a regar unas 400 hectáreas, entre maíz, soja y durazno. En respuesta al planteo, Aguerre deslizó por primera vez como ministro sus ideas sobre el tema, muy arraigadas como productor y presidente de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) hasta diciembre de 2009.

Más noticias

"Siempre imaginamos que el riego es poner agua a los cultivos de secano, pero es mucho más que eso", dijo Aguerre aquel día, y agregó que el riego agrega estabilidad a la producción, además de incrementarla. "La estabilidad en un sistema de producción a veces es más importante que la maximización de la producción", remarcó.

El ministro Aguerre mencionó la necesidad de adhesión de los productores para que el riego funcione

Casi siete años y medio después, el ministro llegó hasta las puertas de Cradeco, donde lo esperaban los productores de la zona de Colonia Valdense y Colonia Suiza y los integrantes de la comisión de Ganadería de Diputados, que estudian la ley de riego que tiene media sanción del Senado, para compartir una jornada.

Recorrió el predio de un productor frutícola y luego un tambo, ambos que aplican riego en la producción de frutas y en cultivos forrajeros. Los productores remarcaron la importancia de regar desde el nacimiento de las plantas de manzana, membrillo y durazno para el mejor desarrollo y producción, y en el caso del tambero para tener buena comida para sus vacas.

Cuando terminó la recorrida, reunidos todos en el Centro Emmanuel, Aguerre reiteró algunos conceptos que ha manejado siempre sobre las fortalezas del riego a partir de la necesidad de crecer "hacia arriba" incrementando la productividad. Luego habló de cambiar el concepto de que el riego es un factor de producción y empezar a considerarlo como un insumo más.

La aprobación de la ley de riego se ve como fundamental para impulsar el uso de la tecnología

Pero lo más importante –lo nuevo- fue que el ministro Aguerre llegó a Colonia con su proyecto de ley de riego aprobado por el Senado y, frente a los diputados que lo están considerando en comisión, enumeró sus beneficios: la posibilidad de que los productores formen sociedades agrarias de riego, que se obligan a pagar una tarifa por recibir el servicio para amortizar la inversión; la posibilidad de utilizar el ahorro nacional y también el ingreso de inversores privados ajenos al agro que pueden beneficiarse con exoneraciones impositivas por la ley de inversiones, siendo socios de los productores. Habrá obligación de conservar las obras hechas para el riego y seguir pagando la tarifa hasta que se amortice la inversión.

Por último, Aguerre mencionó la necesidad de la adhesión de los productores para que el sistema funcione. De aprobarse la ley de riego será un espaldarazo, pero la participación de productores y de inversores es el gran desafío para que el desarrollo del riego en el país dé un salto cualitativo.
Temas:

Opinión Riego Producción Lechería

Seguí leyendo

Te Puede Interesar